Internacional

Pekín aprueba por unanimidad la ley de seguridad para Hong Kong y entrará en vigor este miércoles

  • El presidente chino, Xi Jinping, ya ha promulgado la norma
  • La comunidad internacional avisa: "El objetivo de China es gobernar con el miedo"

El Congreso Nacional de Pueblo de China ha aprobado este martes por unanimidad la polémica ley de seguridad para Hong Kong que perseguirá todas las actividades consideradas como "secesión", "subversión" o "terrorismo", según ha informado la prensa hongkonesa, que agrega que entrará en vigor mañana miércoles.

En concreto, según ha trasladado el diario South China Morning Post, los 162 miembros del Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo han votado a favor de la legislación unos 15 minutos más tarde del comienzo de la sesión, a las 09:00 horas (hora local).

Pocas horas después el presidente de China, Xi Jinping, ya ha promulgado la polémica ley.

El jefe del Comité Permanente del Congreso Nacional, Li Zhanshu, se ha referido a la nueva ley como una "reflexión de la voluntad de los camaradas en toda la nación, incluido Hong Kong".

Después de la votación, el Comité Permanente del Congreso Nacional del Pueblo se ha reunido con el Comité de Ley Básica, considerada la Constitución de Hong Kong, para incluir la legislación sobre seguridad en su Anexo III "inmediatamente". El miércoles, cuando se prevé que la ley entre en vigor, es la fecha del 23 aniversario de la entrega de la ciudad a China por parte de Reino Unido.

Se prevé que el texto completo del proyecto de ley, que no se conoce en su totalidad, se publique en las próximas horas, según ha avanzado la cadena de televisión pública RTHK. No obstante, sí se espera que la pena máxima para los delitos mencionados sea la cadena perpetua, según ambos medios.

Por su parte, la líder de Hong Kong, Carrie Lam, ha declinado este martes durante su rueda de prensa semanal responder a preguntas sobre la ley hasta que esta no hubiera sido aprobada e incluida en el Anexo III. "Sería inapropiado para mi responder alguna cuestión y explicar la ley en este nivel", ha indicado Lam.

"Lo que puedo decir es que cuando la ley haya sido aprobada (...) mis principales funcionarios y yo haremos todo lo posible para responder a las preguntas sobre la ley, especialmente las relacionadas con la implementación y el cumplimiento", ha precisado, según el South China Morning Post.

La aprobación de la ley llega después de que el Politburó del Partido Comunista chino comenzara el domingo sus tres últimos días de reunión en referencia a la legislación, que incluye el establecimiento en el territorio de una "comisión para la defensa de la seguridad nacional" que se encargará de perseguir todas las actividades irregulares comprendidas en esta nueva y polémica normativa.

Restricciones a visados de EEUU

Además, la legislación se ha aprobado un día después de que Pekín haya impuesto restricciones a visados de ciudadanos de Estados Unidos como represalia por las críticas vertidas en las últimas semanas contra China por sus políticas relativas a Hong Kong en general. En respuesta, Estados Unidos ha anunciado que cancela sus envíos de material de defensa al territorio porque no puede "correr el riesgo" de que estos recursos militares "caigan en manos" del Ejército chino.

En este sentido, Lam ha asegurado que las amenazas de Estados Unidos y otros gobiernos extranjeros de imponer sanciones sobre Hong Kong "no van a asustar" al Gobierno hongkonés, y ha afirmado que el territorio cooperará con Pekín en posibles medidas que puedan establecerse en respuesta.

Los disidentes hongkoneses, que desde el año pasado han emprendido protestas multitudinarias por lo que consideran como una injerencia de Pekín en la independencia parcial de la que disfrutan como parte de las condiciones de devolución pactadas por Reino Unido con China, temen quedar jurídicamente indefensos si se les aplican estos cargos.

En este sentido, y en previsión de lo que pueda ocurrir el miércoles, la Policía de Hong Kong ya anunció la prohibición de la manifestación convocada por la oposición prodemocrática.

Una "amenazada al principio fundacional

La nueva norma ha sido incorporada a la Ley Básica de Hong Kong, por lo que se trata de un cambio de gran calado que podría afectar al principio 'un país, dos sistemas' que resume el encaje de la región en el gigante asiático.

Este principio se acuñó con la vuelta de Hong Kong a la soberanía china e implica la garantía de que las autoridades de Pekín respetarán el régimen de derechos y libertades del que gozaron los hongkoneses durante el dominio británico.

"El éxito de Hong Kong, su espíritu emprendedor, su éxito económico, su energía se han construido sobre su autonomía, sobre el paradigma de 'un país, dos sistemas'", ha destacado el ministro de Exteriores de Reino Unido, Dominic Raab, en su intervención de este martes ante la Cámara de los Comunes.

"Urgimos a China a retroceder desde este abismo, respetar los derechos del pueblo de Hong Kong"

Raab no ha dudado al calificar de "amenaza" la ley de seguridad nacional, al tiempo que ha recalcado que los "peores temores" de la comunidad internacional aún podrían confirmarse una vez se conozca el contenido preciso de la nueva legislación.

"Urgimos a China a retroceder desde este abismo, respetar los derechos del pueblo de Hong Kong y cumplir francamente sus obligaciones internacionales bajo la declaración conjunta (de Pekín y Londres) y con la comunidad internacional" en general, ha reclamado.

Crítica internacional

Otros países y ONG han denunciado que China estrecha cada vez más el cerco sobre Hong Kong. El año pasado, el Gobierno hongkonés ya intentó aprobar una ley de extradición a la China continental a la que finalmente tuvo que renunciar por las fuertes protestas, que se han mantenido de forma intermitente en el último año.

El portavoz del Gobierno japonés, Yoshihide Suga, ya había avanzado horas antes que si finalmente la ley era aprobada sería "condenable". "Erosionará la confianza de la comunidad internacional en el principio 'un país, dos sistemas'", avisó, subrayando que este principio "es muy importante para Japón".

Por su parte, la presidenta de Taiwán, Tsai Ing Wen, ha considerado demostrado que dicho principio "no funciona". "Es muy decepcionante que China no cumpla sus promesas", ha comentado en declaraciones a la prensa.

Además, Tsai ha anunciado que Taiwán abrirá el miércoles, mismo día de entrada en vigor de la ley, su Oficina de Servicios e Intercambios en Hong Kong para "facilitar la ayuda humanitaria" entre ambos territorios.

El jefe de Amnistía Internacional en China, Joshua Rosenzweig, ha denunciado que la ley es en realidad "un arma de represión para ser usada contra los críticos con el Gobierno, incluida la gente que simplemente expresa sus opiniones o se manifiesta pacíficamente".

Rosenzweig ha llamado la atención sobre la rapidez con la que se ha aprobado, apuntando que la finalidad sería poder aplicarla de cara a las elecciones legislativas previstas para el próximo mes de septiembre en la antigua colonia. "Su objetivo es gobernar Hong Kong con el miedo", ha alertado sobre las intenciones chinas.

La Unión Europea (UE) también ha rechazado este martes la aprobación de la controvertida ley de seguridad. Así se han expresado el presidente del Consejo, Charles Michel, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, quienes han insistido en que la polémica reforma que Pekín ha impuesto a Hong Kong "socava seriamente" el estatus del enclave y su principio de autonomía y, además, pone en cuestión el cumplimiento de China de sus compromisos internacionales.

"Tiene un efecto negativo en el poder judicial y en el Estado de Derecho, por lo que rechazamos esta decisión", ha señalado el ex primer ministro belga.

Por ahora, Estados Unidos ha sido el único país en adoptar medidas, anunciando que retira a Hong Kong el estatus especial del que disfrutaba hasta ahora en sus relaciones comerciales con la potencia norteamericana. China ha anticipado que responderá con "contramedidas".

Mensaje a la ONU

La jefa del Ejecutivo hongkonés, alineada con Pekín, ha protagonizado este martes una firme defensa de la ley de seguridad nacional en un vídeo dirigido al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

"Urjo a la comunidad internacional a respetar el derecho de nuestro país a salvaguardar la seguridad nacional y las aspiraciones del pueblo de Hong Kong a la estabilidad y la armonía", ha dicho, según recoge el South China Morning Post.

Lam ha reprochado el doble estándar de los países que critican a Pekín, puesto que "todos tienen su propia legislación sobre seguridad nacional". "No hay ninguna razón por la que solo China deba inhibirse de promulgar una ley de seguridad nacional para proteger cada rincón de su territorio", ha esgrimido.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.