Legal

El permiso de lactancia lo puede disfrutar cualquiera de los progenitores aunque el otro no trabaje

  • Pese a su denominación, la ley reconoce que está desconectado de la maternidad
Foto: Istock

El permiso de lactancia puede disfrutarse por cualquier progenitor del menor de nueve meses, con independencia de que el otro progenitor trabaje o no, según establece la Sala Cuarta del Tribunal Supremo en una sentencia aún no publicada.

El problema surgió cuando un trabajador (en octubre de 2018) solicitó el disfrute del permiso por lactancia y la empresa se lo denegó argumentando que la madre del menor no trabajaba, por lo que podía perfectamente asumir su cuidado.

Los magistrados desarrollan diversos argumentos, a la vista de las modificaciones que se han ido incluyendo en el Estatuto de los Trabajadores. Así, argumentan que: 1º) Estamos ante la configuración legal de un derecho individual y paritario. 2º) Es preciso analizar la redacción literal de la norma. 3º) Se debe atender a la necesaria concordancia con la desvinculación de la maternidad. 4º) Se trata de una interpretación finalista. 6º) Se debe buscar la interpretación histórica. y 7º) Se debe analizar todo ello sobre la transversalidad de las normas sobre no discriminación e igualdad o perspectiva de género. Concluyen que bajo la vigencia del artículo 37.4 del ET antes de la reforma de 2019, se establecía qur "sólo podrá ser ejercido por uno de los progenitores en caso de que ambos trabajen" lo que legitima para su disfrute a cualquiera de ellos

De las seis redacciones del artículo 37.4 del ET desde 2012, concluyen que: pese a su denominación, está desconectado de la maternidad; no se impone que sea la madre quien lo disfrute, ni que desaparezca cuando uno de los titulares carece de actividad laboral; y hay que atender a la corresponsabilidad en las tareas familiares.

comentarios3WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Conozco padres que en esos 4 meses han trabajado en negro, es que sino se aburren. No tiene ningún sentido.

O eso o buscarse nuevos hobbies o ir de vacaciones (largas).

Puntuación -6
#1
JCR
A Favor
En Contra

Al comentario #1, se nota que no tienes hijos. O eso, o eres un machista retrógrado declarado.

Puntuación 2
#2
Usuario validado en elEconomista.es
aviamquepasa
A Favor
En Contra

Pues si que tengo hijos, y no me cogí los 4 meses, soy autónomo.

Yo cuento lo que me dicen trabajadores de empresa, no me lo invento. Que los 2 padres tengan 4 meses… enfin es un despilfarro inútil de dinero.

Puntuación 0
#3