Legal

Sorpresa de última hora de Hacienda: obligará a presentar la Renta exclusivamente 'online'

Página web de la Agencia Tributaria con las letras IRPF. / Alamy
Madridicon-related

Hacienda podrá obligar a los particulares a presentar la declaración de la Renta exclusivamente por medios electrónicos. El Gobierno se ha guardado una sorpresa de última hora que ha incluido en el Real Decreto-ley aprobado este miércoles para tomar medidas para paliar las consecuencias de la guerra de Ucrania y que se ha publicado este jueves en el BOE. El texto modifica la Ley del IRPF para introducir que "podrá establecerse la obligación de presentación por medios electrónicos siempre que la Administración tributaria asegure la atención personalizada a los contribuyentes que precisen de asistencia para el cumplimiento de esta obligación".

No obstante, no aclara si ya aplicará esta obligación para la próxima campaña de la Renta aunque apunta a hacerlo puesto que en el propio Real Decreto-ley, el Gobierno justifica que ha hecho "esta habilitación legal expresa" antes de que comience la próxima Campaña de Renta y se apruebe la orden reguladora del modelo de declaración del IRPF correspondiente al año 2023. Lo que implicaría que podría reflejar esta obligación en la nueva orden.

El Ejecutivo responde con este cambio a la sentencia del Tribunal Supremo del pasado 11 de julio que tumbó parte de la Orden del Ministerio de Hacienda de 2019 que obligaba de a presentar de forma generalizada la declaración de la Renta exclusivamente por vía electrónica. El Alto Tribunal, en su fallo, recordó que la Ley del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas (LPAC), en su artículo 14, reconoce el derecho de los ciudadanos a relacionarse de forma electrónica con la Administración, pero no lo establece como una obligación. Asimismo, apuntó que el artículo 96.2 de la Ley General Tributaria dice que los ciudadanos "podrán" relacionarse con la Administración a través de medios electrónicos, por tanto no presupone una obligación sino un derecho.

Además, el Ejecutivo, para poder imponerlo como obligación debía hacerlo por ley y no a través de una Orden Ministerial, algo que ahora ha hecho a través de este Real Decreto-ley. Esta nueva norma justifica que "la realidad práctica" de los últimos diez años es que los contribuyentes han presentado su declaración del IRPF "a través medios electrónicos propios, de terceros o proporcionados por la Agencia". "En este sentido, se recoge legalmente que se podrá establecer la obligación de declaración a través de medios electrónicos siempre que la Administración tributaria asegure la atención personalizada a los contribuyentes que precisen de asistencia para la cumplimentación de la declaración por tales medios", apunta.

Evaluación

La Agencia Tributaria, una vez concluya la próxima declaración de la Renta que tendrá lugar en la primavera de 2024, realizará una valoración de las medidas de asistencia proporcionadas a los contribuyentes. Esta valoración se llevará a cabo mediante encuestas o informes de los miembros del Foro de Asociaciones y Colegios Profesionales Tributarios y de asociaciones de determinados colectivos de contribuyentes que hayan sido especialmente asistidos. Los resultados se trasladarán al Consejo para la Defensa del Contribuyente para que realice un informe de conclusiones y proponga las medidas a realizar en la siguiente campaña antes de la orden que apruebe el modelo de declaración que determine su forma y plazo de presentación.

Patrimonio y Grandes Fortunas

También ha modificado el Impuesto de Patrimonio y el de Grandes Fortunas para establecer por ley la obligación de presentar ambas declaraciones de manera exclusivamente electrónica (y sin que la Administración asegure atención personalizada a los contribuyentes como con la Renta) dado que por la naturaleza de estos contribuyentes de altos patrimonios "deberían tener acceso y disponibilidad de los medios electrónicos necesarios".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud