Bolsa, mercados y cotizaciones

Sanofi entra de lleno en la batalla electoral por el precio de los fármacos

  • Los beneficios de la compañía se compran con un descuento del 40% frente al sector
El CEO de Sanofi, Paul Hudson, en el centro de la imagen, en una conferencia reciente organizada por Fortune.

Los cambios que se avecinan en el sector sanitario de Estados Unidos, ganen los demócratas o los republicanos, tendrán un impacto para bien o para mal en las cuentas de las compañías farmacéuticas más expuestas al mercado norteamericano. Pero todas, incluida Sanofi, se tendrán que adaptar. | Todo sobre el fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

La carrera por la Casa Blanca, que culminará en noviembre, tendrá en la reforma sanitaria y el precio de los medicamentos uno de sus principales caballos de batalla. "Vamos a enfrentarnos a la avaricia y la corrupción de la industria farmacéutica", dijo Bernie Sanders en el último debate que reunió en televisión a algunos de los candidatos demócratas.

Pero no es el único. Elizabeth Warren habla de producir más fármacos genéricos, Joe Biden propone limitar los precios y hasta el presidente Trump, republicano, ha sugerido importar medicinas de Canadá, e incluso referenciarlas a los precios que tengan en otros países.

"La mejor posición para capear un ambiente tan caótico es contar con buena ciencia", subrayaba hace unos días Pauld Hudson, consejero delegado de Sanofi, valor del fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

La compañía francesa obtiene en torno a un tercio de sus ingresos en Estados Unidos, y para responder a quienes acusan a los laboratorios farmacéuticos de cobrar barbaridades a los consumidores, Sanofi ha lanzado una suscripción mensual por 99 dólares para los pacientes que necesiten insulina. Sin este plan, los pacientes que carezcan de seguro médico podrían afrontar precios de 4.000 dólares por unidad.

La multinacional gala destaca por el crecimiento que se espera de sus beneficios. Su beneficio operativo (ebitda) aumentará un 58% entre 2018 y 2022, año en que superaría los 13.000 millones de euros, según el consenso de mercado que recoge FactSet. Por su parte, el beneficio neto se duplicaría en el mismo periodo.

Pero si por algo sobresale entre sus competidores es por los baratas que se compran sus ganancias. Invertir en Sanofi significa recuperar el dinero en unos 10,9 años sólo por la vía del beneficio, mientras que la media del sector sería de 15,3 años, entre las compañías con un valor bursátil de más de 10.000 millones de euros.

La compañía francesa, cuyas áreas de mayor éxito son la inmunología, las enfermedades raras y las vacunas, es uno de los valores europeos preferidos por los analistas de Citi. "Está en plena transición de una trampa de valor perenne a ofrecer crecimiento a un precio razonable", apuntan desde el banco estadounidense, al tiempo que prevén una tasa de crecimiento anual del 6% entre 2019 y 2024, en comparación con el 3% del consenso de analistas.

A ello contribuirá en parte el lanzamiento de Cialis (disfunción eréctil), Tamiflu (gripe) y Sarcalis (antitumoral) a partir de 2023, pero habrá que observar el impacto de los cambios regulatorios en Estados Unidos, como el plan de Trump para modificar la financiación estatal del programa Medicare o los cambios en los llamados fármacos huérfanos, aquellos que por su baja rentabilidad solicitan ayudas públicas para su desarrollo en el laboratorio.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0