Energía

El recibo de la luz se encarece en 9 euros por los vertidos de energía renovable

  • Extremadura, Aragón y Galicia acumulan los problemas de 'curtailments', cuyo coste asciende ya a 2.000 millones
Una torre eléctrica

España sigue incrementando la cantidad de energía renovable que desperdicia por la falta de capacidad de las redes o la ausencia de demanda. Con este aumento de los vertidos de red, que amenaza los modelos económicos de los inversores y, por ende, el crecimiento del sector de energías renovables, la consultora Aurora Energy Research, proveedor global de análisis críticos, vuelve a poner sobre la mesa el impacto económico que tienen ya los llamados 'curtailments'.

El último análisis de Aurora, revelado en el cuarto trimestre de 2023, muestra una imagen sombría: más de 1 TWh de renovables fueron recortados sin compensación durante los años 2022 y 2023. La situación muestra una tendencia al alza en 2023 y desvela que estas pérdidas representaron más del 1% del total de la producción renovable anualmente, con cifras en algunas provincias que superan el 10%.

Los operadores de redes consideran que hasta un 5% de vertidos es un margen asumible, esto implica que aunque en el nivel general el ratio se cumple, en lo que respecta a el análisis concreto por provincias estaría mostrando las debilidades de esta red y poniendo en un importante riesgo financiero a estas instalaciones.

Provincias afectadas

Los vertidos de red están afectando desproporcionadamente a los proyectos con sistemas fotovoltaicos solares siendo algunos de los más afectados las plantas situadas en provincias de Cáceres y Badajoz. Estas regiones, marcadas por su demanda relativamente baja pero con una potencia instalada solar en rápido aumento, son particularmente vulnerables. Por otro lado, los parques eólicos enfrentan mayores desafíos en áreas como Zaragoza y A Coruña, conocidas por su elevado recurso eólico.

El coste financiero de estos vertidos es elevado, con el coste de gestión de la red superando los 2.000 millones en 2023, aumentando 13 veces en comparación con el 2019. Esta escalada añade 9 euros por megavatio-hora a las facturas de electricidad de los consumidores españoles, posicionándolo como un desafío crítico para la transición energética.

Los costes han aumentado en los últimos años, alcanzando 840 millones en 2021, 530 millones en 2020 y 250 millones en 2019.

Alexandre Danthine, Líder de Investigación, Aurora, asegura que: "El creciente desafío de los vertidos de red no compensado está emergiendo como un obstáculo significativo para los desarrolladores de energía renovable, y con ello, de las ambiciones de descarbonización del mercado eléctrico. Para navegar este panorama en evolución, es crucial invertir en nueva infraestructura, posicionar estratégicamente nueva demanda y nueva flexibilidad, y fomentar la transparencia de información con respecto a esta preocupación."

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud