Inmobiliaria

Sareb demanda a su banca acreedora para poder cobrar por sus bonos

  • La demanda se extiende contra Abanca, CaixaBank, Banco Sabadell, BBVA, Unicaja, Ibercaja y BFA
  • Hasta ahora y desde 2015 la deuda de la sociedad tenía cláusula cero

Sareb acaba de abrir una batalla legal contra su banca acreedora. Concretamente, la sociedad ha interpuesto un demanda declarativa y constitutiva de derechos ante los Juzgados de primera instancia de Madrid frente a los tenedores de su deuda senior, que son Abanca, CaixaBank, Banco Sabadell, BBVA, Unicaja, Ibercaja y BFA, solicitando que los bonos emitidos por la compañía puedan generar rentabilidades negativas.

Según explica la compañía capitaneada por Javier García del Rio, el Consejo de Administración ha tomado esta decisión "por la obligación de la entidad de defender sus intereses, que en este caso son también los intereses de todos los contribuyentes". "Es un tema en el que las partes no se ponen de acuerdo y por ello creemos que la decisión correcta es acudir a la Justicia para que dilucide sobre el asunto. Renunciar a la tutela judicial efectiva no es una opción para Sareb".

El también conocido como banco malo explica que emitió en 2012 un total de 50.781 millones de euros en deuda senior (de los que todavía quedan 34.500 millones) a cambio del traspaso de los activos por las cajas que recibieron ayudas públicas. "Los bonos están referenciados al Euribor a tres meses más un diferencial que en ningún caso puede superar el 2%" y aclara que "en su diseño original no está previsto la existencia de un suelo".

Sin embargo, en 2015, en un entorno de tipos negativos en el que el BCE no admitía en sus facilidades de liquidez el descuento de bonos con cupón negativo, Sareb decidió introducir un suelo de 0% en sus emisiones. "Así se garantizaba que estos títulos pudieran seguir siendo elegibles para las facilidades de liquidez y se evitaba así un perjuicio a los tenedores", apunta la sociedad.

A partir de 1 de enero de 2017, el BCE cambió su criterio y admitió como colateral los bonos con cupón explícito negativo, lo que abrió un nuevo escenario en el que Sareb "puede volver a las características originales de los bonos, es decir, eliminar el floor o suelo del 0% y emitir bonos con cupón negativo sin perjudicar la operatividad financiera de estos títulos", defienden.

Además, desde Sareb destacan que en la actualidad, "las entidades se están beneficiando de la tasa negativa de descuento del BCE (-0,50%) y sin embargo no abonan el coste negativo a Sareb". Es decir, los tenedores de bonos reciben financiación del BCE por la que "no tienen que pagar sino más bien al contrario: está remunerada como consecuencia de la política monetaria en el área del euro, y además no tienen que pagar por el interés negativo de los bonos de Sareb en la actualidad".

Respuesta de la banca

Desde Caixabank apuntan que todavía no conocen el texto de la demanda, "por lo que no podemos pronunciarnos en detalle". Si bien, destacan que "la cuestión de si los bonos debían o no devengar intereses negativos fue decidida, previo pacto de las partes, por un arbitraje en octubre de 2018" y aclaran que "la decisión fue que los bonos no debían devengar intereses negativos ni en ese momento ni en el futuro".

Además, apuntan que "Bankia (ahora CaixaBank) fue parte de ese procedimiento y la decisión arbitral no fue recurrida por Sareb, por lo que entendemos es firme, y además la ha venido aplicando en los dos años posteriores a la misma". 

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

Robo descarado
A Favor
En Contra

Si este robo del SAREB defendiera los intereses de los contribuyentes.. en primer lugar no existiría, no lo habrían creado.

Y en segundo lugar hubiera ofrecido todo el ladrillo que tenía al mejor postor de forma transparente desde el primer día, cosa que nunca hizo, ni hace hoy día.

Esta cosa, este engendro que es el SAREB, nos está costando decenas de miles de millones a todos los españoles. Es una vergüenza.

Puntuación 3
#1