Legal

María Emilia Adán destaca el soporte jurídico que otorga el Registro Mercantil a las firmas durante su trayectoria

  • Destaca que las empresas sostenibles...
  • ...son las que conforman la realidad del tejido empresarial español
La decana del Colegio de Registradores, María Emilia Adán, y el decano de la Facultad de Derecho de la Universidad CEU San Pablo, Alfonso Martínez Echevarría y García de Dueñas.

La decana del Colegio de Registradores María Emilia Adán ha inaugurado hoy el IV Congreso Internacional de Gobierno Corporativo, organizado por la Cátedra de Derecho de los Mercados Financieros de la Universidad CEU San Pablo y el Colegio de Registradores de España, que reúne durante dos días en Madrid a expertos de todo el mundo para debatir sobre gobierno corporativo y creación de valor económico y social. "Los registradores estamos comprometidos con nuestras empresas, que se constituyen mediante la inscripción en el Registro Mercantil, del que reciben el soporte jurídico necesario, creador de seguridad jurídica, durante toda su trayectoria", manifestó la decana.

Adán ha dicho que las empresas socialmente responsables son las que conforman la realidad del tejido empresarial español y ha añadido que "son las que, sin renunciar a generar beneficios, necesarios para la estabilidad del proyecto empresarial, procuran obtener un impacto positivo a nivel social y medioambiental a través de su actividad".

María Emilia Adán se ha referido en sus palabras el convenio entre la Conselleria de Economía Sostenible el Colegio de Registradores para hacer efectivo el nuevo Registro de Entidades Valencianas Socialmente Responsables, mediante la emisión de los informes sobre las memorias de responsabilidad social.

En este Registro, los registradores mercantiles se encargarán de evaluar aquellas empresas o entidades de la Comunitat Valenciana que destaquen por ser socialmente responsables, siempre que estas lo soliciten.

Las condiciones, requisitos y baremación están reguladas en el Real Decreto 200/2022, de 25 de noviembre, que objetiviza lo que significa la responsabilidad social. A partir de 128 indicadores agrupados en cuatro grandes grupos, los registradores mercantiles verificarán y comprobarán cada solicitud, reconociendo aquellas que cumplan con lo establecido, y emitirán un informe favorable -o desfavorable- después de revisar toda la documentación aportada por la empresa o entidad solicitante. Se verificará por ejemplo la situación jurídico-registral de la entidad, la memoria de responsabilidad social, la auditoría social (caso de grandes empresas) y la autoevaluación de las entidades (caso por ejemplo de las pymes).

La declaración de empresa socialmente responsable se hará constar en todas las notas simples y certificaciones que emita el registro mercantil sobre dicha entidad. Al inscribirse esta nueva condición la entidad será reconocida como tal en toda la Unión Europea. Sin embargo, lo esencial, es que estos nuevos tipos societarios, reciban el apoyo de las Administraciones públicas que deberán reflexionar sobre la forma de darles su apoyo, concluyó la decana.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud