Legal

45 personas físicas y jurídicas han sido juzgadas por corrupción en el primer trimestre de 2022

  • Los jueces dictaron en este periodo un total de nueve condenas
Foto: Istock

Los jueces españoles han concluido en el primer trimestre de 2022 un total de nueve procedimientos por corrupción, en los que se dictó auto de apertura de juicio oral o de procesamiento contra 45 personas (una de ellas, persona jurídica), que fueron o serán llevadas a juicio por este tipo de delitos.

Así lo refleja el Repositorio de datos sobre procedimientos por corrupción del Consejo General del Poder Judicial tras incorporar los datos de enero, febrero y marzo de este año, que también incluye el número de sentencias dictadas, que fue de 16.

La información que ofrece el repositorio corresponde a la denominada corrupción pública, entendiendo que es ésta la que más altos índices de preocupación causa en la ciudadanía.

Estos fenómenos se recogen en el Código Penal como prevaricación urbanística y administrativa , infidelidad en la custodia de documentos violación de secretos, cohecho, tráfico de influencias, malversación, fraudes y exacciones ilegales, negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y abusos en ejercicio de su función y corrupción en las transacciones comerciales internacionales.

Durante el trimestre analizado, los delitos investigados en un mayor número de causas y con un mayor número de personas condenadas fueron los de prevaricación administrativa, los de malversación y los cometidos contra la ordenación del territorio y contra el medio ambiente

Entre el 1 de enero y el 31 de marzo de este año, los Juzgados y Tribunales dictaron 16 sentencias en procedimientos por delitos de corrupción. De ellas, cinco fueron condenatorias y siete, absolutorias, lo que supone que el fallo fue condenatorio en el 56% de los casos.

La información ofrecida detalla si las sentencias han sido absolutorias o condenatorias y, dentro de éstas últimas, si lo han sido con o sin conformidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.