Internacional

¿Y si la salud de Trump empeora por el covid-19? Esto es lo que prevé la Constitución de EEUU

  • El mando podría cederse al vicepresidente Pence de manera temporal
  • Es el propio presidente el que tendría que invocar esta opción constitucional
  • La tercera en la línea de sucesión sería la presidenta del Congreso, Nancy Pelosi
Trump y el vicepresidente Mike Pence, en su último acto juntos de campaña electoral, en Virginia. Imagen: Reuters.

Meses después del estallido de la pandemia y la relativización del presidente Trump del efecto del coronavirus, además de su falta de medidas de prevención y el desdén hacia el uso de mascarillas, el mandatario de EEUU y su esposa se han contagiado de SARS-CoV-2. Aunque, por el momento, el médico de la Casa Blanca ha informado que el estado de salud del presidente, de 74 años, es bueno, la evolución de la enfermedad podría suponer un giro inesperado a falta de un mes de la cita electoral en EEUU. La Constitución de EEUU considera un escenario en el que el candidato a la Presidencia no esté en condiciones de cumplir sus funciones. 

La Vigesimoquinta Enmienda de la Constitución de Estados Unidos prevé que el presidente ceda temporalmente el mando del país a su 'número dos' en caso de estar incapacitado para seguir ejerciendo las funciones, una hipótesis que no se plantea desde 2007 pero que vuelve a estar de actualidad tras confirmarse el contagio de coronavirus de Donald Trump.

La citada enmienda, con la que la Constitución se actualizó tras el asesinato de John F. Kennedy, estipula en su sección III que el presidente puede reflejar por escrito que, por las circunstancias que sean, es "incapaz" de desarrollar las funciones propias del cargo. El vicepresidente -en este caso Mike Pence- asumiría entonces el poder hasta que el presidente presentase un nuevo escrito revertiendo la medida.

Ni Trump ni su médico han aclarado si presenta síntomas de una enfermedad que ya ha matado en Estados Unidos a más de 207.000 personas

El último presidente en invocar dicha opción fue George W. Bush, en dos ocasiones. En 2002, cedió el testigo a Dick Cheney durante poco más de dos horas para someterse a una colonoscopia, un escenario que se repitió de nuevo cinco años más tarde con circunstancias y tiempos similares.

Trump se ha limitado por ahora a decir que guardará cuarentena tras el diagnóstico, pero ni él ni su médico han aclarado si presenta síntomas de una enfermedad que ya ha matado en Estados Unidos a más de 207.000 personas. Los mensajes oficiales por ahora dejan claro que Trump quiere seguir trabajando, aunque haya cancelado sus actos públicos.

La Constitución sitúa como tercera en la línea de sucesión a la presidenta de la Cámara de Representante, la demócrata Nancy Pelosi

El potencial sucesor de Trump, Mike Pence, coincidió con el presidente por última vez en público el lunes, durante una reunión en la Casa Blanca. El Gobierno norteamericano no ha dado información por ahora sobre una posible prueba al vicepresidente, que no asistió al debate del martes con el aspirante demócrata a la Casa Blanca, Joe Biden.

La Constitución sitúa como tercera en la línea de sucesión a la presidenta de la Cámara de Representante, Nancy Pelosi, miembro del Partido Demócrata, mientras que en cuarta posición se sitúa el presidente 'pro témpore' del Senado, en este caso el republicano Chuck Grassley.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin