Infraestructuras y Servicios

Entrecanales reclama menos impuestos a las renovables y urge inversiones para la transición energética

  • Critica las medidas que elevan la inseguridad jurídica y desincentivan la inversión
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona

El presidente de Acciona, José Manuel Entrecanales, ha reclamado mayor estabilidad regulatoria y menores impuestos para las empresas renovables, al tiempo que ha abogado por cambiar el modelo energético actual que, a su juicio, "no es viable".

Durante su discurso en la junta genera de accionistas de Acciona, Entrecanales ha explicado que "si se pretende que el sector privado invierta cientos de miles de millones para migrar de un modelo energético desequilibrado en lo político, en lo económico, en lo social y en lo medioambiental, sustentado en muchas ocasiones por regímenes autocráticos, creador de déficit comercial y emisor de gases de efecto invernadero hacia otro, autóctono, generador de industria, riqueza nacional y, sobre todo, limpio, es imprescindible cuidar la estabilidad regulatoria, evitar mensajes fiscales desincentivadores, no culpar a las empresas renovables de problemas que precisamente contribuimos a mitigar, y fomentar la cordialidad frente a la confrontación".

"La volatilidad regulatoria y la aplicación de gravámenes fiscales extraordinarios, a las energías renovables de primera generación, precisamente a las pioneras, además, de manera indiscriminada respecto de las energías convencionales, solo contribuye a elevar la inseguridad jurídica y a desincentivar la inversión", ha criticado.

"La contribución fiscal de Acciona supone cuatro veces su beneficio neto o seis veces su dividendo"

El empresario ha recordado "la contribución fiscal de Acciona supone cuatro veces su beneficio neto o seis veces su dividendo". "Y ojo, no me quejo, pero lo aclaro por si en alguna medida hubiese calado la tan recurrente, y al mismo tiempo tan infundada, crítica sobre la insuficiencia de nuestra contribución fiscal", ha precisado.

"Si Europa hubiera acelerado la transición energética no habríamos visto los precios de la energía que hemos sufrido en los últimos meses"

Para Entrecanales, "nuestro modelo energético actual no es viable", por lo que ha abogado por "reforzar de forma absolutamente radical la generación renovable, apoyar sin fisuras el almacenamiento, promover nuevas tecnologías, aunque al principio no sean las más competitivas como tampoco lo eran la eólica y la fotovoltaica hace veinte años, y fomentar la eficiencia energética". Para todo ello, ha abundado "es imprescindible atraer la inversión privada, nacional e internacional, porque sin ella, esta transformación no será posible".

Entrecanales ha asegurado que "si Europa hubiese acelerado su transición energética, reduciendo su dependencia de los fósiles, no habríamos visto los precios de la energía que hemos sufrido en los últimos meses, no seríamos rehenes de las autocracias energéticas, de las que es malo depender en cualquier circunstancia, pero dramático si además tienes un conflicto bélico, y no estaríamos, como estamos, batiendo récord de emisiones un año detrás de otro".

"Hay que invertir cientos de miles de millones en regenerar nuestro sistema social, medioambiental y económico; hay que cambiar hábitos, hay que investigar en nuevas soluciones productivas, hay que sustituir infraestructuras obsoletas y dotar de ellas a miles de millones de ciudadanos que no disponen ni de las más básicas; en definitiva, el esfuerzo inversor al que nos enfrentamos es inmenso", ha remarcado.

Ante este escenario, el primer ejecutivo de Acciona ha incidido en que "para que las empresas podamos desarrollar ese esfuerzo inversor regenerativo necesitamos un entorno regulatorio estable, necesitamos el apoyo, consenso y coordinación de y con las administraciones públicas, necesitamos, en definitiva, un entorno económico favorable para poder ejercer nuestra función de agente creador de riqueza, progreso social y equilibrio medioambiental".

En relación a la guerra en Ucrania, el empresario ha avisado de que "todos nos jugamos mucho por cuanto no se trata solo de una confrontación entre dos países sino más bien entre dos sistemas y entre dos escalas de valores: la del respeto a la legalidad internacional y la de la ley del más fuerte; o, en definitiva, entre un futuro en paz y otro en carrera armamentística, en permanente tensión y, quién sabe si eventualmente en escalada nuclear".

"Tengo fe en que al final triunfarán nuestros valores de democracia y de sostenibilidad pero si hasta hace unos años pensábamos que, tras las dos guerras mundiales del siglo pasado, el desmoronamiento de la Unión Soviética y la aparente tendencia hacia la occidentalización de China, el mundo avanzaba firme y consistente hacia la globalización de nuestros valores, hoy podemos constatar que existe un bloque internacional poderoso que se opone frontalmente a esa tendencia y que, si queremos seguir avanzando, necesitaremos doblar nuestro esfuerzo, nuestro compromiso y nuestra convicción", ha afirmado.

"Y las empresas -ha agregado- vamos a tener que posicionarnos igualmente en este proceso, decidiendo de qué lado estamos". "Se acabó la ambigüedad: las empresas tenemos un papel esencial en la sociedad, y, o somos parte de la solución o somos parte del problema. O somos un instrumento de transformación o somos un obstáculo", ha remachado.

"Acabamos de salir, si es que hemos salido, de la terrible crisis del Covid y no hace mucho, siete u ocho años antes, aún sufríamos una de las mayores crisis económicas de la historia reciente; qué duda cabe que esta última década ha sido una de gran incertidumbre", ha lamentado Entrecanales. Así, ha dicho, "el efecto colateral de esta concatenación de crisis está siendo la pérdida de atención social y política hacia la otra gran crisis que subyace y cuyos efectos, de no atajarse a tiempo, serán incomparablemente más graves que los de cualquiera de las anteriores". Se ha referido así la crisis climática, a la que reiteradamente alude año a tras año en las juntas de accionistas de Acciona.

Un 57% más de emisiones

"Estamos ante una catástrofe medioambiental sin precedentes, y no parece que estemos ni cerca de atajarla con la suficiente rapidez", ha alertado. En este sentido, ha recordado que en 1992, año en el que tuvo lugar el primer acuerdo climático global durante la Cumbre de la Tierra de Río de Janeiro – y que posteriormente dio lugar al Protocolo de Kioto – el volumen de emisiones de gases de efecto invernadero global era de 35 gigatoneladas año. Treinta años después, en 2022, "lejos de haber avanzado en los objetivos de la Cumbre de Río o el Protocolo de Kioto, se estima que el mundo emitirá 55 gigatoneladas", lo que representa un 57% más.

Sobre el negocio de infraestructuras, Entrecanales ha indicado que en esta área, "como en casi todas nuestras actividades industriales, estamos sufriendo graves tensiones en las cadenas de suministro, con escasez y subida de precios de materias primas".

Y en relación al área de movilidad eléctrica, ha hecho hincapié en que "este sector va a sufrir una profunda transformación con la consolidación y entrada de nuevas tecnologías, que irán cambiando la forma en que nos movemos en el entorno urbano". Por ello, "estamos invirtiendo en varios vectores". Por un lado, "estamos desplegando una ambiciosa red de cargadores urbanos e interurbanos en España, con la intención de extenderla a Europa y Latinoamérica a futuro", ha avanzado. Por otro, Silence, líder europeo en la fabricación de motocicletas eléctricas, "está desarrollando un vehículo eléctrico urbano, que esperamos resulte rupturista tanto por su batería extraíble e intercambiable, como por su precio extremadamente competitivo".

"Si las dificultades de suministro de piezas y problemas logísticos no lo impiden, esperamos estar en el mercado antes de fin de año", ha señalado. Además, ha destacado "el proyecto Silence nos permitirá disponer de un gran número de baterías en segunda vida que se podrían usar para almacenamiento energético de la generación renovable".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.