Energía

Gazprom apaga la 'euforia' sobre la reapertura del Nord Stream: no le consta la entrega de la turbina

  • La turbina enviada desde Canadá vuelve a ser el foco de todas las dudas
  • Gazprom solicita a Siemens los documentos de entrega de la turbina
  • Canadá la entregó directamente a los operadores alemanes, no a Rusia
Gazprom. Foto: EP

Jarro de agua fría para la Unión Europea. Las esperanzas que pudieron revivir ayer en torno a la posibilidad de que el Nord Stream 1 reabra este jueves se disipan y, de nuevo, por una cuestión relacionada con la turbina que fue enviada a Canadá para su reparación y retenida en ese país como parte de las sanciones a Rusia.

Cuando parecía que Rusia ya no podría utilizar de excusa dicha turbina ante la confirmación de la entrega desde Canadá, la gasista estatal rusa Gazprom ha asegurado que a día de hoy no le consta oficialmente la entrega por parte de Siemens (empresa que reparó la pieza en el país americano) de la turbina de gas para la estación de compresión de Portovaya. 

La presidenta de la Comisión Europea (CE), Ursula von der Leyen, ha asegurado hoy mismo que el componente está ya en tránsito de vuelta y "llegará a tiempo" para que se reanude el funcionamiento de esta tubería que conecta a Rusia con Alemania a través del mar Báltico: "No hay excusa para no suministrar el gas", ha asegurado en una rueda de prensa.

Desde Gazprom recuerdan que la turbina es fundamental para la "operación segura" del Nord Stream 1. La pieza, clave para el transporte de gas desde Rusia, estuvo retenida en Montreal durante meses como parte de las sanciones a Rusia por la guerra en Ucrania pero la semana pasada, las autoridades canadienses confirmaron la entrega y aliviaron en cierta medida en parte a la Comisión Europea, que en un comunicado señalaba que "con la devolución de esta pieza se elimina una de las excusas que Rusia ha usado para reducir el suministro de gas".

Pero el mensaje de hoy vuelve a alimentar las dudas sobre qué pasará mañana después de que ayer, fuentes próximas a la compañía rusa dieran prácticamente por seguro que el gaseoducto reabriría el día previsto: "Gazprom aún no ha recibido ningún documento oficial de Siemens para suministrar un motor de turbina de gas para Portovaya CS bajo las sanciones de Canadá y la UE", ha indicado Gazprom, que ha vuelto a solicitar a Siemens que proporcione dichos documentos.

Canadá cambió el plan y la entregó directamente a operarios alemanes, no a Rusia

Tras confirmar el envío a principios de julio, las autoridades canadienses precisaron que la pieza, reacondicionada en una planta de Siemens en Montreal, sería entregada a operarios alemanes y no directamente a Rusia, como se planeó originalmente. 

Según la gasista rusa, la devolución de la turbina y la posterior revisión de otros motores para la estación compresora de Portovaya "afectan directamente la operación segura del gasoducto Nord Stream".

Gazprom anunció hace un mes que reduciría un 40% el suministro que enviaba a través del gasoducto como consecuencia de los retrasos en los arreglos de varios equipos por parte de la firma alemana Siemens.

Además, el presidente ruso, Vladimir Putin, recordó ayer que una turbina menos recorta a la mitad el flujo recibido: si Rusia no recupera la turbina, esta ruta se podrá utilizar para bombear sólo 30 millones de metros cúbicos de gas diarios en lugar de los 60 millones para los que tiene capacidad con dos, indicó.

Este jueves 21 de julio acaba el plazo estimado para las labores de mantenimiento que se están llevando a cabo en el Nord Stream desde el 11 de julio. Desde el principio, Europa -especialmente Alemania- ha dudado de si Rusia utilizaría esta revisión para cerrarlo permanentemente en una represalia del Kremlin contra los 'castigos' por Ucrania.

De confirmarse el bloqueo, Europa recibiría un golpe importante en su plan por abastecerse de cara al invierno. La semana pasada algunos analistas pronosticaban que el corte daría al traste con el plan europeo de llenar las reservas de combustible al 80% para final de verano.

La Comisión Europea se ha puesto en el peor escenario y ha presentado un protocolo para un corte total del suministro ruso que pasaría por la reducción obligatoria del 15% del consumo en los Estados miembro, con la repercusión correspondiente en los hogares.

Para suplir las carencias, el propio Putin ha propuesto abrir el Nord Stream 2, suspendido por Alemania al comienzo del asedio ruso a Ucrania. "Tenemos otra ruta preparada: es el Nord Stream 2. Se puede poner en marcha", declaró Putin en un nuevo desafío a Europa en medio de la crisis energética.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud