Inversión sostenible y ESG

El 45% de los flujos netos a ETF europeos en 2021 se dirige a productos sostenibles

  • Lyxor lanza el primer fondo cotizado de deuda verde soberana europea
  • El 30% de los bonos verdes soberanos en circulación se ha emitido en 2021
Imagen: iStock

La inversión en base a criterios ESG (ambientales, sociales y de buen gobierno, por sus siglas en inglés) se ha convertido ya en una tendencia de inversión por sí sola, en la que muchos inversores se están posicionando a través de fondos cotizados, para beneficiarse de sus bajas comisiones. Más noticias sobre sostenibilidad en elEconomista Inversión sostenible y ESG.

Según los datos conocidos este jueves en un evento online de Lyxor AM, en la primera mitad del año el 45% de los flujos netos hacia ETF europeos se dirigieron a productos sostenibles. En concreto, entraron en ellos 42.000 millones de euros, de un total de 94.000 millones captados por los fondos cotizados en la primera mitad del año. 

Esos 42.000 millones contrastan con los aproximadamente 15.000 millones que entraron en ETF sostenibles en Europa en la primera mitad de 2020. El presente ejercicio está siendo de récord tanto en entradas en ETF en general, como en los ligados a la sostenibilidad.

Este dato se mencionó en el marco de una conferencia sobre bonos verdes soberanos, organizada con motivo del lanzamiento del Lyxor Euro Government Green Bond (DR) UCITS ETF, el primer ETF mundial que replica el comportamiento de los bonos verdes soberanos de la zona euro. Lyxor, actualmente filial de Société Générale, ya fue pionera en este segmento al lanzar, en 2017, el primer ETF de bonos verdes.

"Hace 6 meses no podríamos haber lanzado este ETF; el 30% de los bonos verdes en circulación se han emitido en 2021", destacó François Millet (Lyxor AM)

Este nuevo lanzamiento se produce en pleno boom de colocaciones con objetivos ligados al clima, y en particular en plena efervescencia de las de la deuda sostenible soberana. El pasado septiembre, Alemania se estrenaba con éxito en este mercado, en el que Francia está presente desde hace ya unos 5 años. También lo hacía Suecia ese mismo mes de septiembre. Las seguía, en marzo de este año, Italia, mientras que España debutará después del verano. Para ese estreno del Tesoro español, Sean Kidney, consejero delegado de la Climate Bonds Initiative (organización de referencia en lo relativo a las emisiones sostenibles mundiales), pronosticó que la demanda "ebullirá".

La llegada de todo ese nuevo papel al mercado es lo que ha permitido que vea la luz este producto ya que, tal y como señaló François Millet, responsable de estrategia de ETF, ESG e Innovación de Lyxor AM, hasta 2016 no existía un mercado de bonos verdes soberanos. El crecimiento que hemos presenciado en los dos últimos años, y particularmente en 2021, es formidable: "El 30% de los bonos verdes soberanos en circulación se han emitido este año; es algo increíble. Hace seis meses no podríamos haber lanzado este ETF, ya que [con el papel existente en el mercado] no alcanzábamos la diversificación necesaria", explicó.

El 88% de emisores es europeo

A nivel global, el mercado de los bonos verdes cuenta con 17 países emisores, el 88% de ellos europeos, y cuenta con 37 bonos en circulación que suman 118.800 millones de dólares, con la República de Francia liderando las colocaciones, seguida de Alemania. Esta misma semana, la Comisión Europea propuso su esperado Estándar Europeo de Bonos Verdes que, tal y como explicó en rueda de prensa la comisaria de Servicios Financieros, Mairead McGuinness, aspira a convertirse en el "patrón oro" de este tipo de obligaciones. Es previsible, señalaron los expertos de Lyxor, que la regulación comunitaria continúe impulsando este tipo de colocaciones.  

A nivel global, según los datos de la CBI, el verde sigue siendo el color predominante en este tipo de emisiones. En 2020, las colocaciones globales de bonos ESG se quedaron al filo de los 700.000 millones de dólares en 2020 (casi el doble que el año anterior). De ellos, 290.100 millones (un 41% del volumen) correspondieron a bonos verdes; un 36% (249.000 millones) a los sociales, y el restante 23% (160.000 millones) a los sostenibles (que combinan características de los verdes y los sociales).  

El Lyxor Euro Government Green Bond (DR) UCITS ETF empezó a cotizar en Euronext el 6 de julio con un TER del 0,20%. En las próximas semanas cotizará también en Xetra, London Stock Exchange y Borsa Italiana. El ETF replica el índice Solactive Euro Government Green Bond, que representa el comportamiento de los bonos verdes con Grado de Inversión emitidos por países de la zona euro. Para ser elegible para la inclusión en el índice, los bonos deben ser aprobados por el Climate Bonds Initiative y cumplir con ciertos criterios específicos relativos al tamaño de la emisión (al menos 300 millones de euros), el emisor (gobiernos de la zona euro fundamentalmente), vencimiento (al menos un año hasta el vencimiento), rating (solo los bonos con grado de inversión son elegibles) y la moneda (euros).

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin