Inversión sostenible y ESG

Iberdrola entra en el capital de CO2 Revolution para seguir impulsando las renovables y la biodiversidad

El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán. Foto: Txetxu Berruezo.

Iberdrola ha entrado en el capital de CO2 Revolution, una empresa de origen navarro especializada en la reforestación con drones y semillas inteligentes, con el objetivo de seguir impulsando las energías renovables y la biodiversidad. Consulte más artículos sobre sostenibilidad en elEconomista Inversión sostenible y ESG.

La eléctrica enmarca esta operación en su programa internacional de startups Perseo, con el que ya ha invertido 85 millones de euros en empresas tecnológicas en crecimiento durante la última década, sobre un presupuesto total de 125 millones de euros.

A través de Perseo, Iberdrola analiza alrededor de 300 empresas cada año y ha creado un ecosistema de casi 3.000 empresas emprendedoras. En la actualidad, este instrumento inversor participa en una cartera de nueve empresas, incluyendo la reciente adquisición en CO2 Revolution.

Esta participación impulsará la colaboración entre las dos compañías, que ya desarrollan proyectos conjuntos para preservar ecosistemas en zonas y regiones donde Iberdrola desarrolla su actividad.

Según defiende en un comunicado, con la tecnología desarrollada por la startup es posible repoblar hasta 100 veces más rápido que con medios tradicionales y sembrar hasta 100.000 semillas de árboles en un solo día con bajo coste. De hecho, en lo que va de año, ha reforestado 1.000 hectáreas de terreno y evitado la emisión a la atmósfera de 150.000 toneladas de CO2.

Iberdrola desarrolla una estrategia de reforestación con su Programa Arboles, que prevé plantar 8 millones de árboles hasta 2025 y hasta 20 millones a 2030. CO2 Revolution contribuirá a este objetivo con su revolucionario sistema de reforestación, basado en la siembra selectiva con drones y semillas inteligentes.

El director de Innovación y Sostenibilidad de Iberdrola, Agustín Delgado, destaca "el enfoque innovador con el que aúnan la utilización de drones y big data, orientando de forma eficaz su trabajo a la mejora de la biodiversidad; uno de los ámbitos que mayores retos presenta en el desarrollo de un modelo de producción energética basado en renovables".

Para el consejero delegado de CO2 Revolution, Juan Carlos Sesma, la incorporación de Iberdrola como socio supone "todo un hito nacional ya que, por una parte, impulsa todavía más la apuesta constante por el I+D de CO2 Revolution y, por otra, pone de manifiesto la real ambición climática de una de las más grandes e importantes empresas del país".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.