Legal

Hacienda incluye en un nuevo reglamento la obligación de informar sobre las criptomonedas

  • Se introduce la obligación de presentar una declaración informativa anual sobre las operaciones
Foto: eE

El futuro Reglamento que ultima el Ministerio de Hacienda desarrolla la obligación de presentar una declaración informativa anual sobre los saldos en moneda virtual que deberán presentar las personas y entidades que proporcionen servicios para salvaguardar claves criptográficas privadas en nombre de terceros.

Se trata de un Reglamento que va a modificar varios reglamentos impositivos como el de desarrollo de la Ley General Tributaria (LGT), el General de Recaudación, el del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), el de Impuestos Especiales (IIEE) o el de Gases Fluorados (IGF).

Hasta ahora es necesario interpretar a Hacienda al declarar criptomonedas y 'NFT' ante la falta de legislación.

Así, se introduce la obligación de presentar una declaración informativa anual sobre las operaciones de adquisición, transmisión, permuta y transferencia de monedas virtuales, así como los cobros y pagos realizados en dichas monedas, en las que intervengan o medien las personas y entidades que proporcionen servicios de cambio, intermedien de cualquier forma en dichas operaciones o proporcionen servicios para salvaguardar claves criptográficas privadas en nombre de terceros.

Ofertas iniciales de monedas

Se desarrolla la obligación de presentar una declaración informativa para las personas y entidades que realicen ofertas iniciales de nuevas monedas virtuales.

Monedas virtuales en el extranjero

A su vez, se desarrolla reglamentariamente la obligación de informar acerca de las monedas virtuales situadas en el extranjero.

Fecha de la obligación de declarar

La primera declaración de información sobre monedas virtuales se deberá presentar a partir del 1 de enero de 2023 respecto de la información de 2022.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.