Energía

Repsol acusa a Iberdrola de intentar limitar la competencia en electricidad

  • Reta a la vicepresidenta Ribera a que se pronuncie sobre si quiere industria o cerrar las refinerías
  • Asegura que la eléctrica está acostumbrada a moverse con el BOE
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha indicado que la demanda de Iberdrola por 'ecopostureo' (greenwashing) es un intento por limitar la competencia que la petrolera está introduciendo en el sector eléctrico. Para Imaz, la demanda es "carente de fundamento jurídico" por lo que añade que "demuestra que están nerviosos".

"Parece que lo que realmente les preocupa es que nuestros clientes se beneficien de los servicios, de productos, y descuentos y accedan a una oferta multienergía que satisface cualquier necesidad en el hogar y en el transporte" indica el consejero delegado de la petrolera en alusión a la oferta de descuentos en carburantes que plantean a los clientes por la contratación de luz y gas. Imaz se ha marcado como objetivo en su próximo plan estratégico incrementar en dos millones los clientes de electricidad de la compañía, lo que supondría una auténtica revolución para un sector que ha vuelto a incrementar el peso de las grandes distribuidoras en el negocio de comercialización en los últimos años.

Para el ejecutivo de la multienergética, "tampoco le va a distraer una demanda judicial de una empresa que no está acostumbrada a competir en un mercado abierto, sino más bien está acostumbrada a moverse en entornos regulados que dependen del Boletín Oficial del Estado".
El máximo dirigente de la primera petrolera española aprovechó su intervención para referirse a la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, a la que le lanzó varias preguntas después de las polémicas declaraciones en las que le acusaba de "negacionista y retardista".

"De forma sincera y directa me atrevo a preguntar. ¿Queremos industria? ¿La queremos? ¿Si o no? Yo le preguntaría a la vicepresidenta y ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera. ¿Queremos industria, ministra Ribera?" indicó Imaz que añadió que "la alternativa a este planteamiento es cerrar las refinerías".

"Ministra, ¿quiere que cerremos las refinerías, que dan empleo, solo en el caso de Repsol en España, a 28.000 personas, incluido empleos directos, indirectos e inducidos? ¿Es esto lo que queremos como sociedad? ¿Es lo que queremos para nuestros jóvenes? ¿O queremos una industria fuerte en España?, inquirió el directivo.

Imaz indicó que el crecimiento y la competitividad de la industria deben ser un objetivo de país que nos implique a todos. Porque la industria genera innovación, genera tecnología, es la que genera empleos estables, de calidad y bien pagados, que es lo que necesita nuestra sociedad.. Garantizar oportunidades a nuestros jóvenes para que puedan tener un futuro como el de sus padres o incluso un futuro mejor que el de sus padres pasa necesariamente por un claro proyecto industrial.

"En Repsol estamos invirtiendo intensamente en generación renovable, en combustibles renovables, en diésel renovable, en queroseno renovable, en hidrógeno renovable y en la valorización y utilización de residuos urbanos, agrícolas, ganaderos que son un problema y los estamos convirtiendo en una oportunidad energética. Estamos invirtiendo en todas las soluciones que suponen un avance en la transición energética".

Imaz incluso aprovechó para enviar un mensaje "me atrevería a decir que el esfuerzo de descarbonizar es tan enorme que no podemos permitirnos el lujo de despreciar ninguna de las tecnologías. Las necesitamos a todas".

Hoy se celebra en Bruselas una reunión clave para impulsar el desarrollo de la tecnología nuclear en Europa.

Imaz concluyó que la apuesta de Repsol es "sin cortinas de humo, sin ideología. Con tecnología, con visión estratégica y con la máxima ambición".

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud