Legal

El trucaje de las emisiones del vehículo diesel permite anular el contrato de compraventa

  • La Justicia europea califica que no es asunto de 'escasa importancia'
Foto: Joel Sartore

Un dispositivo que garantiza el cumplimiento de los valores límite de emisiones de óxidos de nitrógeno únicamente en la ventana de temperaturas constituye un dispositivo de desactivación prohibido en principio por el artículo 5.2 del Reglamento n.º 715/2007, sobre la homologación de tipo de los vehículos de motor sobre las emisiones procedentes de turismos y vehículos comerciales ligeros, según establece el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), en sentencia de 14 de julio de 2022.

El ponente, el magistrado Peter George Xuereb, señala que un vehículo no presenta la calidad habitual de un bien del mismo tipo que el consumidor puede fundadamente esperar y, en consecuencia, no es conforme al contrato si, pese a haber recibido una homologación de tipo CE en vigor y poder, utilizarse para circular por la vía pública, está equipado con un dispositivo de desactivación prohibido.

Aún con conocimiento previo

Y añade que, dado que tal defecto del vehículo no es de escasa importancia, no está excluida a priori la resolución del contrato de compraventa del vehículo Por añadidura, tal falta de conformidad no puede calificarse como de escasa importancia, incluso en los casos en que el consumidor hubiera comprado de todas formas el vehículo, aunque hubiera tenido conocimiento de la existencia y del funcionamiento de ese dispositivo. Por consiguiente, no está excluida a priori la resolución del contrato.

En cualquier caso, aunque existiera la necesidad antes descrita, el dispositivo de desactivación estará prohibido si ha sido diseñado para funcionar, en condiciones normales de circulación, la mayor parte del año.

En efecto, admitir tal dispositivo podría dar lugar a que se aplicara más a menudo la excepción que la prohibición, socavando de forma desproporcionada el principio mismo de la limitación de las emisiones de óxidos de nitrógeno.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin