Ecoley

Bruselas pide a España que alinee el CGPJ con los estándares europeos

  • Urge al Congreso que acuerde que los jueces elijan la mayoría de vocales
Bruselas

La Comisión Europea vuelve a presionar a España para que despolitice la Justicia. El comisario de Justicia, Didier Reynders pidió al Gobierno y a la oposición que lleguen a un acuerdo para conseguir una reforma del Consejo General del Poder Judicial, para que al menos la mitad de sus 20 vocales sean elegidos por los jueces. De esta manera, nuestro país se adaptará "a los estándares europeos", subrayó el comisario.

El belga explicó que las discusiones que ha tenido con las autoridades españolas y con la oposición durante los pasados meses se centraron sobre todo en "la necesidad de adaptar el Consejo General del Poder Judicial a los estándares europeos".

La Comisión lleva tiempo afeando a nuestro país por la politización de nuestro sistema judicial, sobre todo del órgano de gobierno de los jueces. En el primer informe sobre el Estado de Derecho del pasado año, Bruselas ya apuntó a la renovación del CGPJ como uno de los retos de nuestro país. La Comisión además se pronunció en contra de la propuesta planteada por el PSOE y Podemos para cambiar el sistema de mayorías para elegir a sus vocales.

En sus declaraciones, el Ejecutivo comunitario además ha hecho siempre referencia a las recomendaciones del Consejo de Europa, que subrayan la importancia de que el CGPJ no sea percibido como vulnerable a la politización en nuestro país.

Reynders recordó que para el Consejo de Europa (institución no vinculada a la UE), "al menos una mayoría de miembros" del CGPJ deben ser nombrados por sus pares para alinearse con los estándares europeos.

"Pedimos una discusión política entre las principales familias políticas, porque necesitan alcanzar mayorías para hacer esta reforma", requiriendo el acuerdo del Gobierno y la oposición, subrayó.

El Ejecutivo comunitario está preparando actualmente el segundo informe anual sobre el Estado de Derecho en los Estados miembros, con vistas a ser presentado hacia finales de julio.

Para preparar el informe, Reynders ha mantenido una serie de discusiones telemáticas no solo con el Gobierno y la oposición, sino también con las asociaciones de los jueces. Con ellos se encontró a finales de abril, poco después de que tres de las cuatro asociaciones enviaran una carta al comisario expresando su preocupación por las reformas promovidas por el Ejecutivo, que limitan sus atribuciones mientras continúen en funciones.

El ex ministro belga no quiso dar pistas sobre las recomendaciones que incluirá este año para nuestro país. Eso sí, recordó que el sentido de estas evaluaciones anuales que realiza Bruselas es incentivar a los Estados miembros para que progresen en el fortalecimiento del Estado de Derecho, con el respaldo de la Comisión.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin