Infraestructuras y Servicios

Abertis compite con Vinci y QIC por la autopista australiana Eastlink por más de 1.200 millones

  • Aspira a su primer activo en el país océanico valorado en más de 1.000 millones
Imagen corporativa de Abertis. Archivos.

Abertis ha entrado en la carrera para hacerse con una participación de control en la autopista de peaje Eastlink, en Melbourne, en el estado de Victoria (Australia). La concesionaria que controlan ACS y Mundys busca sumar su primer activo en el país oceánico en una operación que se valora por encima de los 1.200 millones de euros.

Un grupo de accionistas de Horizon Roads, el operador que a través de Connecteast explota Eastlink, sacó al mercado a comienzos de año la venta del 5545% de la sociedad. Contrató para pilotar el proceso a RBC (Royal Bank of Canada). Los potenciales compradores estaban llamados a presentar sus ofertas no vinculantes este lunes. Abertis mostró desde un principio interés, multiplicado hace unas semanas cuando la Comisión Australiana de Competencia y Consumo (ACCC) rechazó la propuesta del dominador del mercado de autopistas en Australia Transurban para tomar el control de Horizon Roads, al considerar que reduciría sustancialmente la competencia en futuras concesiones de vías de pago en el estado de Victoria, y acordó su consecuente exclusión del proceso.

Sin Transurban en la partida, las opciones de Abertis se han incrementado significativamente, si bien tendrá enfrente, previsiblemente, a varios postores de nivel. Así, según informan medios australianos, el gigante de las infraestructuras francés Vinci y el fondo de inversión australiano QIC (Queensland Investment Corporation) participan activamente en la puja. Otras firmas que se han aproximado en los últimos meses al proceso son el fondo australiano IFM, el neerlandés DIF o el estadounidense KKR.
Abertis cuenta para esta transacción como asesores con Citi y JP Morgan. Vinci, por su parte, ha contratado a Rothschild y QIC a Lazard.

La autopista EastLink tiene una longitud de 39 kilómetros, conectando Frankston, al sur de Melbourne, con el este de la ciudad, y forma parte de la M3. Por la carretera circulan a diario 250.000 vehículos. La concesión aún tiene una vida de 20 años. Se trata de la mayor red de autopistas de peaje en el estado de Victoria. Entre los propietarios de Horizon Roads figuran el fondo de pensiones el británico USS, con el 19,9% del capital, el neerlandés APG (15%), el coreano NPS (15%), el danés ATP (12,6%), el neozelandés NZ Super Fund (9,9%) o el estadounidense TIAA (9,9%). La transacción tiene un valor de alrededor de 2.000 millones de dólares australianos, equivalentes a más de 1.200 millones de euros, lo que implica valorar por encima de los 2.000 millones de euros el 100% de la concesión.

No se descarta que Abertis forje una alianza con un fondo para recibir más apoyo financiero, como hizo años atrás en México (RCO) y Estados Unidos (ERC). No obstante, cuenta con el renovado respaldo de ACS y Mundys y en las últimas operaciones, la de la SH-288 de Texas y la de la privatización de cuatro autopistas en Puerto Rico, concurrió -ganó- en solitario inicialmente.

Abertis quiere entrar en Australia con esta adquisición después de varios intentos fallidos en los últimos años, entre los que figuran Westconnex, la principal autopista urbana de Sidney, o Queensland Motorways, operador de autopistas en Brisbane. Ambas fueron adquiridas por Transurban.

Francia subirá los peajes menos del 3%

El ministro francés de Transportes, Clément Beaune, aseguró ayer que los peajes de las autopistas en Francia subirán menos del 3 % en la fecha de revalorización anual el próximo 1 de febrero, y eso pese al nuevo impuesto que prevé gravar a las sociedades concesionarias. Beaune rechazó la posibilidad de que se cumpla la amenaza de esas sociedades concesionarias, entre las que está el grupo español Abertis, que cuenta con Sanef en el país, de repercutir ese impuesto a sus clientes por la vía de los peajes. En España, la fórmula de revisión de las autopistas de peaje arroja una subida del 4,03% desde el 1 de enero. El Gobierno tiene que decidir el porcentaje final.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud