Inmobiliaria

El sector 'proptech' crece en España un 8% en el año

  • En España hay 501 empresas que se dedican al sector proptech
  • Su llegada al inmobiliario pudo suponer una amenaza para el sector

Un total de 501 empresas. Este es el número de startups que utilizan la tecnología para mejorar o reinventar cualquier servicio dentro del sector inmobiliario, las conocidas como proptech, que hay en estos momentos en España, según las cifras del Mapa Proptech, elaborado por API Cataluña (Agentes de la Propiedad Inmobiliaria).

En lo que llevamos de año, el sector ha experimentado un crecimiento del 8%. De ese total, 278 de ellas, más de un 55%, trabajan con profesionales inmobiliarios. De estas, el 58% ofrece soluciones para el producto, el 22% para las agencias y el 20% restante para los clientes inmobiliarios.

"En general, el sector inmobiliario se ha diversificado para incluir toda una gama de servicios tecnológicos y digitales que cumplen con las necesidades de la demanda actual. Esto no para aquí. Si el proptech ha contribuido en gran parte a este cambio, las nuevas tecnologías e innovaciones como la realidad virtual y aumentada, el blockchain, el big data, la inteligencia artificial, el internet of things (IoT), la domótica, la imagen y todas aquellas tecnologías aplicables al sector inmobiliario también continuarán contribuyendo a su mejora y evolución. El crecimiento del sector inmobiliario ya no es posible sin su integración con el proptech", señala Anna Puigdevall, directora general de la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (ANAI), la Asociación de Agentes Inmobiliarios de Cataluña (AIC) y tesorera de Fiabci España.

En los últimos años, "su evolución esta siendo muy positiva debido a diversos factores que han podido converger para crear un nuevo espacio de oportunidad a un tipo de empresas que eran necesarias para revitalizar los modelos de gestión del sector", tal y como apunta Vicenç Hernández Reche, presidente de la AIC y CEO de Tecnotramit, además, coautor del libro Revolución Proptech, una reflexión sobre la transformación e innovación en el mercado inmobiliario, junto con Anna Puigdevall y Gustavo López, COO de la AIC.

A nivel mundial, el número de startups que operan en el sector inmobiliario ha crecido de menos de 2.000 a casi 8.000 en los últimos diez años, impulsado por el deseo y la necesidad de las empresas de aplicar estas nuevas tecnologías, según datos de JLL, lo que supone un incremento del 300%. Y todavía existen oportunidades, tal y como muestran los datos de la consultora inmobiliaria.

En los primeros seis meses del año, el sector registró una actividad de financiación superior a los 9.700 millones de dólares, lo que marca su primer semestre más activo desde que existen registros. Asimismo, el mercado ofrece señales de maduración, ya que la financiación comienza a dirigirse hacia actores establecidos y la creciente consolidación impulsa la aparición de líderes sectoriales.

"La tecnología está en el núcleo de las tendencias más importantes que están moldeando el negocio y el sector inmobiliario. Entre ellas se incluyen el trabajo híbrido, la salud y seguridad y las iniciativas sostenibles. Todas ellas están generando una gran demanda. Por este motivo, esperamos que la financiación dentro de este sector bata récords este año", explica Ben Breslau, chief research officer de JLL.

Estados Unidos es el país donde más compañías se constituyen y logran financiación, en consonancia con el ecosistema tecnológico global. Así, un 50% de las empresas se ha financiado allí en la última década con Nueva York, San Francisco, Los Ángeles, Silicon Valley y Chicago como los lugares que albergan un mayor número de startups de proptech.

El segundo mayor mercado por financiación es China, con más de 16.000 millones de dólares captados desde 2010, aunque cuenta con un número notablemente inferior de empresas. Con el gigante asiático a un lado, dentro de la región Asía-Pacífico, India, Singapur y Australia fueron los principales mercados en términos de captación de fondos de financiación. Con Bangalore, Delhi, Singapur, Pekín y Sídney como las ciudades más destacadas.

Por su parte, Reino Unido y Alemania son los países europeos que acaparan la mayoría de la actividad financiadora en la región, seguidos por seguidos de Francia, España y Suecia. En este caso, entre las ciudades que encabezan la clasificación se encuentran Londres, París, Barcelona, Berlín y Helsinki.

¿Qué aportan al inmobiliario?

La llegada de las proptech al panomara inmobiliario pudo suponer, al principio, una amezana para el sector, sin embargo, "no podemos dar la espalda a una evolución que, debido a la pandemia del Covid-19 y la disrupción digital que ya estaba penetrando, se presenta como imparable. La aparición del proptech ha sacudido el sector para hacernos dar cuenta que el cliente ha cambiado y que necesitamos otras formas diferentes de mostrar nuestra propuesta de valor.

Para ello, los disruptores digitales que han entrado en el sector han aportado una bocanada de aire fresco que está ayudando a la modernización y reconsideración del sector para poder atender mejor las necesidades del cliente actual", señala el presidente de la AIC y CEO de Tecnotramit.

El sector inmobiliario hace un asesoramiento y acompañamiento al cliente final en todo el proceso de compraventa, que incluye desde la primera parte que sería ayudar a la búsqueda de financiación hasta la mudanza o el cambio de suministros. Una evolución en la que, en muchos casos, es necesario aplicar la tecnología. En este sentido, Puigdevall señala que "de ahí las proptech están dando muchas soluciones que ayudan precisamente a ese cliente final a hacer más fácil todo ese proceso de compra de la vivienda y los inmobiliarios tienen que entrar a utilizar esa tecnología, precisamente, para incrementar el valor que le dan a sus clientes finales".

Las opciones para crecer

De cara a su recorrido para los próximos años, a nivel evolución de los negocios Hernández Reche apunta que "veremos casos de empresas que no llegarán a desarrollarse en su totalidad, cosa que no es nada nuevo en el entorno de las startups. Pero más allá de la viabilidad de muchos de los planes de negocio, quedará un poso de cambio que se irá asentando en la manera de trabajar y ofrecer nuestros productos y servicios. A nivel tecnológico seguiremos viendo una gran evolución que se verá exponencialmente disparada cuando empecemos a hablar de tecnologías combinatorias. Tendremos que ver entonces como ponemos esas nuevas tecnologías al servicio de los clientes mediante un plan de empresa que genere rentabilidad".

En cuanto a los campos en los que más recorrido tiene el sector para seguir creciendo de cara a los próximos años, Hernández Reche considera que "en el ámbito de la intermediación todavía queda un largo camino que recorrer y, aunque ya se han dado pasos de gigante, creo que falta un mundo nuevo a explorar que debe superar el reto de saber adaptarse a lo cambios socio-económicos del nuevo entorno. Pero donde creo que es más necesario que haya una evolución, aunque creo que tardará más en implementarse de manera sólida, es en todo lo referente a la construcción, donde tienen que converger criterios económicos, seguridad y sostenibilidad. Un verdadero reto".

Aquellas proptech que aplican big data, es donde ha habido un mayor crecimiento dentro del sector. Así lo considera Piugdevall, quién añade que "aunque este campo seguirá estando muy presente, lo que va a tener más potencial de cara a los próximos años van a ser el tema de blockchain y criptomonedas y la inteligencia artificial para entender quién es el mejor usuario de cada casa". La experta señala que el crecimiento del sector va a continuar, pero puede que cada vez vaya más lento, lógicamente "porque el mercado está muy copado".

De hecho, de cara a los próximos años "creemos que se va a incrementar, pero lo va a hacer más a ritmo de un 4/5%, incluso de un 8%, no a los ritmos que lo había hecho inicialmente". "El mercado empieza a saturarse en algunas áreas, así que solo sobrevivirán aquellos actores con valor diferencial. Existe un gran potencial en procesos estratégicos y de soporte en este escenario de cambio de paradigma que estamos viviendo que se abre paso a las fusiones, disrupciones en modelos de negocio, internacionalización y mejora de las soluciones actuales", indicó Puigdevall en el marco del VI Congreso Inmobiliario Latinoamericano.

Preparadas para continuar

El sector proptech en España cuenta con fortaleza y está preparado para seguir creciendo. Estas son algunas de las conclusiones que se extraen de una encuesta realizada por API a los fundadores, CEO y C-Levels de las proptech que dan servicio en nuestro país. De hecho, un 91,43% de las compañías cree que incrementará su facturación en el último trimestre, lo que muestra una confianza por parte de las firmas y constata la continua mejora en la aplicación de tecnología en el sector inmobiliario.

También esperan crecimiento de forma generalizada en el ámbito laboral. Y es que otro de los datos que revela el informe, es que casi 8 de cada 10 proptech en España tienen pensado contratar a más trabajadores en los últimos tres meses del año.

El sector muestra la necesidad de seguir sumando fuerzas con el objetivo de cubrir más partes del proceso inmobiliario y ofrecer a los clientes los mejores servicios. Esta es otra de las reflexiones que deja la encuesta realizada los API, donde se refleja que más de 9 de cada 10 proptech llegará a acuerdos con otras startups del sector o se lo pensará. En este sentido, el 51,43% de las compañías consultadas afirma que establecerá acuerdos con otras, mientras que un 38,57% apunta que tal vez lo haga.

¿Y si tuvieran que internacionalizarse? En este caso, el rumbo de las proptech españolas se dirigiría hacia Europa. Así, el 68,57% elegiría el Viejo Continente para empezar a internacionalizarse. Latinoamérica es el segundo destino más escogido, concretamente, por donde el 22,86% de este tipo de empresas comenzaría su salto internacional.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.