Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Quién dijo miedo al Brexit? La rama de la industria financiera que prospera en medio del tornado de incertidumbre

  • Londres ya acapara el 43% de la facturación glocal del mercado de divisas
  • La tecnología y la acumulación de talento hacen que sea irresistible para las firmas
Foto de archivo

La salida del Reino Unido de la Unión Europeo está siendo uno de los eventos económicos que más incertidumbre está generando en los últimos años. Este escenario está impidiendo que las empresas realicen sus inversiones con seguridad y está generando volatilidad en los mercados, ingredientes que no suelen ser compatibles con un crecimiento económico prolongando y sostenible. Sin embargo, una rama de la industria financiera está prosperando con fuerza en los últimos tiempos pese a todo lo anterior. El mercado de divisas o forex sigue creyendo en Londres como centro de sus negocios.

La firma de análisis financiero Mosaic Smart Data ha duplicado el número de desarrolladores y analistas (creadores de modelos cuantitativos) desde 2018 en su sede de Londres, donde ahora hay cerca de 40 escrutando cifras para ayudar a los bancos en la compraventa de divisas y bonos.

Lejos de sufrir la incertidumbre económica y política provocada por el avance de Reino Unido hacia la salida de la Unión Europea, Londres está reforzando su control sobre las operaciones de divisas, la joya de la corona de la industria financiera de la ciudad.

Algunas tendencias tecnológicas y regulatorias son imparables aunque la política se meta por medio. Estas tendencias se verán poco afectadas por el Brexit y están conduciendo más flujos de divisas hacia un único núcleo centralizado, en gran medida en beneficio de Londres, según muestran entrevistas con ejecutivos de bancos, inversores y representantes de bancos centrales recopiladas por la agencia británica Reuters.

Un auge de nuevos puestos de trabajo en el sector de las tecnologías financieras está ayudando a Londres a compensar el declive de las funciones comerciales tradicionales a medida que la industria se automatiza cada vez un poco más, aunque puede que no compense las pérdidas relacionadas con el Brexit en el agregado del sector financiero.

Londres domina el forex

La participación de Londres en la facturación diaria global de divisas se ha disparado desde el 37% de 2016 hasta un récord del 43% según muestran los últimos datos, al arrebatar cuota de mercado a los centros de Nueva York y Asia, según un estudio del Banco de Pagos Internacionales (BPI) del mes pasado.

Londres lleva mucho tiempo a la cabeza del mercado de divisas gracias a su práctico huso horario (a medio camino entre los grandes mercados de Asia y Norteamérica) y a una infraestructura comercial de vanguardia.

Sin embargo, estos datos han sorprendido a muchos de los que habían predicho que el Brexit provocaría un éxodo de bancos y operadores de Londres, o que al menos detendría su crecimiento, mientras que se creía ciudades como Hong Kong y Singapur se beneficiarían de un auge de la actividad de la moneda local.

"Londres es difícil de vencer (...). La amplitud y diversidad de recursos presentes aquí es incomparable", dice a Reuters Matthew Hodgson, fundador de Mosaic, una de las nuevas compañías de tecnología financiera que han entrado al mercado de divisas.

Mosaic empleaba a un puñado de empleados en una oficina compartida en la época en que Reino Unido votó a favor de abandonar la UE.

"Hay un efecto de red para el talento, la liquidez de las divisas y la concentración de instituciones", comenta, al tiempo que pronosticó que la ventaja de Londres probablemente "permanezca" a pesar del Brexit. Grandes bancos como Citi, BNP Paribas, Deutsche Bank, Goldman Sachs y UBS tienen sus oficinas centrales de divisas en Londres. Y algunos bancos han ampliado su presencia en los últimos años.

El banco holandés ING, por ejemplo, eligió Londres para centralizar sus operaciones de comercio de divisas, anteriormente dispersas en varias ciudades. Gary Prince, jefe global de ING en el área de divisas y tipos de cambio, considera que es eficiente gestionar más negocios fuera de la capital británica.

Es posible que las operaciones de divisas de Londres también se vean beneficiadas por cierto alejamiento de los bancos europeos respecto de Estados Unidos, según un informe reciente de HSBC. El Banco de Pagos Internacionales (BPI) no explica el aumento de la cuota de mercado de Londres, simplemente se limita a aportar el dato.

Algunos operadores advierten que la mejora de la información bancaria sobre el volumen de negocios -especialmente el auge de los volúmenes de swaps (permuta o intercambio de activos) de divisas- puede haber inflado las cifras de 2019 a nivel mundial, aunque eso no socavaría el éxito de Londres a expensas de sus rivales.

Parte de la situación parece deberse a nuevas regulaciones que requieren que los inversores justifiquen los precios que obtienen mientras operan. Las normas introducidas en 2018 por la UE tienen como objetivo aproximar el intercambio de divisas a la renta variable y han supuesto el lanzamiento de una serie de nuevas sociedades con sede en Londres para proporcionar un "análisis de costes de transacción" a los operadores.

Sus datos, ahora utilizados por el 60% de los inversores del buyside o parte compradora en divisas, según Greenwich Associates, han reforzado lo que algunos agentes del mercado ya sabían: los costes de negociación son más bajos cuando es mayor la liquidez, es decir, la facilidad con la que se puede comprar y vender.

Y eso ocurre de forma abrumadora cuando las zonas horarias de Asia y América se superponen con las de Londres. Cuantificar la liquidez intradía es difícil sin una sola plataforma de operaciones de divisas, pero varios operadores han asegurado que es más fácil y barato realizar transacciones en Londres que en cualquier otro lugar.

Los grandes fondos de inversión pueden reducir a la mitad los costes de ejecución cuando se negocia con dólares y yenes en Londres frente a Asia o Nueva York, según han asegurado a Reuters dos operadores del mercado.

Una ventaja adicional para la ciudad es el aumento del comercio electrónico y el uso de modelos informáticos conocidos como algoritmos. Con el objetivo de reducir costes y obtener el mejor precio, los algoritmos suelen estar programados para buscar las mayores acumulaciones de liquidez.

"Debido a que Londres tiene la liquidez y a que la liquidez es lo que los grandes protagonistas buscan, están trasladando la hora en la que realizan sus transacciones a los husos horarios más líquidos", apunta Itay Tuchman, director mundial de Forex de Citi con sede en Londres.

¿Más empleos?

El control de Londres sobre el negocio de intermediación de los bancos está fomentando la expansión de las tecnologías de divisas en la ciudad. Estas nuevas empresas, a menudo dirigidas por antiguos operadores y corredores bancarios, ofrecen una amplia gama de servicios, desde el análisis de datos hasta el diseño de programas que pueden reducir los tiempos de negociación en milisegundos.

Un informe de la City de Londres muestra que el sector de la tecnología financiera en Reino Unido emplea a unas 76.500 personas, mientras que en Londres se registró un crecimiento del 61% en este tipo de puestos de trabajo el año pasado.

Algunas de las tecnologías más valiosas de Reino Unido se encuentran en la industria de divisas, como TransferWise y Revolut.

"El efecto red de tener a Londres como centro de talento para mí es un argumento muy fuerte sobre por qué esta ciudad seguirá siendo la dominante, incluso después del Brexit", comenta Tuchman, de Citi.

Currencycloud, que construye infraestructuras de pagos de divisas para las empresas, tiene alrededor de tres quintas partes de su personal de 250 empleados en Londres y se está expandiendo, explica a Reuters su consejero delegado Mike Laven.

Pero también ha abierto una oficina en Ámsterdam y empleará a 20 personas a finales de año para ayudar a atender a los clientes de la UE después del Brexit. Estos son trabajos que "habríamos contratado en Londres", dijo Laven.

No compensa la pérdida general de puestos en la industria financiera del Reino Unido

El dominio de Londres en el mercado de divisas no puede compensar el impacto del Brexit en el empleo en el sector de servicios financieros.

Esto se debe a que las mismas tendencias que están fomentando una mayor centralización de las operaciones están llevando a la automatización del mercado de divisas y a la reducción de puestos de trabajo en la operativa financiera.

En los 12 bancos de inversión más grandes del mundo, la cantidad de personal empleado en la negociación financiera y las ventas de bonos, divisas y materias primas a nivel mundial se ha reducido de 2.300 trabajadores en 2010 a 1.400 en 2018, según las estimaciones de la firma analítica Coalition.

Pero la atracción de Londres sigue siendo fuerte, incluso para aquellos que pierden sus empleos. Cuando Commerzbank le dijo a Peter Kinsella en 2017 que se estaban reduciendo los equipos y que podría trasladar su papel en la estrategia de divisas de Londres a Fráncfort, abandonó el banco.

"Tienes la mejor gente de Londres y la mejor información del mercado. Puedes recibir una llamada un lunes y alguien te preguntará qué vas a hacer mañana por la mañana. Tenemos una reunión con un político sobre el Brexit", explica el irlandés Kinsella, que ahora asesora a clientes con grandes patrimonios del banco suizo Union Bancaire Privee... desde Londres. "Ese tipo de conectividad que no se consigue en otras partes del mundo."

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0