Internacional

Von der Leyen promete flexibilidad en el examen de los déficit públicos

  • La Eurocámara aprueba la nueva Comisión Europea más "verde" y "geopolítica"
La foto de familia de la nueva Comisión Europea. Foto: Reuters
Bruselas

A partir de este domingo, la Comisión Europea estará por primera vez en manos de una mujer. El colegio de comisarios que presidirá Ursula von der Leyen consiguió este miércoles el visto bueno del Parlamento Europeo. Obtuvo una mayoría más amplia que el estrecho margen de nueve votos que rascó la propia exministra de Defensa alemana en julio para ser aprobada como capitana de los 26 comisarios. En total, el nuevo Ejecutivo comunitario logró 461 votos a favor, con 157 en contra y 89 abstenciones, por encima de los 423 que logró la Comisión de su predecesor Jean-Claude Juncker.

Arrancará así una Comisión histórica no solo por el liderazgo femenino. También porque contará con una silla vacía, tras el rechazo del Reino Unido a enviar a un comisario, impedidos por su ley electoral y sin interés en vísperas del Brexit.

Será también la Comisión con más presencia femenina, aunque finalmente no se logró la paridad (15 hombres y 12 mujeres). El proceso de confirmación también rompió precedentes, por ser la primera vez que hasta tres candidatos, los enviados por Francia, Rumanía y Hungría, eran rechazados por los eurodiputados. Su reemplazo retrasó el arranque del nuevo mandato comunitario un mes. Y además será una Comisión especial para España, porque el saliente ministro de Exteriores, Josep Borrell, ocupará la poderosa vicepresidencia al frente de la cartera de Política Exterior y de Seguridad Común.

En su intervención en el pleno antes del voto, von der Leyen repitió los ejes que fijó este verano para sus cinco años de mandato: una Comisión "geopolítica" como motor de una Europa que "no se asustará de hablar el lenguaje de la confianza". Una edulcoración al redescubrimiento del "poder duro" que persigue Bruselas y las capitales frente a EEUU y China, para reforzar la soberanía europea. "El mundo necesita nuestro liderazgo más que nunca", dijo a los eurodiputados.

Los dos campos prioritarios para su acción serán "pacto verde europeo", descrita como "nuestra estrategia de crecimiento"; y una transformación digital, que consiga "el justo equilibrio" entre los valores europeos, como la privacidad, y el liderazgo al que aspiramos, por ejemplo con la computación cuántica.

Von der Leyen pasó revista a toda la agenda, más con promesas vagas que con frases para la historia. Tocó desde la futura relación con el Reino Unido hasta la migración, e incluyó un racimo de temas de los que "preocupan a los ciudadanos". Así, prometió que Europa liderará la lucha contra el cáncer, tras recordar la muerte de su hermana de 11 años.

Los jefes de los grandes grupos consiguieron mantener la disciplina más que en el voto de confirmación

"Con nubarrones formándose en el horizonte", von der Leyen también urgió sobre todo a completar la unión económica y monetaria. Y defendió un uso "flexible" del Pacto de Estabilidad y Crecimiento "para dar tiempo y espacio a nuestras economías para que crezcan".

La nueva Comisión salió adelante con el voto de las tres principales familias políticas (Partido Popular Europeo, Socialistas y Liberales), quienes cerraron el acuerdo para el reparto de los altos cargos el pasado verano. También votó por ella la mitad del grupo más conservador, y los Verdes se abstuvieron.

Esta vez, los jefes de los grandes grupos consiguieron mantener la disciplina más que en el voto de confirmación de la propia presidenta en julio. La jefa del grupo socialista, Iratxe García, indicó durante el debate que su familia le otorgaba un respaldo "exigente, leal y vigilante".

La nueva presidenta encara un inicio difícil y un mandato incluso aún más complicado, con el Brexit, la nueva guerra fría entre China y EEUU, la negociación del próximo presupuesto plurianual y la transición ecológica. Para protegerse, se ha rodeado de un triunvirato de vicepresidentes ejecutivos como motor político de su Comisión: el letón Valdis Dombrovskis (PPE), al cargo de Economía y Finanzas; el holandés Frans Timmermans (Socialistas), al frente del pacto verde; y la danesa Margrethe Vestager (Liberales) responsable de la agenda digital y Competencia.

Esta madre de siete hijos, que llegó al puesto de rebote, inicia una Comisión deudora de los líderes que le auparon y con la Eurocámara más fragmentada de su historia. Un telón de fondo complicado para recuperar la iniciativa política. Pero Europa no se puede permitir otro mandato a la deriva o ensimismada, como le sucedió el pasado lustro agarrotada por la crisis migratoria, el rescate de Grecia o el Brexit.

"La Europa de 2050 será el primer continente en ser neutral en carbono. Será una potencia digital líder. Seguirá siendo la economía que mejor logre lograr un equilibrio entre las fuerzas del mercado y la preocupación social. Y liderará el camino en los grandes problemas mundiales.", dijo la alemana con más optimismo que estrategia.

Robles sustituye a Borrell

La ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, asumirá las funciones del Ministerio de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación en sustitución de Josep Borrell, que este domingo tomará posesión como Alto Representante de Política Exterior de la UE. Estos cambios serán oficiales en el Consejo de Ministros del mañana. La duración de Robles al frente de la diplomacia española dependerá del tiempo que duren las negociaciones del PSOE para conformar un Gobierno.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin