Industria

La Comunidad de Madrid distingue al empresario González Soler con la Encomienda de la Orden del 2 de mayo

  • El Grupo Alibérico cuenta con 35 empresas que lideran los productos semitransformados de aluminio
  • La compañía construye dos nuevas fábricas en estos momentos
Clemente González Soler, presidente de Alibérico

La Comunidad de Madrid entregará la Encomienda de la Orden del 2 de mayo al empresario Clemente González Soler, la soprano Ainhoa Arteta, el cantante Nacho Cano, el neurobiólogo Rafael Yuste, la presidenta de la Real Academia de la Historia Carmen Iglesias así como a los expresidentes de la Comunidad, Cristina Cifuentes y Ángel Garrido y a todos los niños de la región por su esfuerzo durante la pandemia en el tradicional acto en la Puerta del Sol.

El Gobierno autonómico distingue así la labor empresarial de Clemente González Soler que atesora ya 50 años de experiencia en el sector del aluminio donde es mundialmente reconocido por su capacidad para crear equipos así como por el potencial tecnológico de sus compañías.

A lo largo de su larga trayectoria profesional, el empresario ha logrado conformar el grupo Alibérico, primer grupo privado familiar español y europeo fabricante de productos semitransformados de aluminio. Actualmente, forman parte de la compañía un total de 35 empresas y 17 fábricas distribuidas en 4 continentes que cuentan con 1.200 empleados y comercializan sus productos en más de 80 países en los 5 continentes.

Alibérico opera con productos de aluminio tecnológicamente muy avanzados y con marcas Premium reconocidas como líderes a nivel mundial en los sectores de envase y embalaje, edificación, tratamiento de superficies, transporte, industria y energías renovables.

El directivo gallego atesora también un buen número de reconocimientos a lo largo de su carrera pero quizás el que más valora es el de sus empleados con los que mantiene una relación cercana y sobre los que asegura pivota todo el éxito empresarial de la compañía y la capacidad de aunar valores y objetivos.

En estos momentos de dificultades económicas, el presidente de Alibérico sigue confiando en España y está construyendo dos nuevas fábricas para su grupo que se unen al incremento de plantilla que ha llevado a cabo en su planta de Linares.

Desde hace seis años, González Soler da una clase de seis horas de duración para la apertura de la Escuela de Empresarios Edem en la que se destaca en las valoraciones finales que cada año hacen sus alumnos como una de las personas que enseña y aprende cada día.

El empresario destaca por su voluntad de acero, por su capacidad de crear futuro así como por sus dotes de gestión.

Su vinculación con la Comunidad de Madrid, además, viene de lejos. González Soler estudió ingeniería en la capital y se estableció posteriormente en Madrid cuando abandonó Inespal para iniciar su propia compañía.

El empresario fue presidente de la Asociación de Empresas Familiares de Madrid (Adefam) entre 2009 y 2014. González Soler asumió también entre 2016 y 2020 la presidencia de Ifema, donde tuvo que afrontar la organización en apenas un mes de la COP 25 en Madrid, así como la creación del hospital para luchar contra el covid. Durante su mandato, la feria logró duplicar sus ingresos y dar los pasos necesarios para consolidarse como una de las principales ferias europeas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin