Internacional

May sufre ya dos dimisiones en su Gobierno por pedir ayuda a la oposición para aprobar su acuerdo del Brexit

  • Buen comienzo a los contactos entre May y Corbyn para pactar la salida
  • Juncker tomará esta tarde la palabra tras la nueva petición de prórroga
En la imagen, la primera ministra británica, Theresa May.

Las malas noticias se le acumulan a Theresa May. Mientras la primera ministra británica estaba reunida con el líder de la oposición, Jeremy Corbyn, para negociar cambios al acuerdo de salida de la UE, el subsecretario de Estado para el Brexit, Chris Heaton-Harris, anunció su dimisión en protesta por esas negociaciones. Seguía así el camino del secretario de Estado para Gales, Nigel Adams, que hizo lo mismo esta mañana.

Heaton-Harris, cuyo trabajo era "coordinar nuestras preparaciones en caso de que ocurriera por una salida sin acuerdo", protestó porque la primera ministra hubiera optado por negociar con Corbyn cambios al acuerdo. Según Heaton-Harris, hubiera sido mejor abandonar sin acuerdo. Y, de hecho, culpó a una supuesta falta de información de May de que no hubiera pulsado el 'botón nuclear': "Creo que los informes que ha recibido sobre este asunto [una salida sin acuerdo] no reflejan todas las preparaciones que hemos logrado".

Así, asegura que "como está claro que ha decidido rechazar una salida sin acuerdo, mi puesto no tiene razón de ser". Y advierte de que seguirá como diputado raso, "el mejor puesto que hay en la política", desde donde podrá boicotear los intentos de May de aprobar un acuerdo junto a la oposición.

Por la mañana, Adams había presentado su dimisión al considerar "un grave error" pedir ayuda a Corbyn, para intentar desbloquear el Brexit. "Tras la reunión del consejo de ministros de ayer, esta mañana he ido a Downing Street y presentado mi dimisión", ha anunciado Adams en su cuenta en Twitter, en la que ha publicado su carta de renuncia.

En ella, Adams elogia el "valor y estoicismo" mostrados por May "durante una de las crisis más difíciles" a las que se ha enfrentado el país, que tiene por delante, según él, "dos grandes retos". El primer de ellos, afirma el también diputado conservador, es cumplir con el Brexit como decidieron los británicos y el segundo, "evitar la calamidad de un gobierno de Corbyn".

"Lamentablemente, creo que ahora corremos el riesgo de fracasar simultáneamente en ambos", sostiene Adams. El ya exsecretario de Estado cree que May debería haber dado el paso y haber aceptado la salida de Reino Unido de la UE sin acuerdo, pero en lugar de ello durante el Consejo de Ministros del martes se decidió hablar con los laboristas.

"Legitimar y recurrir a Jeremy Corbyn para que le ayude en este momento crucial, en lugar de ser valiente es un grave error", defiende en su carta dirigida a la propia May, a la que asegura haber apoyado incondicionalmente durante todo el proceso de negociación del Brexit.

"Está claro que ahora terminaremos en una unión aduanera", lamenta el diputado, que asegura que eso va en contra del manifiesto del Partido Conservador. "No tiene ningún sentido dejar la UE y tener una situación en la que nuestra política comercial y mucho más de nuestra legislación se hagan desde Bruselas, sin voz de Reino Unido", defiende Adams, que se decanta por un Brexit sin acuerdo.

"Parece que ahora que usted y su gobierno que un acuerdo, cocinado con un marxista que ni una sola vez en su carrera política ha puesto los intereses británicos primero, es mejor que un no acuerdo", remacha el diputado, que asegura que mantendrá su escaño en la Cámara de los Comunes.

May se reunió este miércoles con Corbyn en un intento por desbloquear el Brexit, después de que la Cámara de los Comunes haya rechazado en tres ocasiones el Acuerdo de Retirada pactado por la primera ministra con Bruselas. No hubo rueda de prensa, pero Corbyn apuntó al Daily Mirror que la reunión -que se extendió durante hora y media- había ido "muy bien" y que esperaba más encuentros con May para avanzar en sus propuestas. Tanto May como Corbyn también se reunieron, por separado, con la primera ministra escocesa, Nicola Sturgeon, que dijo salir "muy positiva" de su encuentro con el líder laborista.

Reino Unido debía salir de la UE el pasado 29 de marzo, pero May consiguió una prórroga que podrá extenderse hasta el 22 de mayo solo si antes del 12 de abril consigue sacar adelante de alguna forma el acuerdo de retirada. La primera ministra, además, ha pedido a la Unión Europea una nueva prórroga corta que evite la fecha del 12 de abril.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0