Inmobiliaria

Los bonos verdes son la nueva fórmula de financiación del sector

  • Vía Célere fue la primera promotora residencial que emitió el primer bono verde
  • Lar España ha cerrado dos emisiones de bonos verdes por 700 millones

Los bonos verdes se han convertido en una de las grandes fórmulas de financiación empresarial. Suelen optimizar parte o toda la deuda de una empresa, a través de mejores condiciones de amortización en plazo o tipo medio de interés, y vinculan su uso al cumplimiento de mejoras en sostenibilidad y medio ambiente.

El fenómeno de los bonos verdes ha llegado también al sector inmobiliario, con notable éxito. La socimi Lar España, especializada en activos comerciales en rentabilidad, ha sido la primera socimi del sector que ha cerrado dos emisiones de bonos verdes por 700 millones, con una sobresuscripción de cinco veces lo conseguido.

Vía Célere emitió el primer bono verde de una promotora residencial en el mercado europeo en el mes de marzo de 2021, por valor de 300 millones con la finalidad de financiar la construcción de edificios residenciales energéticamente eficientes, de acuerdo con los criterios de elegibilidad de los bonos verdes, que requieren que estos desarrollos se encuentren entre el 15% de los energéticamente más eficientes del mercado nacional.

Solo un mes después, Neinor Homes lanzó la primera emisión de un bono verde de una promotora cotizada en Europa con un bono de 300 millones, con vencimiento a 5,5 años y a un coste del 4,5%.

Dicha operación tuvo también una gran acogida por el mercado con una demanda de 1.500 millones, que supone una sobre suscripción de cinco veces la oferta de emisión. Neinor dedicará los fondos captados a amortizar 158 millones de euros de deuda de Quabit Inmobiliaria, además de realizar inversiones de capital en la división de alquiler.

Por último, en el mes de mayo del año pasado, Aedas Homes cerró la emisión de un bono verde por importe de 325 millones de euros, el más elevado del sector promotor de España, con un interés anual del 4% y vencimiento en agosto de 2026. La operación registró una demanda cinco veces superior a la oferta, destacando la ofrecida por los inversores españoles, que ha alcanzado los 100 millones de euros.

En estos cuatro casos , que son los que se han dado hasta la fecha en el sector inmobiliario, la emisión de bonos verdes se relaciona con el auge de los llamados criterios ESG; es decir, ambientales, sociales y de gobernanza, que cada vez tienen mayor peso en los mercados.

¿Cuáles son sus ventajas?

"Para la socimi Lar España, con esta emisión de bonos lo que buscábamos era mejorar la estructura y la calidad de la deuda de la compañía y lo hemos conseguido con éxito. En tres meses hemos cambiado de tener una compañía que tenía 100% de deuda garantizada a 100% de deuda no garantizada, hemos sido capaces de reducir el coste de la deuda de 2,2% por debajo de 1,8%, incrementar el vencimiento de la deuda a más de seis años y conseguir que el 100% de nuestra deuda, hoy por hoy, sea verde o sostenible y esto es algo que el inversor valora mucho a la hora de invertir en la compañía porque valora ese punto de calidad y poderlo demostrar", afirma Jon Armentia, director corporativo Lar España Real Estate Socimi.

Al final una emisión de bonos verdes lo que lleva es a ratificar todo el esfuerzo que las empresas del sector están haciendo en materia de sostenibilidad, así lo confirma Gonzalo Díez de los Ríos, responsable de desarrollo Corporativo de Vía Célere. "En este nuevo ciclo inmobiliario que ha surgido en el mercado y no solo en el residencial, el tema de ESG y la sostenibilidad son pilares fundamentales de este negocio, luego una emisión de bonos verdes lo que hace es ratificar todos nuestros esfuerzos que veníamos haciendo desde hace varios años para hacer proyectos y dar un enfoque de la empresa en sostenibilidad. Esto ha desembocado en una demanda muy grande que nos ha permitido optimizar el precio de la emisión de bonos y liderar las emisiones en España en este sentido en ESG y sostenibilidad".

En Neinor Homes, donde los criterios de ESG y la sostenibilidad vienen de serie ya en el ADN cuando nació la compañía lo que le ha aportado la emisión de bonos es visibilidad. "Mucha gente a través de los bonos ha podido conocer lo que estábamos haciendo y muchos inversores nos pedían que ampliáramos el importe del bono para poder entrar porque hubo mucha gente que se quedó fuera. Fuimos los primeros que firmamos una financiación verde de un préstamo promotor con Bankia, hoy Caixabank", asegura Francisco Martín, responsable financiero y tesorería de Neinor Homes.

"El éxito de nuestra emisión de bonos verdes refuerza nuestra credibilidad en el mercado financiero y premia nuestra capacidad de ejecución del plan de negocio dentro de la estrategia ESG que la compañía desarrolla con horizonte en 2023, donde prevé que el 60% de sus promociones obtengan la calificación energética A y que el 25% de sus viviendas incorpore elementos industrializados", explica María José Leal, CFO de Aedas Homes.

A día de hoy son pocas las empresas del sector inmobiliario que se han financiado con bonos verdes pero este es un tren que ya está en marcha y que veremos cada vez más empresas que utilizan la financiación verde. Tanto promotoras como socimis, empresas que centran su negocio en la rentabilidad de sus activos, cada vez están más comprometidas con los criterios de ESG y las políticas de sostenibilidad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin