Internacional

¿Qué va a pasar ahora en Alemania? Las grandes incógnitas que deja la retirada de Merkel

Angela Merkel, canciller de Alemania. Foto: Reuters

La decisión de Angela Merkel de no postularse nuevamente como líder de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) en diciembre y abandonar el gobierno cuando finalice su cuarto mandato en 2021 ha hecho que surjan múltiples preguntas sobre el devenir del Gobierno alemán en los próximos meses. Quién la sustituirá o si puede ser canciller sin ser líder del partido son algunas de las dudas más extendidas.

1. ¿Por qué ha tomado Merkel esta decisión ahora?

La clave está en las elecciones regionales de este domingo en Hesse. Los malos resultados de la CDU y de su socio en la coalición nacional, los socialdemócratas (SPD), han vuelto a dejar al descubierto la inestabilidad del gobierno. Su anuncio sorpresa tendría la intención de desequilibrar a posibles rivales, lo cual facilitaría el camino a Annegret Kramp-Karrenbauer, el secretario general de la CDU y supuesto sucesor de Merkel, al menos como líder del partido. Con esta decisión, la actual canciller también tendría la intención de poder centrarse más en los asuntos del Gobierno.

2. ¿Es posible ser canciller y no líder del partido?

Merkel ha insistido en que el liderazgo de la CDU y la Cancillería deben ir unidos, aunque legalmente no tiene por qué ser así. El excanciller del SPD Gerhard Schroeder renunció a la Presidencia de su partido antes de perder las elecciones generales ante Merkel en 2005. En ese momento, Merkel calificó la decisión de Schroeder como "una pérdida de autoridad en toda la línea". Es inusual, pero no sin precedentes. Sin embargo, quien suceda a Merkel como líder de la CDU seguramente será el próximo candidato del partido a la Presidencia.

3. ¿Qué significa que haya un nuevo líder del partido mientra Merkel es canciller?

Si la CDU elige a un enemigo político de Merkel como nuevo líder del partido, como es el caso del exlíder parlamentario Friedrich Merz, la posición de la canciller sería difícil de sostener, ya que habría una lucha de poder dentro de la CDU. ¿Se moverá el partido a la derecha o continuará en la línea de Merkel? El resultado tendrá implicaciones significativas a la hora de tratar los principales problemas del país, como la política de inmigración.

4. ¿Quiénes son los principales candidatos?

El baile de aspirantes comenzó de forma prácticamente inmediata y ya hay tres candidatos que han enseñado sus cartas para sustituir a Merkel, entre ellas la mujer que durante estos últimos meses ya había sido señalada como la heredera natural de la canciller. Annegret Kramp-Karrenbauer, actual secretaria general de la CDU, ha confirmado que quiere optar por el liderazgo. Esta mujer de 56 años tendrá enfrente al menos a dos rivales, de los cuales el primero en desvelar sus intenciones fue Friedrich Merz, un político y empresario de 62 años. También ha confirmado su candidatura el ministro de Sanidad, Jens Spahn, de 38 años y considerado parte de la línea dura de la CDU. Spahn tampoco ha ocultado sus críticas a la canciller, a la que ahora aspira a suceder.

Aunque no son los únicos nombres que suenan, en la lista de posibles figura Wolfgang Schäuble, exministro de Finanzas y ahora presidente del Parlamento, y el primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, Armin Laschet, responsable de gobernar la región más poblada de Alemania.

5. ¿Qué candidato preocupa a los mercados financieros?

Kramp-Karrenbauer y Laschet son del flanco más liberal de Merkel, mientras que Spahn, Schäuble y Merz pertenecen al ala fiscalmente conservadora del partido. Aunque el anuncio de Merkel no sacudió el euro, una Europa sin ella plantea preguntas a largo plazo sobre el futuro de la moneda única. Las posibilidades de más reformas para reforzar la región del euro podrían desvanecerse, y el próximo líder de Alemania podría no estar tan comprometido con la integración europea como lo está Merkel.

6. ¿Cuáles son los siguientes pasos?

Los líderes de la CDU se reunirán del 4 al 5 de noviembre en Berlín para prepararse para la convención del partido en Hamburgo a principios de diciembre, donde votarán por su próximo líder. Los funcionarios del partido también establecerán en las próximas semanas el camino que tomará la coalición gobernante tras los reveses de Baviera y Hesse.

En 2019 se celebrarán un total de cuatro elecciones regionales en Alemania, comenzando con la ciudad estado de Bremen en mayo y continuando en septiembre con tres elecciones en el este de Alemania. Si bien es probable que la CDU y el SPD sufran pérdidas aún mayores en los antiguos estados comunistas, la decisión de Merkel de retirarse del liderazgo del partido podría protegerla de cualquier consecuencia y permitirle concentrarse en los asuntos del gobierno. El colapso de la coalición de Merkel con el SPD sigue siendo una amenaza, lo que casi con certeza provocaría unas nuevas elecciones generales.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin