Infraestructuras y Servicios

Sacyr venderá con el fondo Toesca su filial de concesiones en Chile

Manuel Manrique, presidente de Sacyr

Sacyr impulsa un nuevo plan de desinversiones por el que se desprenderá de una parte sustancial de su negocio de concesiones de infraestructuras en Chile y Colombia. A diferencia de la venta de la división de Servicios que ha acometido este año y que se dirige a rebajar drásticamente la deuda neta con recurso, las operaciones en los mercados latinoamericanos encajan dentro de la estrategia de rotación de activos maduros y buscan, sobre todo, obtener recursos para invertir en nuevos proyectos concesionales, con el foco prioritario en países anglosajones, especialmente en Estados Unidos.

Según ha podido saber 'elEconomista.es' de fuentes solventes, Sacyr ha decidido vender el 51% que tiene en la sociedad que aglutina siete activos concesionales en Chile (cinco autopistas, un hospital y un aeropuerto). De este modo, tras analizar diversas opciones, la compañía que preside Manuel Manrique ha optado por sumarse al proceso de desinversión que inició meses atrás el fondo chileno Toesca Infraestructura, su socio en el país con una participación en dicha sociedad del 49%, y que no ha podido concretar al recabar ofertas por debajo de sus expectativas. Con la venta del 100% de las participaciones en estas concesiones Sacyr y Toesca confían en revalorizar la transacción y atraer a fondos o grupos de infraestructuras.

Sacyr vendió a Toesca el 49% de sus participaciones en siete activos en Chile en 2019, en una operación que se estimó, incluyendo la deuda, en 440 millones de euros

Sacyr vendió a Toesca el 49% de sus participaciones en siete activos en Chile en 2019, en una operación que se estimó, incluyendo la deuda, en 440 millones de euros. La gestora chilena inició a comienzos de año la liquidación de las participaciones de su primer fondo, habiendo sellado ya ventas en el negocio del agua. La multinacional española tenía mucho que decir en la operación al tratarse del socio mayoritario. Tras plantear incluso la compra del 49%, ahora ha optado por agregarse al proceso de desinversión, que está pilotado por el banco brasileño BTG Pactual.

En este punto, sobre la mesa están distintas alternativas. Así, en función del apetito del mercado, la venta podría ser total o parcial, por el conjunto de los proyectos o de manera separada cada activo -o lote-. De este modo, se abre la posibilidad de que sean varios los compradores. Las concesiones que integran la operación son las autopistas Accesos a Iquique-Rutas del Desierto; Ruta 146-Concepción Cabrero-Valles del Bío-Bío; Ruta 5-Tramo Vallenar-Caldera-Valles del Desierto; Ruta 43-Tramo La Serena-Ovalle-Ruta de Limarí; y Ruta 5 Tramo La Serena-Vallenar-Ruta del Algarrobo, que suman 701 kilómetros de longitud; el Hospital de Antofagasta, con 671 camas, y el Aeropuerto El Tepual. Sacyr y Toesca tienen el 51% (26% y 25%, respecticamente) en seis proyectos y el 62,5% en el El Tepual, cuya concesión vence en 2024, y el 63% en la Ruta 5 Vallenar-Valle del Desierto. La inversión conjunta alcanza los 1.534 millones de euros y, en todos los casos, Sacyr se encarga de la gestión de las infraestructuras.

Más negocio en Chile

El negocio de concesiones de Sacyr en Chile, en todo caso, va más allá de estos proyectos, totalizando 19 concesiones. En los últimos años, el grupo ha sumado activos como la Autopista Vespucio Oriente (AVO), en Santiag o de Chile, la Ruta del Elqui, el Camino de la Fruta, la Ruta 78 San Antonio-Santiago, el Hospital Buin-Paine, los aeropuertos de El Loa y Chacalluta y varios proyectos de agua. Las concesiones del grupo español en Chile aportaron 487 millones de euros a sus ingresos y 288 millones al resultado bruto de explotación (ebitda) en 2022. En los nueve primeros meses del año, las cifras alcanzan, respectivamente, los 345 y 175 millones. Es, de hecho, el primer país por facturación, tras Italia, y el tercero por ebitda, tras Italia y Colombia.

Precisamente, en paralelo a la desinversión en Chile, Sacyr arrancará en fechas próximas la venta de sus autopistas en operación en Colombia. Manrique confirmó este viernes a los analistas en la presentación de resultados de los nueve primeros meses que explorará el traspaso de hasta el 100% de sus cuatro vías en explotación en el país (Rumichaca-Pasto, Mar 1, Puerta de Hierro y Pamplona-Cúcuta, cuya inauguración total se realizará en próximas semanas), como adelantó este diario el jueves. En este caso, la inversión de estos cuatro proyectos alcanza los 2.250 millones. En Colombia también tiene, en fase de construcción, la autopista Buga-Loboguerrero-Buenaventura y el Canal del Dique, de modo que las inversiones de las seis concesiones se elevan hasta 4.250 millones. "Vamos a hacer una exploración en el mercado y veremos lo que más le interesa a la compañía", resaltó el presidente. "Hoy no sabemos si va a ser el 49%, el 100% o el 70%", expuso, recordando que en Servicios el plan inicial alcanzaba el 49% y finalmente ha transferido el 100%.

Con la rotación de activos maduros "intentaremos maximizar el valor y siempre con el objetivo de equilibrar el peso -en concesiones- entre Latinoamérica, Europa y los países anglosajones", subrayó Manrique. El objetivo es que cada una de estas regiones pese un 33% en la cartera de concesiones. El grupo obtendrá así nuevos recursos para crecer en países estratégicos como Estados Unidos, Reino Unido, Canadá e Italia. Cuenta con 69 activos concesionales en el mundo y ha realizado una actualización de su valor, de manera que se ha incrementado hasta los 3.254 millones, 443 millones más que en 2021.

El grupo presentará en primavera su nuevo plan estratégico en el que además de Concesiones apostará por el negocio de Agua. Tras plantear la entrada de un socio minoritario hace un año, ha descartado esta vía en corto plazo y potenciará su crecimiento con recursos propios. De cara a la nueva estrategia, la dirección evalúa subir el dividendo, pagarlo en efectivo o mediante un modelo mixto con acciones como hace desde hace años. Afronta la nueva etapa con una severa limitación de la deuda con recurso y el crecimiento de sus resultados como base. Entre enero y septiembre ganó un 36,4% más, hasta 92,4 millones, con un ebitda de 980,5 millones (+12,2%) y un margen ebitda récord, del 30,2%.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud