Economía

Las empresas británicas se apremian a crear filiales en España por el 'Brexit'

  • El coste de tramitación ronda los 2.000 euros y el plazo de constitución es inferior a un mes
  • Los bufetes de abogados españoles ofrecen estos servicios a través de anuncios en el Reino Unido

Quien no corre, vuela. Decenas de empresas británicas se han lanzado a contratar bufetes de abogados para constituir filiales a toda velocidad en España y, de esa forma, sortear gran parte de las trabas y limitaciones comerciales derivadas de la previsible ejecución del Brexit. Según han indicado a elEconomista diversas fuentes jurídicas, pese a que no existe un censo oficial de las nuevas empresas en función de sus procedencias, las empresas británicas más despiertas llevan meses activando sus respectivos planes de contingencia ante el fundado supuesto de que la salida del Reino Unidos de la Unión Europea se produzca de forma abrupta e inminente. La fecha del 31 de octubre está a la vuelta de la esquina y un gran número de empresas Made in UK han dado mandato para mover todos los hilos y activar todos los recursos legales que les permita mantener su estatus europeo en un futuro cada vez más invierto.

A través de una filial, las firmas británicas podrían seguir comercializando sus productos y servicios en la Unión Europea, desde España, con las ventajas propias de cualquier estado de la Unión.

Luis Baños, abogado de Unión Jurídica, desvela a este periódico la magnitud de un fenómeno se presume imparable. De hecho, muchos de nuestros más recientes clientes se han puesto en contacto nosotros para estos fines, simplemente atraídos por un anuncio escrito en inglés y difundido en el Reino Unido.

Las firmas podrán seguir vendiendo desde España con las ventajas de cualquier Estado de la UE

Según explica Baños, "los costes de creación de una filial en España vienen a ser mínimos, casi peaunuts, para cualquier empresa ya que puede rondar los 2.000 euros". Asimismo, los plazos para tramitar todas la burocracia y requisitos para constituir una subsidiaria pueden realizarse en menos de un mes, por lo que aún estarían a tiempo muchas empresas británicas que hasta ahora no se hayan percatado de esta posible tabla de salvación para sus negocios.

Al contrario de lo que ocurre con las oficinas de representación, que no pueden ejercer actividades económicas y que no necesitan trámites especiales, con las sucursales y filiales conviene poner el asunto en manos de especialistas. A grandes rasgos, se trata de constituir una empresa nueva, con su propia personalidad jurídica e inscribirla en el Registro Mercantil, para que puedan operar como si fueran empresas residentes, con los mismos derechos y obligaciones que las locales, a pesar de que el capital proceda de lejos de cualquier otra parte ajena a Europa.

Si no se produce una salida ordenada del Reino Unido de la UE, el país de Boris Johnson se someterá a las formalidades aduaneras para sus mercancías, lo que incluye declaraciones aduaneras. Entre otros detalles, los Estados miembros aplicarán el IVA a la importación de los bienes que entren en la UE procedentes del Reino Unido, mientras que las exportaciones al Reino Unido estarán exentas del IVA, según indican fuentes de la Comisión Europea. Entre otros trámites nuevos, el transporte de bienes al Reino Unido requerirá una declaración de exportación, mientras que la circulación de bienes sujetos a impuestos especiales en el Reino Unido también podrá requerir un documento administrativo electrónico.

Este movimiento de creación de nuevas filiales encontrará previsiblemente su reflejo en las próximas estadísticas del INE, circunstancia que no ha impactado en los últimos datos disponibles, referidos al pasado agosto, cuando la creación de nuevas empresas bajó el 8,6%.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Julio Hector linates
A Favor
En Contra

Pollitos en fuga!!

Puntuación 0
#1