Energía

Mañueco se desmarca de Vox y descarta pedir la reapertura de la central nuclear de Garoña

  • El portavoz del Gobierno asegura que es una iniciativa que corresponde a las empresas propietarias
Central nuclear de Santa María de Garoña
Valladolidicon-related

La Junta de Castilla y León no pedirá la reapertura de la central de Garoña para amortiguar la crisis energética, postulado que ha defendido durante los últimos días Vox, uno de los dos socios de Gobierno.

El portavoz del Ejecutivo regional, Carlos Fernández Carriedo, ha defendido la necesidad de prorrogar la vida de las centrales nucleares "en vigor" ante la situación de crisis energética pero ha rechazado que vaya a solicitar la reapertura de la central burgalesa, inactiva desde hace 10 años, como ha defendido el vicepresidente de la Junta, Juan García-Gallardo, de Vox durante los últimos días.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, ha recordado que el planteamiento de la Junta es apostar por prorrogar vida útil centrales nucleares y establecer mecanismos para que se hagan inversiones que permitan extenderla, algo que ya se ha anunciado en 16 de los 17 países europeos afectados, por lo que ha animado al Gobierno central a que considere esta opción, incluida en el documento enviado a Pedro Sánchez.

El consejero portavoz, quien ha aclarado que se refieren a las centrales en vigor, ha incidido en que la posible reapertura de una central o una térmica, dado que también se apuesta por el carbón y sería viable que se pusiesen en marcha centrales que muy recientemente han cesado la actividad, lo tienen que decir sus propietarios.

Así, ha reiterado que en el caso del carbón puede pensarse en una reapertura, pero en el caso de nucleares piden que se "prolongue" y aún así ha recordado que tendrían que recorrer el trámite administrativo correspondiente, también ante el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y a la Junta no le corresponde hacer de promotor, invertir o plantear un proyecto y, si los propietarios lo decidieran, tendría que seguirse un cauce y la Junta participará en la medida en la que tenga que hacerlo.

"Si los propietarios de una instalación deciden relizar inversiones para cumplir la normativa tienen posibilidad y pueden seguir los trámites", ha insistido Fernández Carriedo, quien ha reiterado que tienen que hacerlo los propietarios, a quienes habría que preguntar y no a la Junta, según recoge Europa Press.

Sin embargo, cree que es "más urgente" que no se cierre ninguna de las centrales que están funcionando y cuya vida actualmente el Gobierno central no tiene intención de prolongar, lo que sería una excepción comparado con lo que han hecho otros países, dado que ahora lo que se necesita no es sólo "mantener" la capacidad de generación eléctrica sino, "si es posible", incrementarla.

Más viable el carbón

En el caso del carbón cree que técnicamente quizá sea más viable volver a poner en marcha centrales y suministrar de nuevo a la red porque han dejado de funcionar hace apenas unos meses, aunque ha expresado sus dudas de que en Castilla y León se pueda hacer, dado que algunas incluso ya se han desmantelado, pero en otros casos sí podría plantearse. De hecho, ha asegurado que ninguna empresa en la Comunidad se ha puesto en contacto con la Junta a este respecto.

Por ello, Carriedo ha recordado que la sugerencia que han hecho al Gobierno para el establecimiento de medidas energéticas que se basa en cuatro ejes y 18 medidas se contempla la cuestión del carbón, que podría ser útil como algo complementario y producir "temporalmente" sin perjuicio de seguir hacia una economía "limpia y sostenible", pero asegurando el suministro.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud