Bolsa, mercados y cotizaciones

El peso de las 'telecos' en Europa está en mínimo histórico: menos del 3%

  • La regulación, la furete inversión y la competencia penalizan al sector
  • Hace 15 años era la cuarta industria con más peso

Si en el arranque del milenio las telecos eran el sector de moda, el estallido de la burbuja de las puntocom se llevó por delante a la industria, que sufrió una caída en picado en bolsa. Con todo, entre 2003 y 2004 las operadoras seguían situándose como uno de los grandes protagonistas de la bolsa europea solo por detrás de la banca, las petroleras o la salud. En los 15 años posteriores las bolsas mundiales han cambiado mucho, con bancos y petroleras cayendo en importancia, pero el mayor descalabro se lo han llevado las firmas de telecomunicaciones.

Según los datos de Bloomberg, las telecos ya suponen menos del 3% de la ponderación del Stoxx 600, su mínimo histórico y una tercera parte de lo que pesaban hace 15 años. De hecho, ha pasado a codearse por importancia con sectores como el retail, los servicios financieros o la construcción, que históricamente habían estado muy por debajo.

Ha pasado a codearse por importancia con sectores como el retail, los servicios financieros o la construcción, que históricamente habían estado muy por debajo

"El mayor problema que afronta el sector es su baja capacidad para fijar precios, lo que significa que las compañías no podrán monetizar su mayor inversión", argumentan desde Société Générale. Así, en la entidad francesa concluyen que "un capex [inversión en bienes de capital] en aumento pone presión en la generación de flujo de caja mientras que los esfuerzos para lograr ganar capacidad para fijar precios a través de una consolidación han sido frustrados por las autoridades de competencia. Esta debilidad en la generación ha llevado a pobres coberturas del dividendo y un deterioro de los rating". En medio de este cambio de todo el sector, ahora Deutsche Telekom es líder indiscutible por capitalización, con más de 77.000 millones, seguida por Vodafone, con 48.000 millones; y Orange, con 35.000 millones de euros.

Precisamente, uno de los grandes problemas del sector es un elevado apalancamiento. Según los datos de FactSet, la ratio deuda/ebitda de las operadoras cerrará este año en torno a las 2,5 veces, al ser incapaces de reducir su endeudamiento ante los bajos niveles de crecimiento que registra el sector. "Los resultados de los últimos años han disparado unas preocupaciones renovadas sobre el sector y han provocado un peor comportamiento. Las tendencias operativas son poco alentadoras y las estimaciones han sido corregidas despacio por la prudencia de algunos equipos directivos. Es improbable que este año sea distinto, aunque las expectativas son más bajas y el mal comportamiento del pasado año hace que el escenario pueda ser más favorable", explican los analistas de Citi.

Cómo ha evolucionado el peso de las telecos en Europa

Con las previsiones actuales, el beneficio neto de las telecos este año estará más de un 44% por debajo de los niveles alcanzados en la etapa previa a la crisis, mientras que las ventas han caído algo menos del 10%, lo que hace que el margen neto del sector haya pasado de situarse por encima del 14% a hacerlo por debajo del 7%. "Un crecimiento de las ventas titubeante, unos márgenes estancados y las sorpresas en capex apuntan a un comienzo del año poco alentador, lo que unido a un repunte en las subastas de espectro anuncia unas perspectivas complicadas para la generación de caja", apunta Erhan Gurses, analista de Bloomberg Intelligence. El consenso estima que el capex del sector superará este año los 44.000 millones de euros, lo que supone el 17,6% de las ventas, frente al 13,8% que implicaba hace solo una década.

"La regulación limita la consolidación y, además, provoca que se tengan que hacer inversiones costosas. La reelección de la comisaria para la competencia, Margrethe Vestager, por un mandato de 5 años más sugiere que las reglas en las operaciones corporativas seguirán sin cambiar, limitando las oportunidades de consolidación. La industria también afronta posibles restricciones a poder compartir las redes y los objetivos regulatorios de calidad de las mismas genera la necesidad de inversiones de capital sustanciales para mejorar la densidad de la fibra y la capacidad del ancho de banda", reflexionan en Moody's.

En los últimos 24 meses el retorno para el accionista del sector incluyendo dividendos ha sido del 7%, en contraste con el 20% que se apunta el Stoxx 600. Esta tendencia se ha venido repitiendo durante los últimos 5 años, ya que en ese periodo el sector se deja un 10% incluyendo dividendos, frente al 33% que da la bolsa de la región. Con todo, la industria no cotiza a múltiplos especialmente atractivos en medio de las revisiones a la baja en las ganancias. Cotiza a 15 veces sus ganancias de los próximos 12 meses, una rebaja de solo el 7% frente a la media de los últimos 5 años. En EV/Ebitda (capitalización más deuda entre el beneficio bruto) se compra en las 6,5 veces, en línea con el último quinquenio.

Caen un 75% por precio desde máximos

Desde los máximos marcados durante la burbuja de las 'puntocom', los accionistas de las 'telecos' europeas han sufrido una 'sangría'. Por precio las caídas alcanzan el 75%, mientras que incluyendo los dividendos cobrados las pérdidas son del 52% y aquel que hubiese reinvertido la retribución limitaría las minusvalías al 41%. En este periodo la peor parte se la ha llevado Telecom Italia, que se ha dejado un 94% de su valor en bolsa, seguida de Orange, con una caída en sus precios que alcanza el 93%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0