Legal

El REAF recomienda revisar la novedades en planes de pensiones

  • Hacienda ha cambiado los limites de aportaciones para los diversos colectivos
Foto: iStock

El Registro de Economistas Asesores Fiscales (REAF) ha presentado sus recomendaciones anuales para planificar la declaración del la Renta de este año, que se declarará en la Campaña del IRPF del año que viene.

Destacan especialmente las novedades en las aportaciones a los sistemas de previsión social, ya que es posible ahorrarse impuestos reduciendo la base imponible hasta el menor de los siguientes límites: el 30% de la suma de rendimientos del trabajo y de actividades económicas o un máximo anual de 1.500 euros.

Este límite se incrementa en 8.500 euros, cuando proviene de contribuciones empresariales o aportaciones del trabajador, cuando éste aporte lo mismo o menos que la empresa. Esto es así para 2022. En 2023 se prevé que el trabajador -con rendimientos íntegros del trabajo de hasta 60.000 euros- pueda aportar más que la empresa al plan de empleo, en función de la cuantía anual de las aportaciones empresariales realizadas.

En cuanto al concepto de aportaciones del trabajador, la Dirección General de Tributos ha señalado que, si se trata de aportaciones empresariales en cumplimiento del Convenio colectivo, no se realizan por decisión del trabajador, pero, si se hacen en el marco de un programa de retribución flexible sí y, en este último caso, se consideran efectuadas por el trabajador. Por tanto, es un buen momento para negociar con la empresa la posibilidad de realizar un plan de empleo para 2023, como consecuencia de esta nueva regulación que tiene como objetivo fomentarlos.

Los empresarios o profesionales que realicen contribuciones empresariales a sistemas para sus trabajadores pueden aplicar en su IRPF la deducción introducida en la Ley del Impuesto sobre Sociedades. Esta deducción es del 10% de las contribuciones satisfechas a favor de los sistemas de previsión social de trabajadores con retribuciones brutas de hasta 27.000 euros. Por las aportaciones de los trabajadores que cobren un salario mayor, la deducción es del mismo porcentaje, pero aplicándola sobre la cuantía de las contribuciones satisfechas que proporcionalmente se correspondan con esos 27.000 euros, en relación con las retribuciones totales,

Además, se ha introducido un nuevo límite de 4.250 euros para las aportaciones de autónomos a planes simplificados de empleo y aportaciones de planes de los que sea promotor el autónomo.

Este límite se aplica también a las aportaciones de planes de pensiones sectoriales, según el Proyecto de Ley de Presupuestos Generales del Estado para 2023. Un autónomo puede realizar aportaciones que reduzcan su base imponible hasta 4.250 euros vinculadas a estos nuevos productos y dispone del límite de 1.500 euros para otros sistemas de previsión social.

comentariosicon-menu0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
arrow-comments