Internacional

BioNTech y Pfizer ven potencial para suministrar 3.000 millones de vacunas en 2022

  • Su compromiso para 2021 es la producción de 2.000 millones de vacunas
  • La UE anuncia cuatro millones de nuevas dosis de Pfizer en dos semanas
Imagen: Reuters

BioNTech podría tener capacidad para producir 3.000 millones de dosis de la vacuna contra el covid-19 junto a su socio estadounidense Pfizer el próximo año, ha dicho el director ejecutivo de la compañía alemana. Esto aumentaría exponencialmente la disponibilidad de su vacuna en todo el mundo.

"En principio, podríamos aumentar aún más la capacidad de fabricación", ha asegurado Ugur Sahin en una entrevista con Bloomberg TV. "Depende de la demanda, depende de factores como si se requiere un impulso adicional a las vacunas", ha querido matizar. Tras estas palabras, las acciones de BioNTech subieron hasta un 1,3% la madrugada del miércoles en la bolsa de Frankfurt.

La demanda de vacunas está creciendo en todo el mundo con los países necesitando desesperadamente resucitar sus economías, devolver a los niños a las escuelas y hacer que la gente vuelva a las oficinas y las tiendas. Tanto EEUU como Europa han buscado acelerar las entregas de vacunas este año a medida que se propagan nuevas variantes más agresivas del virus.

"Tenemos una cartera de pedidos que alcanza ya los 1.300 millones", ha informado Sahin. "Estamos discutiendo dosis adicionales -se estarían poniendo sobre la mesa cientos de millones de dosis- con organizaciones gubernamentales".

Las dos compañías se han comprometido a producir 2.000 millones de dosis de su vacuna de dos inoculaciones este año. Pfizer prometió enviar dos tercios del pedido de 300 millones de dosis hecho por EEUU para finales fines de mayo. En la Unión Europea, las dos empresas se han comprometido a enviar al menos 500 millones de dosis este año, con la opción de 100 millones de dosis adicionales. Este mismo miércoles la Comisión Europea ha anunciado que ha alcanzado un acuerdo con BioNTech-Pfizer para el suministro de cuatro millones de dosis más en las próximas dos semanas.

Pfizer ha proyectado alrededor de 15.000 millones en ingresos este año por las ventas de la vacuna contra el covid y su CEO, Albert Bourla, no descarta que el precio de la vacuna pudiera aumentar. La vacuna de Pfizer-BioNTech está aprobada en más de 50 países. Además de la UE y EEUU, otros pedidos importantes provienen de Japón, Canadá y el Reino Unido.

La cepa sudafricana se resiste

Las preocupaciones sobre las mutaciones del virus también pueden impulsar la demanda si evolucionan nuevas variantes con la capacidad de 'sortear' las vacunas actuales. BioNTech ya está discutiendo posibles vacunas de refuerzo, ha añadido Sahin.

BioNTech y Pfizer han comenzado a sentar las bases para una inyección de refuerzo de su vacuna, que utiliza una nueva tecnología llamada ARN mensajero. Un ensayo, que comenzó en febrero, está examinando la seguridad y la respuesta inmune de una tercera dosis de la vacuna en personas que participaron en un estudio inicial de la inyección el año pasado. Los socios también han dicho que están planeando una prueba en humanos de una nueva vacuna que es específica para la variante particularmente problemática que surgió a fines del año pasado en Sudáfrica.

"Ahora entendemos que la evolución del virus puede desembocar en nuevas cepas que vienen con nuevas características biológicas y médicas", ha dicho Sahin. "El mundo entero no estaba preparado para esta pandemia y ahora entendemos que esto podría volver a suceder".

En estudios de laboratorio que utilizan sangre de personas que han sido inoculadas, la forma existente de la vacuna parece ser menos eficaz contra la cepa de Sudáfrica que contra otras mutaciones. Si bien la vacuna todavía parece ofrecer cierta protección, las implicaciones de las variantes siguen sin estar claras. Ambas empresas obtendrán más datos sobre la variante de Sudáfrica dentro de seis a ocho semanas, ha prometido Sahin.

'Brecha' en la UE

El jefe de BioNTech también ha pedido solidaridad entre los países de la UE, a pesar de la preocupación en países como Alemania de que ligar la compra y distribución de vacunas al bloque comunitario haya frenado el proceso de la inmunización. En el Reino Unido, más de un tercio de la población ha recibido una inyección en comparación con el 6% en Alemania, según el rastreador de vacunación de Bloomberg.

"Tenemos que darnos cuenta de que Alemania no es un estado aislado. Es parte de Europa, y Europa decide y tiene que llegar a una solución común", ha remachado Sahin. A medida que aumentan las campañas de vacunación, el responsable de BioNTech resalta que es optimista respecto a una generalización de las vacunas este año y el próximo.

"Estoy bastante seguro de que seremos capaces de proporcionar vacunas a Europa y EEUU para que todos los que necesiten una vacuna la hayan recibido para finales de verano siempre que no haya problemas de producción", ha subrayado Sahin. "A lo largo de 2022 esperamos tener suficientes dosis para vacunar en todo el planeta".

comentariosforum1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

forum Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Javier
A Favor
En Contra

Los dirigentes deben una gran explicación a los ciudadanos: ¿ Por qué consienten que los fabricantes de mejunjes, no me atrevo a llamarles vacunas, sean irresponsables sobre lo que fabrican?

Si tengo que seguir llevando el bozal..¿ por qué debo "vacunarme"?

Puntuación 3
#1