Especial Tecnología y Startups

Fever lidera la digitalización de las experiencias de ocio

  • En cinco años ha cambiado el tiempo libre de millones de personas
  • Lo hace brindando a usuarios experiencias únicas y basadas en sus gustos
Foto: elEconomista.es

El concepto tiene casi 20 años y el paso de tiempo, si acaso, lo ha rejuvenecido. La economía de las experiencias, término acuñado en 1998 por Joseph Pine y James Gilmore, se ha convertido en un inmenso sector de oportunidad para las compañías que, como Fever, cuentan con la tecnología y el ingenio para desarrollarlo. Pero ¿en qué consiste?

La idea original tiene que ver con un cambio en la percepción de los consumidores o, más concretamente, en su enfoque: "De ahora en adelante -afirmaban Pine y Harris en un artículo de la Harvard Business Review de 1998-, las empresas innovadoras, sean sus clientes los consumidores u otros negocios, verán que la batalla futura por la competitividad se librará en la oferta de experiencias".

Y no hablamos solo de la experiencia del cliente. Según la consultora McKinsey, el gasto de los consumidores en experiencias crece a un ritmo cuatro veces superior que el desembolso en bienes. Los mileniales -grosso modo, los nacidos entre principios de los 80 y finales de los 90- dirigen esta tendencia, que, de continuar, hará del mercado de las experiencias basadas en la ubicación un negocio valuado en 12.000 millones de dólares en 2023.

A escala mundial, se estima que la economía de las experiencias es ya el tercer mayor gasto de los consumidores. Y es que la tecnología actual ha propiciado que los consumidores no sean meros clientes, sino también innovadores en busca de nuevas fórmulas para encontrar y consumir productos y servicios. Aquí es donde entra Fever.

¿Qué me recomiendas?

La start-up española lanzó su producto en 2014, y fue cofundada por Nacho Bachiller, Fran Hein y Alexandre Pérez. En cinco años ha revolucionado la forma en que las personas disfrutan del ocio en las grandes ciudades. En esencia, Fever emplea una sofisticada plataforma tecnológica para proporcionar recomendaciones de eventos personalizadas a cada uno de sus usuarios. Pero eso es solo el comienzo.

La joven compañía cuenta con tres palancas principales. Por un lado, un mercado de experiencias segmentado a las principales ciudades -Madrid, Barcelona, Londres, Nueva York, Los Ángeles, Chicago, París, Lisboa...-. Los usarios acceden a él a través la app de Fever y su sitio web para descubrir y adquirir planes en su ciudad. La start-up hace recomendaciones en función de los gustos y preferencias que los usuarios expresan en la aplicación, es decir, aprende en tiempo real.

La red de medios, que incluye la web Madrid Secreto, es otra pieza fundamental. Con una audiencia semanal de más de 18 millones -en Londres alcanza a más de la mitad de la población cada semana-, su Secret Media Network genera contenidos sobre ocio en redes sociales en las ciudades donde Fever tiene presencia.

La tercera pata son los Fever Originals, que tienen como cometido el diseño y la coproducción de experiencias únicas utilizando datos, generando grandes eventos puntuales y experiencias recurrentes de éxito para los usuarios. La gran acogida que han tenido estas experiencias se basa en el uso de información que permite predecir la demanda esperada de cada posible concepto. Estos eventos, llamados Fever Originals, siguen el modelo de Netflix, que es pionero en la utilización de datos para la creación de nuevos contenidos.

El escape room de La casa de papel, una coproducción entre Fever y Atresmedia que ha atraído a más de 100.000 usuarios es un buen ejemplo del éxito de esta estrategia. También destacan el festival de música Polar Sound de Baqueira, que comienza el día 20 y ha vendido más de 5.000 entradas, y la experiencia inmersiva de Alicia en el País de las Maravillas: tras convencer a más de 30.000 personas en Nueva York (Brooklyn), Los Ángeles (Holly-wood) y Londres (Notting Hill), acaba de lanzarse en Madrid y Barcelona.

Con este planteamiento Fever se ha consolidado como líder de su sector y convertido en uno de los principales prescriptores de experiencias de entretenimiento, incluyendo música, teatro, gastronomía, arte, cine y moda. Desde su oficina de Madrid la compañía está teniendo impacto en la vida de millones de personas por el mundo.

Accionistas de referencia

El éxito durante estos cinco años es palpable. Fever ha consolidado un modelo de negocio único que la ha permitido mantener un crecimiento autofinanciado en Nueva York, Londres y Madrid, ciudades en las que alcanzó el punto de equilibrio en 2017, con tasas de crecimiento superiores al 100% anual. Hoy cuenta con un equipo de más de 220 personas: 120 en su nueva sede madrileña cercana al Congreso de los Diputados y otras 100 distribuidas entre Reino Unido, Francia, Portugal y Estados Unidos.

El pasado mes de junio, Fever cerró una ronda de financiación de 35 millones de dólares con Rakuten como principal inversor. La entrada de la compañía japonesa, líder en comercio electrónico, como inversor supone un partnership estratégico y certifica la apuesta de Rakuten por este sector, tras las inversiones realizadas en empresas emergentes de movilidad -como la estadounidense Lyft o la dubaití Careem- y finanzas tecnológicas para ofrecer a sus clientes la experiencia como valor diferencial a través de la expansión de su programa de fidelidad.

Fever cuenta también con la confianza de empresas referentes, como Atresmedia, Accel y Labtech. Con estos apoyos y un modelo de negocio único en plena consolidación, Fever ya trabaja en afianzar su expansión internacional. Se espera que en los próximos meses más ciudades de Europa y Estados Unidos se sumen a la plataforma de experiencias de ocio.

WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin