Infraestructuras y Servicios

FCC, Ferrovial y Sacyr se alían para pujar por la Ciudad de la Justicia de Madrid

  • Vinci irrumpe con Cobra en la pugna en consorcio con Grupo Sanjose y Avintia
  • ACS puja con Vías en UTE con Lantania y Ortiz y con Dragados en alianza con Acciona
Proyección de la Ciudad de la Justicia de Madrid

Las constructoras españolas ultiman los consorcios para concurrir a la licitación para la construcción de la Ciudad de la Justicia de Madrid, uno de los mayores proyectos de infraestructuras programados en España. Presumiblemente, habrá cinco contendientes. De acuerdo con fuentes conocedoras, a las alianzas de Dragados (ACS)-Acciona y OHLA-Azvi-Rover, ya concretadas hace unas semanas -como adelantó este diario-, se suma la integrada por FCC, Ferrovial y Sacyr, que han sellado recientemente un acuerdo.

Mientras, Lantania y Grupo Ortiz han unido fuerzas con Vías, otra filial de ACS, que competirá así desde dos frentes, una estrategia habitual del grupo que preside Florentino Pérez en concursos tanto nacionales como internacionales.

Por último, Grupo Sanjose ha encontrado como socios a Avintia y a Cobra, filial del gigante francés Vinci desde que se la adquiriera a ACS a finales de 2021. Esta UTE (unión temporal de empresas) cuenta para el diseño del proyecto con la ingeniería Typsa y los despachos de arquitectura Carlos Rubio Carvajal y b720 Fermín Vázquez.

Las constructoras están llamadas a presentar sus ofertas para el proyecto de construcción de la Ciudad de la Justicia de Madrid el próximo 20 de mayo. El Gobierno de la Comunidad de Madrid ha licitado la iniciativa como un contrato de obras, dividido en dos lotes que suman un presupuesto de más de 683 millones de euros. Esta fórmula ha sido la elegida después de que el pasado año fracasara un nuevo intento por sacar adelante la iniciativa a través de un contrato de colaboración público-privada en régimen de concesión.

El nuevo proceso congregará en la puja a los principales grupos constructores de España y a la gala Vinci -a través de Cobra-, con una concurrencia superior a la que consiguió el Ejecutivo regional en su último intento con un modelo concesional. Entonces, ACS y Acciona, que ahora repiten asociación, Ferrovial y Sacyr, OHLA, Azvi y el fondo TIIC, y FCC, en solitario, mostraron su interés en participar. Sin embargo, las condiciones del pliego provocaron que, tras varias tentativas fallidas, en la última, en febrero de 2023, sólo la unión formada por los grupos que lideran Florentino Pérez y José Manuel Entrecanales trasladó una oferta. Su propuesta, no obstante, estaba condicionada a una serie de cambios que finalmente el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso no pudo satisfacer, por lo que decayó.

El Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso, que con el nuevo contrato gestionará la Ciudad de la Justicia de manera directa, ha dividido la edificación del proyecto en dos lotes y cuatro fases. El primer lote comprende la redacción de proyectos y ejecución de obra para la construcción del parking público y de los edificios del Tribunal Superior de Justicia y Audiencias Provinciales por un importe de 168,17 millones de euros sin IVA (203,5 millones de euros con IVA). El segundo abarca la redacción de proyectos y ejecución de obra para la construcción de la jurisdicción civil, penal y fiscalía por 396,48 millones de euros sin IVA (479,7 millones de euros con IVA).El presupuesto base de licitación conjunto asciende, por tanto, a 564,6 millones de euros sin IVA (683,2 millones con IVA). La elección de las constructoras está prevista para el verano de este año y el inicio de las obras en el primer trimestre de 2025. Se estima que estarán finalizadas en 2028.

Superficie

La Comunidad de Madrid unificará en un solo complejo ubicado en el barrio de Valdebebas un total de 26 sedes judiciales repartidas ahora por la capital. En la actualidad, dan servicio diariamente a más de 30.000 personas. Se levantarán entre 10 y 13 edificios -el diseño dependerá del consorcio que se adjudique el proyecto-. La Ciudad de la Justicia de Madrid ocupará alrededor de 236.000 metros cuadrados sobre rasante y 198.000 bajo rasante en un solar con una superficie de 132.000 metros cuadrados, lo que supone un aumento del 61% respecto a la suma de toda el área destinada a estos organismos en estos momentos.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud