Bolsa, mercados y cotizaciones

Las 'megatendencias' de inversión con las que esquivar el fin del ciclo

  • Los fondos de inversión especializados en tecnologías innovadoras...
  • ...ofrecen una rentabilidad superior al 20% en lo que llevamos de ejercicio
  • Amazon, Alibaba, Nintendo o Siemens son algunos de los valores preferidos
La inteligencia artificial, la robótica y la ciberseguridad están explorando nuevos horizontes.

Los Nifty Fifty eran la mejor opción para invertir en bolsa durante los años cincuenta. De hecho, se creía en Wall Street que se trataba de valores tan seguros que uno los compraba y jamás los tendría que vender. Algunos de ellos formaban parte de la vanguardia tecnológica del momento, como Polaroid, Eastern Kodak, IBM o Xerox.

Una década más tarde, durante los años de la carrera espacial y la llegada de los astronautas a la Luna, Los Supersónicos aparecían en las pantallas de televisión y el auge de los denominados tronics llegó a la bolsa estadounidense, gracias a compañías como Circuitronics, Vulcatron o Powertron Ultrasonics.

En los ochenta, mientras la ciencia intentaba cartografiar el ADN humano, se apostó, por un lado, por valores como Gegentech o Celera, que se incluían en lo que se llamó la burbuja de las biotech, pero hubo quien prefirió invertir en los superstocks de 1982, como los denominó The New York Times: firmas tecnológicas que despuntaron ese año en el parqué, como el diseñador de videojuegos Coleco o el fabricante de terminales de ordenador con pantalla de vídeo Telex.

Hoy, veinte años después de las gloriosas puntocom, la inversión se dirige a un conjunto de campos que pretenden construir el futuro de un modo transversal: el big data, la biotecnología, la ciberseguridad, la inteligencia artificial, la nanotecnología o la robótica.

"La inversión basada en megatendencias facilita trascender el corto plazo", apunta Gonzalo Rengifo

En este entramado tecnológico conviven componentes de semiconductores, como ASML y Marvell, grandes conglomerados industriales, como Samsung y Siemens, y gigantes que abarcan desde la forma en que nos comunicamos a cómo consumimos, caso de Alphabet, Alibaba, Facebook y Tencent.

"Hay empresas que se pueden beneficiar de un crecimiento secular y sostenible a medio y largo plazo, relativamente independiente del ciclo económico", subraya Gonzalo Rengifo, director general de Pictet AM en Iberia y Latinoamérica, ante el escenario de desaceleración económica que asoma por el horizonte.

"La inversión temática basada en megatendencias como la entendemos facilita trascender el corto plazo. Hablamos de grandes cambios sociales, económicos, políticos y medioambientales que afectan los modelos de negocios, productos y servicios y hábitos de consumo, con efectos a quince años o más", recalca el economista.

De hecho, destaca que "se trata de inversiones multi-industrias globales, no sectoriales, que aúnan componentes de crecimiento y de valor, lo que facilita que la volatilidad sea generalmente similar o inferior al índice mundial". Sobre la relación con los índices de referencia, Rengifo apunta que en el caso de Pictet AM, el 95 por ciento de las compañías no está en los principales índices.

Los mejores consejos de compra son los de Amazon, Alibaba, Tencent, Equinix y Salesforce.com

Los fondos Pictet-Global Megatrend Sel HP y Pictet Robotics P dy son dos de los productos especializados en estos nuevos ámbitos que se pueden comprar en España y ofrecen una rentabilidad del 12,1 y 20,86%, respectivamente, en lo que va de año, a fecha de 28 de agosto.

Pero, entre los fondos que invierten en los nuevos avances tecnológicos y que se pueden comprar en España, en euros, destaca el Robeco Global Fintech Equities D, que renta un 31,7% en el año y maneja un patrimonio de 55 millones de euros; el Allianz Global Artfcl Intlgc RT, especializado en la inteligencia artificial (IA), que gestiona cerca de 1.500 millones de euros, carece de inversión mínima, y renta casi un 23% en el presente ejercicio. 

Asimismo, también sobresale el fondo Janus Henderson Hrzn Global Tech A2, con cuatro estrellas Morningstar, una rentabilidad del 24% y una inversión mínima de 2.500 euros; el BBVA Bolsa Tecn. y Telecom FI, que exige una inversión mínima de 600 euros, gestiona un patrimonio de 319 millones de euros y renta un 25,9% en 2019, o el Candriam Eqs L Rbtc&Innov Tech R, que ofrece una rentabilidad que roza el 20%, sin inversión mínima y una cartera de activos que se aproxima a los 204 millones de euros.

Robots: más cerca del ser humano

"Hay robots que enroscan tornillos todo el día, robots que interactúan con niños autistas o aquellos que te pueden inyectar algo para tratar un tumor", explica Paco Pujol, profesor del Grado de Ingeniería Robótica de la Universidad de Alicante, el primero en su especialidad, asegura, que comenzó en 2015.

Si bien es en las fábricas donde más se han instalado robots, en el marco de procesos de automatización, cuenta Pujol que "empiezan a existir empresas de robótica de servicios, cuyas creaciones estarán más cerca del ser humano". Por ejemplo, los robots humanoides diseñados por la catalana Pal Robotics; los robots aspiradores o de cocina de la valenciana Cecotec, y los robots educativos de la compañía ilicitana Aisoy, que ayudan a mejorar las habilidades sociales y de comprensión y razonamiento de niñas y niños.

"Actualmente, el mayor potencial en la parte industrial son los robots colaborativos o cobots, mucho más flexibles, con gran cantidad de sensores, capaces de moverse en diferentes entornos y mucho más baratos", expone Peter Lingen, gestor de Pictet Robotics.

En efecto, apunta, "Amazon ha reducido los costes operativos de almacén en una quinta parte mediante robots autónomos". Lo que sí se espera, según Boston Consulting, es un crecimiento anual del 10% para 2025 en el mercado de los cobots, hasta 24.400 millones de dólares. "Una temática que va a durar varias décadas, aunque no todas las firmas resultarán ganadoras", matizan desde Axa Investment Managers.

Las compañías favoritas del mercado

Si pasamos de lo general al detalle, esto es, de los fondos a las empresas que seleccionan para construir sus carteras de inversión, destaca la ubicuidad de las firmas estadounidenses, con un número considerable de compañías asiáticas (sobre todo, las de Corea del Sur y Japón). Echando un vistazo a todos los valores en los que invierten los fondos mencionados de Allianz, Candriam, Fidelity, Pictet y Robeco, 78 de ellos obtienen una recomendación de comprar, entre aquellos a los que les siguen al menos diez analistas.

De todas estas posiciones, de industrias diversas, ocho reciben un consejo impecable: son las estadounidenses Amazon, Equinix y Salesforce.com; la china Alibaba, las surcoreanas Naver y LG Chem, la hongkonesa Tencent y la nipona Nintendo. Entre las firmas europeas que reciben asimismo un consejo de compra, y que sirven como ejemplo de la presencia más que testimonial del Viejo Continente en la carrera tecnológica, sobresalen Siemens, Pysmian Capgemini, ASML y SAP.

Los bancos y las 'telecos' son los mayores demandantes de servicios de ciberseguridad

Todas ellas, sin excepción, deben lidiar en los tiempos que corren con las amenazas que surgen en un mundo hiperconectado, en especial, en el ciberespacio, "uno de los dominios de la defensa", aclara Daniel Fírvida, experto en ciberseguridad para empresas y profesionales del Instituto Nacional de Ciberseguridad (Incibe), con sede en León.

El punto débil de las empresas en España, alerta, son los empleados. "Por ejemplo, la inconsciencia de pinchar un USB cualquiera es una fuente muy importante de problemas" y "un robo de datos puede venir por ahí", advierte.

No todo son ataques de piratas informáticos que conspiran contra las empresas -"lo más común son pequeñas estafas", aunque, añade, que "se usan mucho los malwares para extorsionar y pedir dinero". "No recomendamos el pago del rescate", asevera Fírvida, que ve a bancos y telecos como los mayores demandantes de ciberseguridad.

"Netflix evita perder 1.000 millones en cancelaciones gracias a la inteligencia artificial", apuntan desde Pictet Digital

En esto coincide José Rosell, socio de S2 Grupo, una de las principales compañías españolas de la protección cibernética: "A nivel directivo, en los sectores de la banca, la energía y las administraciones públicas están más concienciados". Apunta Rosell que "lo complicado es buscar cosas malas desconocidas", y por cosas se refiere a informaciones o patrones que den pistas de alguna amenaza.

Para ello cuentan con el sistema de inteligencia artificial al que han bautizado como Carmen, la escala Ripper, para detectar amenazas en barcos o aviones, o proyectos para garantizar la seguridad en dispositivos de salud, como los TAC.

S2 Grupo es todavía un jugador de nicho, aunque esté presente fuera de España, que compite con el poderío de Palo Alto, Check Point Software y la francesa Atos, una compañía que también forma parte del fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30. La firma gala tiene en marcha una alianza estratégica con Google en el ámbito de los servicios ligados a la gestión de la identidad, como el cifrado y el encriptado, y entre un 10 y un 15% del negocio corresponde a las soluciones de ciberseguridad.

La inteligencia artificial y el 'big data'

"La inteligencia artificial (IA) es algo que estamos aplicando a muchos de los algoritmos de comportamiento para predecir qué puede pasar", explica Antonio Villaverde, director de ventas en el área de ciberseguridad en Atos Iberia. "Analizando lo que se dice en la deep web [el Internet oculto], las redes sociales y el comportamiento humano determinamos que, bajo ciertos parámetros, pueden pasar ciertas cosas", relata el experto.

La IA trata en su mayor parte de analizar ingentes cantidades de datos. "Se prevén 163 billones de gigabytes para 2025: diez veces más que en 2016", señala Sylvie Séjournet, gestora de Pictet Digital, y esto representa "un desafío, pues el 80% no está estructurado y sólo el 0,5% se utiliza".

La analista destaca el caso de empresas que pueden ofrecer servicios de valor añadido basados en la inteligencia artificial, como Facebook, Baidu, Salesforce.com y hasta Netflix, "que evita perder 1.000 millones de dólares en suscripciones canceladas, ofreciendo resultados de búsqueda y recomendaciones a medida".

Otro ejemplo de empresas clave en el desarrollo de la inteligencia artificial son las compañías de materiales semiconductores, "que continúan innovando e impulsando mejoras en la potencia de cómputo, lo que permite un procesamiento de datos más rápido", resaltan desde Axa IM.

"Nosotros le vemos futuro a la IA en el ámbito de la educación", observa Patricia Compañ, profesora de Sistemas Inteligentes en la Universidad de Alicante. "La idea es meterle inteligencia artificial a los MOOC (los cursos masivos en línea), porque cada persona aprende de forma diferente", detalla. Al final, "se trata de intentar simular el comportamiento humano en la toma de decisiones".

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

fíjate, fíjate
A Favor
En Contra

Vendemos ohl, amper, Abengoa, nyesa, Audax, solaria, uralita, bancos, telefónica, duro Felguera, berkeley, pharma mar, ence, iag,,,,,,, basuras que son pilladeros en foros jijiji el lunes la bolsa abre con gap bajista jijiji 😀😀😱😱🤒🤒🤕🤕😈😈💩💩😎😎🤓🤓😹😹👎👎🛌🛌👣👣☔☔🐷🐷🐙🐙🦀🦀🍴🍴🛴🛴🔫🔫👙👙🛠️🛠️🔔🔔💣💣🔞🔞🔇🔇🚭🚭♿♿🎂🎂📠📠

Puntuación -3
#1
ALICIO EN EL PAIS DEL LADRIYYOOO
A Favor
En Contra

KIYYYYOOOO PON OTTRA RACION DE LADRIYYYOOOOO....

Puntuación -3
#2