Legal

El Senado aprueba definitivamente la reforma exprés del PSOE para desbloquear la renovación del TC

  • La votación se ha saldado con 147 votos a favor y 110 en contra
Foto: N. Martín

El PP acusa al Gobierno de "manosear" la Justicia y los socialistas instan a Feijóo a demostrar el cambio en su partido

El Senado ha aprobado definitivamente este miércoles la proposición de ley impulsada por el PSOE para reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) de modo que el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) pueda nombrar a sus dos magistrados del Tribunal Constitucional (TC), después de una tramitación exprés en las dos cámaras legislativas, con lo que ya solo resta su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) para su entrada en vigor.

La votación se ha saldado con 147 votos a favor -los del PSOE, Izquierda Confederal, Bildu, ERC y PNV, entre otros- y 110 en contra, entre ellos los de PP, Vox y Ciudadanos, por lo que la propuesta socialista "queda aprobada definitivamente por las Cortes Generales", según ha anunciado seguidamente el presidente de la Cámara Alta, Ander Gil.

Como anécdota, cabe destacar que el presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, al que el PSOE ha criticado que haya estado "ausente" durante el debate parlamentario, se ha equivocado a la hora de emitir su voto, apoyando la propuesta socialista, aunque en este caso no ha sido determinante, dada la amplia mayoría con la que ha salido adelante.

Con la misma operativa seguida la semana pasada en el Congreso, el Senado ha ventilado de una tacada la proposición de ley, aprobando un día su tramitación exprés y dando el 'sí' definitivo al día siguiente.

La senadora 'popular' Salomé Pradas ha denunciado que "estamos ante un manoseo total de la Justicia por parte del Gobierno", al que ha acusado de querer controlar "a toda costa" el TC porque en la corte de garantías "penden asuntos que comprometen directamente la acción de este Gobierno".

En la misma línea, su compañero Fernando de Rosa ha sostenido que, aunque Moncloa haya usado "el mantra de que el PP no quiere renovar" el CGPJ, esta "contrarreforma" probaría que en realidad la situación del órgano de gobierno de los jueces "les ha dado igual" porque el verdadero objetivo del Ejecutivo sería "ocupar el TC".

Además, De Rosa ha preguntado al PSOE cuántas "reformas y contrarreformas, enmiendas y autoenmiendas" van a promover hasta alcanzar dicha meta. En concreto, ha planteado qué hará el Gobierno si el CGPJ no nombra a sus dos candidatos al TC antes del 13 de septiembre -plazo que les impone la propuesta aprobada-, un escenario que ha asumido que "es poco probable pero no imposible", o si los dos designados "no les gustan".

Asimismo, el parlamentario del PP ha advertido de que este "ataque" a la independencia judicial podría propiciar un "aviso" por parte de la Comisión Europea en lo tocante a los fondos Next Generation, como ha ocurrido en Polonia y Hungría. "Son ustedes unos temerarios (...) porque nos jugamos mucho, también la economía", ha remachado Pradas.

"Cuantas sean necesarias"

En el turno de réplica, la senadora del PSOE Victoria de Pablo ha contestado a De Rosa que "el grupo socialista hará cuantas reformas por instrumentos democráticos y parlamentarios sean necesarias para intentar (...) normalizar la situación que ustedes han llevado al borde del precipicio", al tiempo que ha instado al PP a volver "a la sensatez y, sobre todo, al sentido democrático y de Estado" pactando la renovación del CGPJ.

El también senador socialista Joan Lerma ha reprochado al Partido Popular aplicar la "ley del embudo", renovando cuando gobierna y bloqueando cuando es oposición, para alertar de que lo que subyace en este comportamiento es "la falta de reconocimiento de la legitimidad democrática del Gobierno" de Pedro Sánchez por parte del PP.

Así las cosas, ha urgido a Feijóo a evitar este "bochorno", "renovar los órganos constitucionales y reconocer que quien gana las elecciones tiene derecho a gobernar y a tomar posiciones". "Es lo que va a dar la medida del cambio del PP respecto a la situación anterior (...) porque pretende decir que ha centrado su posición sin solucionar el problema de las instituciones del Estado", ha aseverado.

Por otro lado, el senador de Vox José Manuel Marín Gascón ha expresado su rechazo a la iniciativa socialista por considerar que "contribuye al uso partidista del Gobierno socialcomunista del máximo órgano de gobierno del Poder Judicial" para "asegurarse una composición del TC que incluya una mayoría de magistrados favorables a sus posicionamientos de radicalidad y sectarismo".

El senador de Ciudadanos Miguel Sánchez López ha coincidido en que la única intención del Gobierno es "nombrar a los suyos" en el TC, si bien ha enfatizado que "siempre todos los partidos políticos tratan de meter la zarpa" en la Justicia, reivindicando que "el poder político no autoriza a tomar el control de otros poderes, como viene ocurriendo desde hace años" en España.

Desde Junts, Josep Maria Cervera ha tachado de "incoherente y extemporánea" la reforma y ha echado en cara a PSOE y PP el tradicional "reparto" de los vocales del CGPJ, lo cual -a su juicio- demuestra que "España no tiene solución" y que la "única alternativa" para Cataluña es su independencia.

Por su parte, Imanol Landa, del PNV, no ha dudado en responsabilizar al PP del bloqueo en el CGPJ por "intereses espurios", aunque ha destacado igualmente "la absoluta incapacidad de los dos grandes partidos españoles para ponerse de acuerdo en cuestiones capitales para el sistema democrático". "Nos encontramos con una democracia averiada", ha lamentado.

Hasta el 13 de septiembre

El PSOE introdujo esta proposición de ley el pasado 24 de junio con el objetivo de enmendar parcialmente la reforma de la LOPJ aprobada en marzo de 2021 a iniciativa del Gobierno y que impedía al CGPJ hacer nombramientos discrecionales en la cúpula judicial mientras estuviera con el mandato caducado, una situación en la que se mantiene desde diciembre del año 2018.

Esa limitación de funciones ha impedido al CGPJ nombrar a dos de los cuatro candidatos que deben reemplazar a los cuatro magistrados del TC que vieron expirar su mandato el pasado 12 de junio, ya que se trata del tercio que corresponde designar por partes iguales al Gobierno y al órgano de los jueces, con dos aspirantes cada uno.

"Para evitar esta situación, que puede causar dificultades en la renovación de los órganos constitucionales, se debe modificar el artículo 570 bis de la Ley Orgánica del Poder Judicial, a fin de introducir entre las facultades conferidas al CGPJ en funciones la de nombrar a los dos magistrados del TC que, en los términos previstos en el artículo 599 de la misma norma, le corresponde designar", reza la exposición de motivos de la propuesta socialista.

Además, la reforma incluye una enmienda parcial presentada 'in extremis' por el PSOE a su propia proposición de ley que fija el 13 de septiembre como plazo máximo para que el CGPJ nombre a sus dos candidatos al TC.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin