Pymes y Emprendedores

Los autónomos piden a Escrivá incentivos para hacer aportaciones voluntarias a la Seguridad Social

  • La falta de incentivos eleva las contrataciones de planes de pensiones privados

En el marco de la ronda de consultas que está llevando a cabo el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, con los diferentes agentes sociales una de las demandas que pondrán encima de la mesa de cara a la futura reforma del RETA que se está cocinando en estos momentos es la posibilidad para los trabajadores de este colectivo de realizar aportaciones voluntarias a la Seguridad Social.

Si bien se trata de una de las demandas que ya han saltado a la palestra en anteriores ocasiones, la actual ronda con las entidades representantes de los trabajadores por cuenta propia llevará de la mano de UPTA esta reivindicación a la mesa de negociaciones para la próxima semana.

Tal y como apuntan fuentes del empleo autónomo a elEconomista se trata de un elemento que "puede suponer un impulso a los ingresos de la Seguridad Social" por un lado pero que además puede servir para fortalecer uno de los puntos débiles de este colectivo: el cobro de la pensión de jubilación.

¿Qué supone la aportación voluntaria?

En la situación actual, denuncian desde la asociación UPTA, son numerosos los trabajadores de este régimen que se ven forzados a contratar planes de pensiones privados a largo plazo para depositar sus ahorros con un cierto atractivo fiscal ante la imposibilidad de incrementar su paga de jubilación pública por la vía de las cotizaciones.

Si se incentivara la cotización extraordinaria -los autónomos defienden que se abra una ventana a finales de año, en cierre de ejercicio fiscal, con los beneficios netos ya depurados- se produciría un incremento de los ingresos de la Seguridad Social por esta vía y además se generaría mayor confianza de este colectivo en el sistema de modo que se incentivarían mayores niveles de aportación regular, más próximos a los ingresos reales de los autónomos.

"Desde UPTA trasladaremos la necesidad de diseñar un sistema de aportaciones voluntarias a la base de cotización elegida por el autónomo al final del ejercicio, con incentivos fiscales para conseguir un mayor esfuerzo contributivo de los autónomos, y que al final del año puedan realizar aportaciones adicionales a su cotización si sus situaciones financieras se lo permiten", apuntaba este viernes en una nota la organización de autónomos.

"También es necesario acometer cambios en materia de prevención de riesgos laborales. Desde hace un año el colectivo está cotizando por contingencias profesionales y es necesario desarrollar un plan de acciones preventivas que reduzcan las tasas de siniestralidad que sufren los trabajadores autónomos" añaden sobre las demandas que pondrán sobre la mesa en la ronda de conversaciones con el ministro Escrivá.

En este sentido, las aportaciones voluntarias permitirán que aquellos autónomos que hayan tenido un buen ejercicio se animen a realizar contribuciones extra para completar sus aportaciones del año. Y en igualdad de condiciones los autónomos preferirán aumentar su cotización a la Seguridad Social frente a los planes de pensiones privados, porque los primeros serían los únicos garantizados por el Estado, según explican los autónomos.

Menores pensiones

En este sentido, los trabajadores autónomos españoles tendrán más complicado el mantenimiento de su poder adquisitivo una vez salgan del mercado laboral. Es una de las advertencias que ha lanzado la OCDE en un extracto del informe Pensions at a Glance 2019 que elabora este organismo donde se apuntan los riesgos futuros en términos de suficiencia de la pensión para los empleados por cuenta propia como producto de las menores aportaciones realizada a la Seguridad Social y la falta de obligación en nuestro país de que estos contribuyan a un plan de pensiones. En suma, este colectivo solo obtendrá un 42% de la pensión que percibirá un asalariado de similares ingresos.

"En España, al igual que en Polonia y Turquía, los trabajadores autónomos sólo están obligados a cotizar un mínimo al régimen de asalariados. Los autónomos pueden elegir libremente la base de cotización siempre que sea superior a un umbral mínimo (42% del salario medio), sin relación alguna con los ingresos reales. A continuación, pagan la misma tasa de contribución total que se aplica a los empleados. Más del 70% de los trabajadores autónomos sólo pagan cotizaciones mínimas obligatorias a la pensión en España, y la subestimación de los ingresos parece ser generalizada", recuerda la institución.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin