Bolsa, mercados y cotizaciones

¿Es Lennar el último bastión del gran sueño americano?

  • Un 64% de los hogares estadounidenses están ocupados por sus dueños
  • La compañía es el mayor constructor residencial de Estados Unidos
  • Su beneficio bruto crecerá un 53% entre 2018 y 2021
Imagen de una de las viviendas construidas por Lennar en EEUU.

El mayor constructor de hogares de EEUU espera como agua de mayo otra rebaja de los tipos de interés para impulsar un beneficio que crecerá un 53% en tres años, según las previsiones. Un 82% de los analistas confía en la firma. | Todo sobre el fondo 'Tressis Cartera Eco30: qué es y quién lo compone

"Cuando se trata de ser dueño de una casa, pocas personas en el mundo persiguen el sueño con tanto vigor, deseo o ahorro de cada centavo como los estadounidenses", escribió el periodista Anthony Depalma hace ya treinta años en The New York Times.

La propiedad de la vivienda es uno de los emblemas del sueño americano, hasta el punto que el 64,2% de los hogares del país estaban habitados por sus dueños en 2018, según cifras de la Oficina del Censo de Estados Unidos, aunque el porcentaje ha ido encogiéndose desde los años ochenta. En España, el dato era del 76,7% en 2017, según el INE.

Y así, gracias a su conocimiento de la psique estadounidense, ha hecho carrera Lennar, el mayor constructor residencial en el país norteamericano, y el valor destacado del fondo asesorado por elEconomista, Tressis Cartera Eco30.

"Unos tipos de interés más bajos están impulsando la demanda", apuntan desde Bloomberg

La compañía está entre las cinco más rentables del fondo en 2019 -gana alrededor de un 35%- y entre las diez primeras en cuanto al respaldo que obtiene de los analistas: un 82% de los 17 expertos que la siguen aconseja adquirir sus títulos y su recomendación de compra es la más clara entre sus competidores (D.R. Horton, NVR y Toll Brothers).

Sin embargo, sobresale por el crecimiento del beneficio bruto (ebitda) en un 53% entre 2018 y 2021, año en el que podría rozar los 2.700 millones de euros, según el consenso de mercado que recoge FactSet. De hecho, a medida que el año avanzaba, las previsiones mejoraban: en marzo se pronosticaba un alza del 42%.

Lennar es de esas compañías que prestan especial atención a las decisiones de los bancos centrales, sobre todo, cuando de rebajar los tipos de interés se trata. "Las ventas de vivienda usada repuntaron en julio, subiendo un 3% con respecto al año pasado, en lo que es una señal de que unos tipos de interés más bajos están impulsando la demanda", argumenta el analista Drew Reading, de Bloomberg Intelligence, quien añade que "los tipos más bajos también deberían apoyar la revalorización de los precios".

"Políticos y un poderoso lobby inmobiliario construyeron este ideal después de la Segunda Guerra Mundial", dice la profesora Chappell

Los beneficios de Lennar se compran ligeramente más baratos que los de D.R. Horton y NVR, lo que significa que el inversor que adquiera acciones de Lennar tardaría algo más de nueve años en recuperar la inversión por la vía del beneficio, frente a los casi 12 y 18 años, respectivamente, que tardaría si pusiese su dinero en sus competidores.

El mantra de la propiedad del sueño americano se puede datar en el tiempo, dice la profesora Marisa Chappell en un artículo publicado en The Washington Post. "Políticos y un poderoso lobby inmobiliario construyeron este ideal después de la Segunda Guerra Mundial" e "hicieron que la propiedad de la vivienda fuera más asequible para las familias blancas de ingresos medios y altos".

No obstante, la reforma fiscal de Trump hará que menos personas puedan deducirse la hipoteca de sus gastos anuales, que es el mayor incentivo a la compra, llevando a muchas a preguntarse qué significa hoy ser americano.

Múltiplos atractivos

Tras la corrección que ha experimentado este vehículo, el PER (número de veces que el beneficio se recoge en el precio de la acción) de la cartera Tressis Cartera Eco30 es más atractivo que el que defendía a finales de julio, al encontrarse ahora en las 12,1 veces frente a las 12,9 veces de entonces.

Lo que implica que ofrece un descuento medio del 35% respecto al multiplicador de beneficios del S&P500 (19 veces) y a los 18,13 años que se necesitan hoy en el Stoxx 600 para recuperar la inversión por la vía de los beneficios. También el Ev/ebitda del Eco30 es inferior al de los principales indicadores del mercado europeo y estadounidense. En la actualidad tiene una ratio de 6,35 veces frente a las 8,26 veces del Stoxx 600 y las 11,75 veces del S&P 500, según datos de FactSet.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0