Indicadores EEUU

La Fed mantiene los tipos de interés y suaviza el discurso sobre futuras alzas

  • No acelerará la subida de tipos por el enfriamiento de Estados Unidos
  • Se mantendrá alerta sobre el comportamiento de la economía mundial
  • Los tipos de interés se mantienen en un rango objetivo del 0,25% - 0,5%

Todas las miradas estaban puestas en la primera reunión del año del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal (FOMC, por sus siglas en inglés) y, como cabía esperar, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) no ha cambiado los tipos de interés, que se mantienen entre el 0,25% y el 0,5%.

La Fed ha suavizado el discurso de anteriores reuniones y ya señala que las subidas de tipos se harán de una forma "muy gradual". Además, en la nota de prensa publicada este miércoles por el organismo monetario, se destaca que esta decisión responde al enfriamiento de la economía estadounidense, a la "pérdida de tracción" de la primera economía mundial, aunque ha subrayado que pese a estas condiciones el mercado laboral ha continuando mejorando.

Por otro lado, la Fed advierte de que se mantendrá "alerta" y "ojo avizor" sobre el futuro comportamiento de la economía mundial, haciendo referencia de forma velada a los problemas por los que atraviesa la economía china.

En el comunicado al cierre de su reunión de dos días sobre política monetaria, la Fed destacó, además, que espera que "la inflación se mantenga baja en el corto plazo, en parte debido a mayores descensos en los precios de la energía", y lejos aún del objetivo del 2% a medio plazo marcado.

El organismo dirigido por Janet Yellen evitó dar referencias concretas a la reciente volatilidad registrada en los mercados tanto en EE.UU. como en China, aunque indicó que "está vigilando de cerca los acontecimientos económicos y financieros globales".

Esta no solo ha sido la primera reunión de este 2016, sino que también ha sido la primera después de que la máxima autoridad monetaria de EEUU subiera los tipos en la reunión de diciembre, después de una década sin movimientos de este tipo.

Y es que, el entorno no era el apropiado para la subida de un nuevo escalón de los tipos de interés. La fuerte volatilidad y las grandes caídas tanto en la renta variable de todo el mundo como en las commodities no propiciaban dicho aumento. Por su parte, el mercado ya interpretaba que la siguiente subida del precio del dinero se retrasaría hasta septiembre, cuando al cerrar 2015 las probabilidades apuntaban a que el alza se produciría en marzo.

La votación sobre el comunicado se saldó de manera unánime con 10 votos a favor y ninguno en contra.

Evaluación hacia sus objetivos

De cara a futuras subidas de tipos, la Fed ha reiterado que para determinar "el momento y tamaño de futuros ajustes", el comité evaluará los progresos, tanto logrados como previstos, para alcanzar sus objetivos de máximo empleo y una inflación del 2%.

Además, la institución ha indicado que ante la actual tasa de inflación el comité "observará cuidadosamente los progresos reales y esperados hacia su objetivo". "El comité espera que las condiciones económicas evolucionen de forma que garanticen sólo subidas graduales de tipos", ha afirmado.

Por otro lado, la Fed ha confirmado que seguirá reinvirtiendo los beneficios obtenidos al vencimiento de los valores adquiridos con anterioridad, lo que, en su opinión, debería mantener unas condiciones financieras acomodaticias.

Seguirá la caída de los emergentes

Sin embargo, desde UBS advierten de que un mensaje 'dovish' de la Fed "más allá de una reacción a corto plazo, sería consistente con mayores ventas en los mercados emergentes". Según explican desde el banco suizo, "esto no sería porque no gustase intrínsecamente un mensaje fuertemente 'dovish', sino porque este sería solo un síntoma de la causa real: un crecimiento significativamente débil en los Estados Unidos".

Algunas voces han advertido de que el timing de la Reserva Federal estadounidense a la hora de subir tipos no ha sido el correcto, aunque los indicadores 'macro' del país siguen siendo positivos, con la tasa de desempleo situada en el 5%. Y si bien Stanley Fischer, vicepresidente de la Fed, aseguró a principios de año que la Fed podría tener cuatro subidas de tipos "en la recámara" para este año, el mercado solo espera una.

¿Dará alas al rebote de la bolsa?

Y así, con la decisión de no subir los tipos, Janet Yellen ofrece un guiño implícito al mercado evidenciando que la presidenta de la Fed atiende los murmullos del parqué.

Desde que Yellen y sus chicos optasen por emprender la primera subida de tipos desde 2006 el pasado 16 de diciembre, el Standard & Poor's ha borrado alrededor de un 9,5% de su valor y el barril de crudo ha mantenido su caída en picado recortando su precio en un 16%. Condiciones que a ojos de los economistas de Morgan Stanley han ajustado las condiciones financieras a este lado del Atlántico, donde el comportamiento emula ya a una implementación de cuatro subidas de tipos adicionales.

A pie de parqué, los operadores consideran que cualquier mensaje que implique una demora en la subida de tipos estabilizará la renta variable. De todas formas, cuando se trata de las providencias de la Fed y las reacciones del mercado, es difícil atinar.

comentarios2WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 2

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

asdfd@asdfasd.com
A Favor
En Contra

menudo bofeton se esta dando el DOW JONES ha salido la Sra. Yellen dice que se han ralentizado las exportaciones con la subida de tipos, se venden menos Harley-Davidson y FORD MUSTANG a los horteras chinos.

jejeje.........

Puntuación -5
#1
Ahora no toca por la volatilidad?
A Favor
En Contra

Bueno, y cuándo el VIX estaba en 13 y la volatilidad era nula tampoco tocaba?, con un supuesto 5% de paro y la inflación subyacente casiben el 2% tampoco tocaba?, porque llevamos meses así... Señora si quiere regalar dinero al 0 o 0,5% a sus amigos dígalo abiertamente pero vete a tomar el pelo a t.p.m. sicaria de tus amigotes de Wall Street!!!

Puntuación 5
#2