Energía

El fondo Ben Oldman y el BEI se unen para movilizar 200 millones para renovables en España y Portugal

  • La intención es que tres promotores puedan dar el salto a la construcción de proyectos

El fondo Ben Oldman y el BEI se han unido para movilizar 200 millones en financiación a proyectos medianos de renovables en España y Portugal. Para lograrlo, la entidad financiera europea destinará 100 millones y el fondo aportará una cantidad similar para desarrollar cerca de 430 MW.

El BEI actuará como prestamista principal del fondo que prestará estas cantidades como créditos puente a los beneficiarios finales en forma de deuda senior, normalmente a través de sociedades de proyecto (SPV) creadas para la ejecución de los proyectos.

De este modo, el Banco proporcionará préstamos unitranche a proyectos solares fotovoltaicos y eólicos terrestres en España y Portugal, entre 2021 y 2024, que  no necesitarán tener contratos de venta de energía para recibir el crédito, que combina dos tramos de financiación (senior y junior) en un solo préstamo.

La mayoría del programa de inversiones se ubicará en regiones "en transición" y "menos desarrolladas", beneficiarias de la política de cohesión de la UE (80%) y su realización completa contribuirán a crear 720 puestos de trabajo durante su fase de implementación, fomentando la recuperación económica de estas regiones, muy afectadas por la pandemia del COVID-19.

Estos préstamos puente serán financiados a partes iguales (50:50) por los bonos junior suscritos por los inversores (hasta 100 millones de euros) y por el préstamo senior aportado por el BEI (hasta 100 millones de euros).

El accionista del fondo de inversión reservado será Ben Oldman, que también suscribirá parte de los bonos junior. El objetivo del acuerdo es originar en los próximos tres años 200 millones de euros en 6 a 10 préstamos unitranche a un mínimo de tres promotores beneficiarios.

El vicepresidente del BEI, Ricardo Mourinho Félix, ha asegurado: "Como Banco del clima de la UE, el BEI mantiene su compromiso con la recuperación verde en Europa, apoyando en la construcción de infraestructuras sostenibles e impulsando, al mismo tiempo, la generación de empleo. España y Portugal son mercados con un enorme potencial para las energías renovables y desde el Banco de la Unión Europea, nos complace prestar todo nuestro apoyo a las inversiones necesarias para cumplir los objetivos de generación energía renovable y de descarbonizacion de la economía".

El fundador de Ben Oldman, Isaac Benzaquen, señala que "uno de los focos esenciales de actuación de Ben Oldman continúa siendo la financiación puente en sectores donde existe una necesidad clara de capital transitorio. En este caso concreto, este nuevo programa de financiación puente en conjunto con el BEI, ofrece una solución innovadora y necesaria para promover el desarrollo de las energías verdes en España y Portugal"

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud