Industria

Porcelanosa absorbe Venis, que fabrica su segunda marca cerámica

  • Mantendrá la marca comercial de Venis para parte de su catálogo
  • El grupo asegura que no afecta a la plantilla ni al accionariado
Valencia

El grupo cerámico y de equipamiento del hogar Porcelanosa integra sus dos mayores empresas siguiendo con su proceso de reorganización para optimizar su estructura y asegura que la medida no afectará al empleo.

Los socios del gigante cerámico Porcelanosa, las familias Soriano y Colonques, dan un paso más en la reestructuración societaria de su conglomerado empresarial, que suma un volumen de negocio anual de 850 millones de euros. Tras crear el año pasado la sociedad hólding Porcelanosa Corporación, que asumió la propiedad de sus principales compañías, ahora han iniciado el proceso para fusionar sus dos mayores sociedades dedicadas a la fabricación y comercialización cerámica, Porcelanosa y Venis.

Con esta operación, la empresa que dio origen al grupo, Porcelanosa, absorberá a su hermana pequeña, que se creó en 1986 y funcionaba desde entonces con su propia estructura independiente de producción, diseño y ventas. De hecho, las dos sociedades gestionan fábricas de pavimento y revestimiento cerámico prácticamente gemelas y separadas por apenas unos metros en Vila-real (Castellón).

Pese a la desaparición de Venis como sociedad, el grupo de equipamiento del hogar mantendrá esa marca para una parte de su catálogo cerámico.

Según la firma castellonense, la integración de ambas empresas busca "potenciar las actuales sinergias comunes" y facilitar "una mayor eficiencia en la fabricación, la eficacia en la gestión y la simplificación de los procesos de venta".

Las dos empresas de fabricación sumaron un volumen de negocio de 295 millones de euros en 2019, con un beneficio neto agregado de 13,5 millones. Un resultado que supuso un recorte del 51% en su rentabilidad respecto a 2019. Precisamente ese descenso, sumado a las fuertes inversiones que tiene en marcha y el efecto que la pandemia está teniendo en los márgenes de la industria cerámica, explican que las familias Soriano y Colonques hayan optado por esta medida.

Además de buscar una optimización con la unificación de sus procesos Porcelanosa asegura que esta fusión también le permitirá destinar más recursos a innovación. Según fuentes de la compañía, la integración no supone ningún cambio en la composición accionarial ni tampoco afectará a la plantilla actual de ambas firmas. Las dos sociedades cuentan con algo más de 1.500 trabajadores, de los cerca de 5.000 que el grupo tiene en todo el mundo y que incluye sus 400 puntos de venta propios.

Aunque la cerámica es la principal actividad del conglomerado controlado por las familias Soriano y Colonques, también está presente en sectores como los revestimientos sintéticos con Krion, el mobiliario de cocina y baño con Gamadecor, la grifería con Noken, los materiales técnicos con Butech y una firma especializada en proyectos a medida, Urbatek.

Competencia con Pamesa

En las últimas cuatro décadas Porcelanosa ha sido líder indiscutible en el sector azulejero español gracias al valor de una marca que le ha permitido vender a precios impensables para la mayoría de rivales. Sin embargo, el fuerte crecimiento de Pamesa de Fernando Roig ha cambiado ese panorama. Con una estrategia basada en el tamaño, remató su ascenso con la compra del 50% de Argenta. Con ella, las empresas controladas por Roig rozan los 1.000 millones y superan al grupo de las familias Soriano y Colonques.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin