Inmobiliaria

Spaces abre un nuevo 'coworking' de más de 2.200 m2 en el distrito de Barajas

  • El centro cuenta con hasta 390 puestos de trabajo
  • IWG, matriz de Spaces, ha llevado a cabo una inversión de 2 millones

Spaces ha anunciado la apertura de su nuevo centro de coworking y trabajo flexible en el distrito de Barajas (Madrid), el Spaces Campo de las Naciones. El edificio abre sus puestas con el objetivo de reforzar la apuesta de la compañía en la capital española, siendo los primeros inquilinos en ocupar este espacio.

Este nuevo Spaces cuenta con más de 2.200 m2 de superficie, lo que le permite ofrecer hasta 390 puestos de trabajo. Las instalaciones se encuentran a pocos metros del recinto ferial de IFEMA y a escasos kilómetros del aeropuerto de Barajas-Adolfo Suarez.

IWG, empresa matriz de Spaces, ha llevado a cabo una inversión de 2 millones

Para habilitar este espacio de oficinas flexibles, la empresa matriz de Spaces, IWG, ha llevado a cabo una inversión de 2 millones, con el fin de conseguir que las instalaciones ayuden a resolver todas las posibles necesidades que tengan los usuarios. Por ello, se han habilitado 5 salas de reunión, una sala de formación e, incluso, un espacio para eventos.

"El edificio se encuentra en uno de los lugares más vibrantes de la ciudad con un ir y venir de empresarios y trabajadores constantes, gracias en parte a IFEMA y al aeropuerto", señala Philippe Jiménez, Country Manager de Spaces en España, quien añade que, "por otro lado, hay que recordar que estos centros también ayudan a reducir la huella de carbono, permitiendo reducir los viajes al trabajo", sentencia Jiménez.

La vuelta a la oficina

La vuelta de los trabajadores a las oficinas se ha intensificado este mes de septiembre, apoyada en el ritmo de vacunación y la consolidación del sistema laboral híbrido, que combina días en la oficina con jornadas en casa.

Esta modalidad de trabajo tiene beneficios de cara a los empleados, que pueden gestionar mejor su vida laboral con su vida privada y les permite reducir su huella de carbono. Pero también para las empresas, ya que implica un ahorro al no tener que alquilar toda una planta de oficina que permita abarcar a la totalidad de su plantilla, sino que pueden llevar a cabo su actividad en estos centros flexibles. Asimismo, también tiene efectos positivos en la productividad, llegando a aumentar en un 20%, según un estudio realizado por IWG.

En este contexto, los centros de coworking se posicionan como una opción atractiva para los trabajadores que prefieren realizar sus funciones desde otro lugar que no sea su casa. También para los pequeños autónomos y emprendedores que necesitan un lugar donde reunirse con sus partners. Así, IWG cuenta con un total de 24 centros a lo largo de la Comunidad de Madrid, 10 de ellos bajo la marca Spaces.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin