Infraestructuras y Servicios

OHLA requiere la venia de los bonistas para acelerar la venta de su negocio de Servicios

  • Requiere a los titulares de los bonos su consentimiento para liberar garantías
Luis Amodio, presidente de OHLA, y José Antonio Fernández Gallar, consejero delegado

OHLA ha solicitado a sus bonistas el consentimiento para aprobar las modificaciones a los términos del contrato entre acreedores y de los bonos sénior garantizados con el objetivo de facilitar el proceso de desinversión de la división de Servicios del grupo, que se instrumenta a través de Ingesan.

Los titulares de los bonos de la emisión de OHLA, realizada en 2021 por un importe de 487,26 millones de euros y con vencimientos, al 50%, en 2025 y 2026, tienen hasta el próximo 24 de marzo para dar su autorización a los cambios propuestos por la compañía, que implican la liberación de garantías y sin perjuicio de la posibilidad de que el mismo pueda extenderse, reabrirse o finalizarse de acuerdo con los términos del Documento de Solicitud de Consentimiento.

OHLA cerró 2022 con una deuda corporativa de 467 millones de euros, si bien hace dos semanas selló una nueva recompra de bonos por 33,5 millones

OHLA ha configurado un nuevo plan de desinversiones con el que pretende estabilizar su posición financiera con la reducción de su deuda en el entorno de los 200 millones de euros y dejarla así por encima de los 200 millones, con una ratio sobre el resultado bruto de explotación (ebitda) acorde a lo que exigen los mercados financieros.

La constructora sacará al mercado próximamente el 50% que controla del Centro Canalejas de Madrid y el 100% de su división de Servicios, instrumentada a través de Ingesan y que está especializada en las actividades de facility management. Estas dos ventas se suman a la que ya tiene en marcha del Centro Hospitalario de la Universidad de Montreal (CHUM), en Canadá. La compañía proyecta culminar las tres desinversiones entre la segunda mitad de 2023 y los primeros meses de 2024.

OHLA cerró 2022 con una deuda corporativa de 467 millones de euros, si bien hace dos semanas selló una nueva recompra de bonos por 33,5 millones, rebajándola a 433 millones. Con el nivel de ebitda (resultado bruto explotación) alcanzado al término del año y tras la reciente recompra de bonos, la ratio de deuda baja ya hasta 3,8 veces ebitda.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud