Inmobiliaria

Por qué el 'proptech' es el mejor aliado de la inversión inmobiliaria

  • El número de 'proptech' se ha disparado al menos un 300% desde 2010
  • España es el segundo mayor inversor del mundo en el sector 'proptech'
Las proptech de todo el mundo han captado 97.000 millones de dólares en equity en la última década. Imagen: iStock

Acostumbrados a relacionar el inmobiliario con la palabra ladrillo, es fácil pasar por alto la revolución tecnológica que vive el sector. De la mano del proptech, el catálogo de innovaciones aparejadas a una actividad que se remonta al Neolítico incluye cosas tan sorprendentes como el hormigón marciano, según nos recuerda la consultora inmobiliaria JLL.

Pero ¿qué es exactamente el proptech? La mejor aproximación a la tecnología inmobiliaria nos la ofrece Jaime Luque, profesor asociado y director de la Cátedra Monaco Real Estate Tech Innovation en ESCP Business School: engloba "el software, las herramientas, plataformas, apps, sitios web y otras soluciones digitales" utilizadas en el sector del real estate, ya sea por tasadores, agentes inmobiliarios, arquitectos o constructoras.

En todo el mundo, se calcula que el número de startups tecnológicas que operan en el ámbito inmobiliario se ha disparado al menos un 300% desde 2010. Un informe de JLL publicado el pasado agosto describe un panorama muy promisorio, que en todo caso ya ha superado récords de inversión: nada menos que 9.700 millones de dólares en el primer semestre de 2021, de acuerdo con la consultora de origen británico.

La mayor parte de estas empresas emergentes son jóvenes; el 75% se han constituido en los últimos diez años, de nuevo según JLL. Se estima que son cerca de 8.000 compañías en todo el mundo, que habrían captado una inversión de alrededor de 97.000 millones de dólares en equity en la década previa a la primera mitad del 2021. El crecimiento de este mercado propició la creación en 2016 de Fifth Wall, el primer fondo de capital riesgo especializado en real estate y tecnología. Solo en 2021, Fifth Wall levantó más de 1.100 millones de dólares.

España, potencia 'proptech'

Es posible que sorprenda, también, el papel de España en este ecosistema tecnológico. Nuestro país es, de hecho, el segundo mayor inversor del mundo en el sector proptech, solo por detrás de Estados Unidos. Fueron nada menos que 856 millones de euros los que, según ESCP Business School, se destinaron a las tecnologías inmobiliarias en España entre junio de 2020 y junio de 2021.

Compañías como Tiko, Casavo o Clikalia -que levantó recientemente 460 millones de euros- dan una idea de la pujanza del proptech en España. En la intersección con el fintech, el sector de las tecnofinanzas, es necesario mencionar el auge de plataformas de inversión inmobiliaria basadas en la financiación participativa. En este sentido, Urbanitae se ha consolidado como líder del sector, de la mano de promotores como Caledonian, Gestilar o Carpio Capital. En 2021, Urbanitae financió más de 32 millones de euros y en lo que va de 2022 suma cerca de 14 millones.

Pero ¿qué tendencias marcarán la evolución del proptech en 2022? En esencia, este año veremos un paso más en la aplicación de tecnologías ya establecidas -como la inteligencia artificial (IA) o el internet de las cosas- al sector inmobiliario. Según la plataforma de información corporativa Crunchbase, este año tendrá mayor protagonismo el embedded finance, es decir, la provisión de servicios financieros, como los pagos online, por compañías no financieras; el software de gestión de proyectos en la construcción, y las soluciones digitales de reformas y mejoras del hogar. El interés por el alquiler de la generación Z -la que sigue a los millennials- impulsará también la gestión digital de propiedades, particularmente de inmuebles en régimen de arrendamiento.

CBRE corrobora esta sofisticación del inmobiliario. Para la consultora, en 2022 se acelerará el uso de las apps que permiten a los ocupantes de inmuebles -sean inquilinos o propietarios- "interactuar digitalmente con los espacios físicos". El big data también cobrará un papel mayor, orientado a analizar tanto el comportamiento de los usuarios en sectores como el retail como la monitorización del uso del espacio en edificios de oficinas.

Los edificios inteligentes son otra de las tendencias al alza. El enfoque es doble: la implantación de técnicas como el internet de las cosas, el aprendizaje automático o el 5G permitirá, por un lado, optimizar la sostenibilidad de los edificios -por ejemplo, los sistemas de calefacción y ventilación-; y, por otro, el incremento de la conectividad hará más eficiente la monitorización de todos los sistemas de un edificio en tiempo real.

De nuevo gracias a la adopción de IA, los gemelos digitales demostrarán su potencial este año. Estas representaciones virtuales de los edificios permiten cartografiarlos digitalmente y descomponerlos en componentes para realizar simulaciones y evaluar su desempeño en diferentes escenarios. Y, hablando de representaciones, la realidad virtual, impulsada por la pandemia, seguirá ganando terreno en la comercialización de inmuebles.

Pero ¿qué hay del hormigón marciano que mencionábamos al principio? En efecto, este tipo de material deriva su apellido extraterrestre del hecho de que puede fabricarse en entornos donde el agua escasea -sea Marte o Ciudad de México, como apunta JLL-. Ya se ha utilizado en una vivienda construida por la compañía estadounidense AI Spacefactory, digna del mejor Hollywood. ¿Quién dijo que el inmobiliario fuera aburrido?

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin