Inmobiliaria

Casavo logra 40 millones de financiación del fondo D. E. Shaw y llega a los 450 millones

  • La proptech usará este capital para consolidar su crecimiento en España
  • La firma ha logrado triplicar en España el total de operaciones de 2020
Francisco Sierra, director general de Casavo en España

La proptech Casavo ha cerrado una nueva ronda de financiación de 40 millones de euros recibidos en su totalidad del grupo D. E. Shaw, inversor institucional con más de 60.000 millones de dólares bajo gestión.

Con esta operación la compañía eleva a 450 millones de euros la financiación conseguida hasta la fecha. La nueva inyección de capital en la que ha actuado como asesor financiero ArcanoBlueBull, la división especializada en Tech M&A de Arcano, aporta a Casavo una nueva línea para financiar el desarrollo de su negocio en España, ya que se dedicará en exclusiva a la adquisición de propiedades residenciales en nuestro país.

La firma ha logrado triplicar en España el total de operaciones inmobiliarias de 2020 en lo que llevamos de año, por lo que mejora las expectativas marcadas para 2021 y gracias a esta nueva financiación pretende afianzar su negocio en la capital e impulsar una expansión que se materializó el pasado mes de septiembre con la apertura de su nueva sede en Barcelona.

Los objetivos marcados en España pasan por finalizar el ejercicio superando las 200 transacciones inmobiliarias completadas, un crecimiento ampliamente superior al inicialmente previsto, dado el buen desempeño obtenido en el mercado español, que parece recuperarse a buen ritmo tras la pandemia.

"Estamos muy satisfechos con esta nueva financiación específica para España, que nos permitirá seguir creciendo. Además, este año hemos optimizado nuestra actividad pasando de comprar pisos en 30 días a hacerlo en solo siete, añadiendo mayor liquidez al mercado inmobiliario español", apunta el director general de Casavo en España, Francisco Sierra.

"Barcelona es una ciudad estratégica para Casavo, un mercado inmobiliario muy fragmentado"

Según señala el directivo, esta mejora se explica no solo por la optimización de procesos internos, sino también por la ampliación del equipo, que en lo que va de año se ha triplicado hasta superar las 30 personas en plantilla.

"La ambición de Casavo continúa siendo hacer la vida más fácil a aquellas personas que quieren vender su casa. Aunque nuestro compromiso es comprar la vivienda en un plazo máximo de siete días, trabajamos poniendo al usuario en el centro para que la experiencia no solo sea rápida sino también lo más sencilla y cómoda posible. Para ello hemos reforzado nuestro equipo, principalmente en el área de Inversiones, garantizando una experiencia óptima y satisfactoria para nuestros clientes" afirma Sierra.

Casavo desembarca en Barcelona 

Casavo comenzó a operar en Barcelona el pasado mes, consolidando así su presencia en España. Con un equipo local formado por 5 personas que aumentará hasta las 20 y una sede junto a Plaça de Catalunya, la compañía confirma su apuesta por el mercado catalán con un ambicioso plan de crecimiento que espera elevar el número de transacciones de compraventa en la ciudad hasta llegar al centenar en los próximos meses. 

"Barcelona es una ciudad estratégica para Casavo, un mercado inmobiliario muy fragmentado a la vez que limitado geográficamente de cara a construir obra nueva, por lo que la necesidad de reforma es mayor. Con esta nueva apertura queremos aportar liquidez al sector, agilizando la compraventa de viviendas gracias a la tecnología y profesionalizando el complejo proceso de las reformas", concluye Sierra.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.