Energía

Hacienda lanza una macro inspección en 400 gasolineras para luchar contra el fraude del diésel

  • Pide a las estaciones de servicio con los precios más bajos sus suministradores para detectar empresas pantalla
  • Alerta a los propietarios de las nuevas prohibiciones existentes desde el pasado 28 de marzo
María Jesús Montero, ministra de Hacienda

La Agencia Tributaria se lanza a por el fraude del diésel en las estaciones de servicio. El Área de inspección se ha personado en más de 400 gasolineras dentro de la llamada 'Operación Fuel' para tratar de obtener información sobre este presunto fraude del IVA que afectaría al 3,6% de la red total en España o alrededor del 8% si se excluyen las grandes petroleras.

Durante la actuación, llevada a cabo entre los pasados lunes y martes, se ha solicitado a las estaciones de servicio, que venían vendiendo el combustible a precios anormalmente bajos, datos de sus proveedores y precios de suministro, además de advertir a las gasolineras de las responsabilidades en que podrían incurrir al comprar el producto a otros minoristas, un extremo que está prohibido desde el pasado 28 de marzo.

Los inspectores han solicitado datos en tiempo real de los proveedores con el objeto de detectar posibles sociedades instrumentales que puedan formar parte de entramados de fraude de IVA. También se solicita información sobre el lugar de procedencia del producto, justificantes y precios de suministro, así como medios de cobro al consumidor final. Una vez recibida la información solicitada, la Agencia continuará con las investigaciones pertinentes.

Los inspectores han recordado además la responsabilidad subsidiaria del adquirente en estos casos.

La reciente modificación de la legislación de hidrocarburos prohíbe desde el 28 de marzo pasado que los operadores al por mayor puedan vender a empresas que no sean otros mayoristas, o bien distribuidores de carburante al consumo, y también que los distribuidores minoristas vendan a otros minoristas o a mayoristas. Con ello se pretende evitar en gran medida la utilización de comercializadoras o intermediarios en la materialización y ocultación del fraude de IVA en el sector, que además del perjuicio evidente que supone para la Hacienda pública, implica una reducción de precios artificial e introduce competencia desleal en el sector.

La experiencia de operaciones realizadas con anterioridad pone de manifiesto que la personación de la Administración en los locales o domicilios donde se realiza la actividad económica, o donde se lleva a cabo la gestión del negocio, permite una lucha más efectiva contra los incumplimientos susceptibles de regularización. La personación en las empresas, se configura, por tanto, como un elemento esencial en el control del fraude complejo, especialmente en aquellos ámbitos de difícil comprobación, como las redes organizadas de defraudación en el ámbito de la compraventa de hidrocarburos.

El fraude de IVA en el sector de hidrocarburos se ha canalizado desde hace años a través de tramas de defraudación que, aplicando en parte el resultado del fraude a una bajada importante del precio de venta al público, consiguen incrementar notablemente sus ventas.

En los últimos tiempos, coincidiendo con subidas considerables de los precios de los carburantes por la situación de los mercados, este efecto se ha incrementado por la interposición en la compraventa de combustible de entidades instrumentales que no ingresan el IVA correspondiente.

Al igual que en años anteriores, las Directrices del Plan de Control de la AEAT para 2024 subrayan la importancia del control de todos los sujetos intervinientes en la cadena de distribución de los hidrocarburos hasta su distribución minorista, incluyendo el control del fraude al IVA, y las tramas activas de defraudación. En los últimos años, la Agencia Tributaria ha desarticulado numerosas tramas de fraude de IVA en el sector y mantiene abiertas varias investigaciones en esa misma línea.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud