Bolsa, mercados y cotizaciones

Los analistas recomiendan comprar petroleras y alejarse de las 'utilities'

  • Los grandes del sector tienen el mayor número de 'carteles' de compra y ninguna venta
  • Las tecnológicas, de recursos básicos e inmobiliarias también están entre las preferidas

Con tres cuartas partes del ejercicio consumidas, el arranque de septiembre es un buen momento para revisar las carteras y detectar cuáles son los sectores que gozan del favor de los analistas y aquellos de los que es mejor mantenerse alejados en la recta final de 2019. En el primer grupo se encuentran las grandes petroleras del Viejo Continente, que se sitúan como la industria preferida por el consenso de mercado que recoge FactSet. Le siguen las tecnológicas, acereras, mineras y el inmobiliario. En el lado opuesto, las utilities, las telecos y las automovilísticas reciben una recomendación menos entusiasta.

Si bien es cierto que la desaceleración del crudo en los últimos meses ha sido fuerte –el Brent europeo se deja más de un 20% desde los máximos anuales que alcanzó en abril–, "el sentimiento de demanda bajista se mantiene por las tensiones comerciales entre EEUU y China, pero los datos reales de la demanda de petróleo hasta la fecha han demostrado ser resistentes", apuntan desde Citi.

No obstante, las proyecciones del consenso de mercado que recoge Bloomberg para el último trimestre del año sitúan el precio del barril en la cota de los 66,49 dólares, lo que implica una subida del 15%. En este contexto la industria europea retrocede un 0,8% en el ejercicio y las caídas han dejado a estos valores atractivos tanto por recomendación como por potencial. Tanto es así que 6 de los 10 mayores valores por capitalización bursátil reciben un consejo de adquirir sus títulos, no hay ningún cartel de venta y cuentan con un potencial de revalorización del 25% de cara a los próximos 12 meses.

"El sector tiene un rendimiento inferior al del mercado en un 13% desde finales de año y las estimaciones de beneficio por acción están en riesgo en el corto plazo, pero esperamos un impulso positivo para volver a entrar", apuntan desde Barclays.

Total, líder indiscustible, ostenta una compra intacta que data desde agoto de 2016 y tiene margen para avanzar un 33%. "El marco financiero de Total es fuerte, evidenciado por el aumento del flujo de caja libre orgánico, un perfil de gastos disciplinado y un balance general estable en torno al 20%, lo que respalda su aumento anual de dividendos del 3,1%", destaca Will Hares, analista de Bloomberg Intelligence.

La austríaca OMV se anota ganancias de doble dígito y conserva un potencial cercano al 20%

Le sigue la austríaca OMV, que en pleno proceso de transformación y expansión hacia Malasia, Emiratos Árabes y Noruega, ha pasado de ser la quinta firma con el mejor consejo al segundo puesto en 12 meses. "Nos gusta el modelo de negocio equilibrado de OMV y la calidad de los acuerdos que la gerencia ha realizado en los últimos dos años", apuntan desde el equipo de análisis de Deutsche Bank. Por otra parte, es la única compañía junto a la finlandesa Neste que se anota en lo que va de año ganancias de doble dígito pese a conservar un potencial cercano al 20%.

El bronce es para la italiana Eni, que también ha escalado una posición respecto al año pasado, relegando a las británicas Royal Dutch y BP a la cuarta y quinta posición del podio por recomendación.

La española Repsol, con la mayor rentabilidad por dividendo –un 7,7%– entre los pesos pesados de la industria, se mantiene con el quinto mejor consejo de compra de sus comparables y la única española que se cuela entre los valores favoritos para acabar el año.

En cuanto al resto de sectores que también cuentan con el beneplácito de los analistas, las mejores opciones entre las tecnológicas son las galas Capgemini y STMicroelectronics, mientras que entre los recursos básicos las preferidas son la británica Mondi y la luxemburguesa ArcelorMittal.

Las utilities, la cara B

Las eléctricas y gasistas son la otra cara de la moneda de los valores energéticos. Haciendo gala de su carácter defensivo en los momentos más convulsos de los últimos meses, que no han sido pocos, se anotan un 17% desde enero al calor de las incertidumbres que genera el inesperado desenlace del Brexit, la guerra comercial y el miedo a una recesión global.

Su buen rendimiento en bolsa, sin olvidar las amenazas políticas a las que se enfrenta este sector por el carácter regulado de su negocio, ha ido deteriorado en el caso de España las valoraciones que emiten los analistas sobre los títulos de algunas de estas firmas. En este sentido, los expertos recomiendan huir especialmente de la alemana Innogy, Endesa y Naturgy –la segunda sigue sin recuperarse del hachazo bursátil que recibió de la CNMC el pasado mes de julio–, para las que aconsejan deshacer posiciones.

Sólo cuatro valores reciben un consejo de compra y el resto, entre las que se encuentra Iberdrola, son un mantener.

La eléctrica Enel, la excepción

La firma italiana, que forma parte de la cartera de elMonitor, luce la mejor recomendación entre las grandes firmas energéticas. Un selecto club en el que también se encuentran las francesas Engie y EDF y la británica National Grid, pero que han tenido un rendimiento en el parqué algo inferior. Pese a las incertidumbres que la política del país ha arrojado en los últimos meses, Enel es una de los valores que más avanza en 2019, más de un 30%, lo que le ha dejado sobrevalorada en el parqué.

Pese a todo, los expertos continúan aconsejando tomar posiciones. "No esperamos cambios importantes en la política energética en Italia, pero la incertidumbre actual puede retrasar las reformas iniciadas por los gobiernos anteriores" recuerdan los analista de Bloomberg Intelligence.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0