Bolsa, mercados y cotizaciones

Los fondos de deuda ganan un 0,25%, inmunes al coronavirus

  • El virus ha desatado el miedo entre los inversores, que se han cobijado en los bonos
Imagen: Reuters.

La renta fija ha actuado de refugio en el punto de más tensión para unas bolsas que temían que la propagación del coronavirus truncase el crecimiento de la economía. Los mayores fondos que invierten en este activo ganan un 0,25% en 2020, frente al 1,82% que ceden los de renta variable. 

Para muchos, la renta fija marcó un punto de inflexión a finales de agosto, cuando la rentabilidad de una buena parte de los bonos se desplomó a mínimos históricos. Fue a partir de entonces cuando su precio empezó a caer y, por tanto, sus rentabilidades a subir. Hasta que el coronavirus entró en juego.

El virus con epicentro en China, que afecta ya a más de 31.000 personas de todo el mundo, ha desatado el miedo entre unos inversores que han preferido deshacer posiciones en bolsa en enero y cobijarse en los bonos (aunque en las últimas sesiones el mercado de renta variable ha recuperado parte del terreno perdido, ante la expectativa de que éste se contenga). Esa condición de activo refugio de la deuda es lo que está detrás del 0,25% de ganancias que consiguen, de media, los veinte mayores fondos de renta fija comercializados en el mercado español, con datos de Morningstar hasta el 4 de febrero (últimos disponibles), que contrasta con el 1,82% que pierden los grandes fondos de renta variable española en el mismo periodo.

Pero si bien ese 0,25% es la media, existen fondos que se desmarcan con rentabilidades de más del 1% en lo que va de año, como es el caso de Bankia Bonos Internacional Universal y Trea Cajamar Renta Fija, ambos con más de mil millones de euros en activos bajo gestión. El primero lo consigue invirtiendo en otros fondos de renta fija, en ETFs y también con la compra directa de deuda pública americana e italiana con cupones que oscilan entre el 2,1% y el 4,5%, según la última cartera disponible en Morningstar, a cierre de diciembre.

El segundo también invierte una parte de su cartera en papel soberano de la primera economía del mundo, pero al mismo tiempo da un peso pequeño a la deuda pública de Croacia, Rumanía, Marruecos, Hungría o Macedonia, entre otros; y todo ello lo adereza con renta fija corporativa de empresas como CaixaBank, Hipercor, Banco de Crédito Corporativo, Atradius Finance (proveedor de seguros de crédito de Catalana Occidente) o Unicredit –todas ellas figuran entre sus principales posiciones–. Según el último informe en la CNMV, a cierre de diciembre, la duración de la cartera de Trea Cajamar Renta Fija, que gestiona Ascensión Gómez, es de 3,29 años y su TIR, de 1,65%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.