Ecoley

La Agencia Tributaria dispara el control sobre las multinacionales: regulariza un 67% más a través de bases imponibles

  • Abre 15.000 expedientes por bienes en el exterior a través de la DAC1
  • Aumenta un 39% las demandas judiciales para exigir el cobro de deudas
  • Suben un 13,6% las derivaciones de responsabilidad fiscal
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, y el director general de la Aeat, Jesús Gascón. eE

La Inspección de la Agencia Tributaria (Aeat) centró su actividad sobre las multinacionales en 2020. Los inspectores regularizaron el año pasado bases imponibles por un importe total de 3.076 millones de euros en el ámbito de la fiscalidad internacional, lo que supone un 67% más que el año anterior. La Aeat consiguió esta cifra a partir de 82 comprobaciones inspectoras realizadas con el apoyo de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional. A su vez, la ONFI participó en la gestión de 54 Acuerdos Previos de Valoración (APA) con un resultado estimatorio, más del doble que el año anterior, lo que supone garantizar a futuro bases imponibles por un importe de 3.477 millones de euros, un 66% más que el pasado año.

La Agencia Tributaria ha presentado el Balance 2020 de resultados de control tributario. En el ámbito de la fiscalidad internacional también hay nuevos resultados en materia de actuaciones sobre grandes empresas tecnológicas, con la regularización de bases imponibles por un importe superior a los 130 millones de euros y la revisión al alza de hasta 800 millones de euros en el cálculo de bases imponibles aseguradas por APA para los próximos años. Son actuaciones que, por su peculiaridad y lo reducido del colectivo, resultan de difícil repetición en el tiempo.

Las actuaciones inspectoras sobre multinacionales, así como aquellas desarrolladas en el ámbito de las grandes empresas y los grupos societarios -un total de 21.729 actuaciones, con un incremento interanual del 7,9%-, se encuentran entre las actuaciones de inspección que registraron crecimientos en 2020, a pesar de las dificultades derivadas de la crisis sanitaria, que impactó de diversas formas en el conjunto de la actividad de la Agencia Tributaria.

Mantiene la presión en Patrimonio

La Agencia Tributaria mantiene también la presión sobre los grandes patrimonios. El control en relación con las personas físicas titulares de grandes patrimonios llevó a liquidar deuda por un importe de 437 millones de euros a este perfil de contribuyente. Aunque supone un descenso del 28% con respecto al año anterior, es un incremento del 25% con respecto a las cifras de hace dos años.

Así, desde 2018, año de creación de la Unidad Central de Coordinación del Control de Patrimonios Relevantes, hasta ahora, se han liquidado casi 1.400 millones de euros en un total de 2.100 expedientes, según la Aeat. La Unidad ha impulsado la nueva herramienta basada en análisis big data para la detección de falsos no residentes con patrimonios relevantes, a partir de la cual el año pasado ya se iniciaron actuaciones de comprobación sobre 126 contribuyentes.

Por otra parte, la Aeat avanza en la identificación automatizada de usuarios de viviendas en España de alto valor formalmente en manos de sociedades extranjeras. También impulsa el catálogo de más de 570 proveedores de bienes y servicios de lujo de cuyo análisis se puede derivar el afloramiento de irregularidades fiscales de grandes fortunas y patrimonios directamente ocultos detrás de sociedades instrumentales.

Por otra parte, el documento destaca el crecimiento del 39% registrado en el número de acciones judiciales (579) ejercitadas en 2020 por la Agencia para la consecución del pago de deudas. Se trata de acciones, muy especialmente las penales, que tienen por objeto judicializar la exigencia de cobro en situaciones especialmente graves de insolvencias aparentes, alzamientos y, en general, prácticas de ocultación complejas. A su vez, se realizaron 26.746 derivaciones de responsabilidad a terceros, un 13,6% más en un año.

Control de bienes en el exterior

El control inspector sobre contribuyentes de los que se ha recibido información de cuentas financieras en el exterior a través de la directiva europea DAC2, el estándar CRS de la OCDE y el acuerdo Fatca con EEUU han permitido liquidar en cuatro años más de 630 millones de euros a casi 1.900 contribuyentes, de los cuales 195 millones a casi 700 contribuyentes se han concentrado en 2020.

Al tiempo, el año pasado se siguieron complementando estas actuaciones inspectoras con los controles extensivos sobre rentas comunicadas a través de una directiva europea anterior, la denominada DAC1, información que la Agencia viene utilizando también para exigir el cumplimiento en periodo voluntario de declaración de IRPF a través de los avisos en datos fiscales.

En esta otra fase, la de la comprobación gestora, las actuaciones realizadas han generado liquidaciones de la Agencia Tributaria y declaraciones extemporáneas de los contribuyentes por un importe conjunto de 46 millones de euros a través de casi 15.000 expedientes, de manera que las cifras acumuladas en el bienio 2019-2020, en que se ha explotado esta información en el ámbito extensivo, suman ya más de 100 millones de euros y 41.000 expedientes.

También al objeto de aflorar fondos en el extranjero se han continuado las liquidaciones a partir de la información recabada por la Oficina Nacional de Investigación del Fraude sobre utilización de tarjetas emitidas en el exterior (tarjetas offshore). Esta información ha permitido a las distintas dependencias territoriales de la Agencia liquidar deuda por importe de 37 millones de euros en 2020 y un total de 133 millones desde 2018. Además, el año pasado se dieron de alta expedientes que afectan a 40 contribuyentes con tarjetas offshore y que ofrecerán resultados adicionales en el futuro.

Comercio electrónico

La Agencia Tributaria también realizó una campaña de  identificación a efectos fiscales de contribuyentes extranjeros que generan actividad sujeta a impuestos en España. En ese ámbito, en 2020 ha dado sus primeros frutos un proceso de identificación que ha permitido censar ya a 7.700 comerciantes extranjeros (la gran mayoría, empresas) que venden a través de plataformas online.

A raíz de esta campaña, han regularizado bases imponibles de IVA por importe de 400 millones de euros. La Agencia Tributaria confía en extender la relación cooperativa abierta en este campo con las plataformas de comercio electrónico.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin