Ecoley

Eloy Velasco lamenta la falta de medios de los jueces ante la delincuencia económica

  • El magistrado de la Audiencia Nacional critica el límite de tiempo para instruir

Eloy Velasco, magistrado de la Audiencia Nacional ha lamentado la falta de medios con los que actúan los jueces para afrontar la lucha contra los delitos económicos, por falta de inversiones en Justicia, a lo que se suma la imposición de los plazos de instrucción.

"Los plazos se alargan y los jueces somos lentos porque no tenemos inversiones. Si tuviéramos gente, maquinas que nos ayudaran, las investigaciones serían más cortas y resolveríamos antes", ha señalado Velasco en el transcurso de la jornada 'Risk Revealed' sobre delitos financieros, organizada en Madrid por Refinitiv.

Caso Villarejo

Velasco ha criticado veladamentae a algunas instituciones, como al BBV en el caso del comisario Vilarejo, al señalar que una cosa es de la colaboración de que se habla y otra lo que realmente se hace, alargando los plazos para remitir la documentación sin que esta acabe de llegar en el plazo que tiene el juez para actuar en la instrucción.

Sobre el caso Villarejo también se ha referido a la necesidad de que se transponga definitivamente la Directiva de protección de 'denunciantes', para proteger a las personas que deciden denunciar las actuaciones ilegales de sus empresas. Sin nombrar al BBVA se ha referido al caso de una entidad que ha despedido a un empleado que había decidido colaborar con la Justicia.

Caso Bankia

Preguntado sobre la posibilidad de que el Tribunal Supremo pudiese dictar la disolución de Bankia, tras el juicio por su salida a bolsa, el magistrado se ha referido a la jurisprudencia del Tribunal Supremo, que contempla la proporcionalidad de las medidas, al preferir que se adopten otro tipo de sanciones, con, por ejemplo, las multas o el cierre de locales o, incluso la intervención, para evitar que cientos de trabajadores, que ni se habían enterado de una presunta mala actuación de sus directivos se puedan encontrar sin puestos de trabajo.

"Las estadísticas nos indican que en el 99 por ciento de los casos de delitos económicos los culpables son los directivos y no los empleados", ha afirmado el magistrado.

Las pymes "caen como moscas"

Velasco  se ha referido también a la pasividad de las pequeñas y medianas empresas (pymes) en la prevención de los delitos de responsabilidad de las personas jurídicas, "porque no han hecho ningún tipo de prevención que pueda servir de medida para aminorar las sanciones ante un delito".  que, tras la reforma del Código Penal que en 2010 contempla la posibilidad de imputar a las personas jurídicas, la inmensa mayoría de las condenas penales a sociedades mercantiles han recaído sobre pymes.

"las pymes caen como moscas porque no actúan preventivamente sobre la comisión de delitos en su seno", ha explicado

"Realmente lo que dicen las estadísticas es que lo que está llegando a los tribunales son las empresas pequeñas, que no tienen gente especializada y que ni siquiera buscan un asesor externo que les asesore sobre como evitar los riesgos", ha añadido.

Muchas de las empresas condenadas por responsabilidad penal de las personas jurídicas - ha explicado- dejan de existir en el corto plazo, porque no pueden soportar las multas que se les imponen o por las sanciones que pueden ir desde disolverla, reducir actividades, cerrarle locales e incluso intervenirla, colocando un economista que la gestione.

Esto es muy complicado para los jueces, que tenemos que sancionar sin dejar en la calle a la plantilla, porque los trabajadores no tienen la culpa de las irregularidades que puedan hacer los directivos. También ha comentado que  España es el cuarto país de la UE con más empresas pequeñas, tras Malta, Grecia y Portugal.

"Hay países como Francia, que estas medidas solo afectan a empresas de más de 250 trabajadores, pero en España afecta a todas", ha advertido.

El caso del Barcelona F.C.

La prevención penal es complicada, ha razonado también. Instituciones como el Club de Fútbol Barcelona se han visto involucradas en asuntos que no sospechaban que les podrían ocurrir, como el caso de la presunta venta de un riñón de unos de sus jugadores.

"Hemos visto acusaciones de delito contra el Osasuna, el Zaragoza y algunos más, lo que quiere decir que esto también afecta a las grandes, pero ellas externalizan el problema con asesores, mientras que las pequeñas se ve que no han hecho nada en actividad preventiva".

"Están llegando los casos de las compañías del IBEX a los juzgados, tenemos el caso Villarejo, tuvimos el caso Volkswagen, conseguimos una condena a Globalia. Sí que llegan escasamente casos de grandes empresas,  pero es raro, porque ellos fijan medidas de prevención y aplican medidas de compliance que lo tratan de evitar", ha explicado para zanjar este tema.

Blanqueo de capitales

Finalmente, se ha referido a las denuncias sobre blanqueo de capitales de los fondos de inversión, que están están llegando a Hacienda. La Quinta Directiva exige que, al menos se conozca quien es el titular real del dinero que hay allí invertido, lo que levanta el velo sobre quienes se esconden detrás de estas estructuras.

"Poco a poco Europa va intentando destruir instrumentos opacos y dar transparencia, porque es injusto que los que estamos muy controlados paguemos y los que están descontrolados, además de tener mucho dinero, no cumplan con los impuestos. Tenemos que convencer a la sociedad de que estos delitos económicos no tienen sangre, pero son muy insolidarios, porque los que estamos pagando las carreteras, las escuelas y los pantanos no somos gente muy rica", ha afirmado Velasco.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

navegante prohibido arruinar el país via impuestos
A Favor
En Contra

Señor Eloy Velasco, con todo mi respeto para usted y los jueces yo creo que a la justicia si algo le sobra son medios, y sí algunos jueces trabajaran con la misma diligecia que traban otros se vería a ese funcionariado de otra manera, mi opinion es que son un grupo que cuenta con unos privilegios que en este país no cuenta nadie.

Puntuación 1
#1