Energía

Fracaso climático: el consumo de carbón para electricidad bate su máximo histórico en 2021

  • La demanda podría marcar nuevos máximos durante los próximos dos años
  • La Agencia pide una acción política rápida y firme

La Agencia Internacional de la Energía asegura que la cantidad de electricidad generada con carbón creció un 9% en 2021 hasta alcanzar un nuevo récord.

El uso del carbón había caído en 2019 y 2020 -aunque menos de lo que se esperaba- pero la rápida recuperación económica del año pasado hizo que la demanda de electricidad aumentara mucho más rápido que los suministros bajos en carbono podían mantener. La fuerte subida de los precios del gas natural también aumentó la demanda de carbón al hacerla más competitiva en cuanto a costes.

India y China, que entre ambas representan dos tercios de la demanda mundial, representaron los mayores incrementos de demanda pese a que ambos países desplegaron grandes cantidades de energía renovable. Estas dos economías, dependientes del carbón y con una población combinada de casi 3.000 millones de personas, serán la clave de la futura demanda de carbón.

La Agencia Internacional de la Energía asegura que "Dependiendo de los patrones climáticos y del crecimiento económico, la demanda mundial de carbón podría alcanzar nuevos máximos históricos tan pronto como este año y mantenerse en ese nivel durante los dos años siguientes, lo que subraya la necesidad de una acción política rápida y firme".

La Agencia también examina la montaña rusa en la que se encuentran los precios del carbón desde hace dos años.

comentarios6WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.

plenilunio
A Favor
En Contra

Y después los politicuchos uropeos de Alemania, Expaña y Austria cogiéndosela con papel de fumar... y obligando a sus eléctricas a cerrar nucleares y plantas de carbón a la vez que encarecen el suministro energético a su ciudadanía y castigan su actividad económica con una fortísima inflación en sus costes productivos.

Torpes.

Puntuación 18
#1
Al 1
A Favor
En Contra

No te equivoques, Alemania pide que se cierre el carbón pero lo hace con cabeza, poco a poco. El mes pasado usaron el carbón para generar un 30% de su energía, que no es poca. Se acerca al 100% de la española.

Los payasos somos nosotros que ya la hemos bajado al 0.

Hasta hemos derruido las centrales térmicas para que la derecha no pueda ponerlas en marcha.

Cosas de la izquierda española.

Por cierto, desde que Pedro Sánchez llegó a presidente hemos cerrado 12 plantas hidroeléctricas.

Resulta que las presas franquistas también son antiecológicas.

Hala, a disfrutar de lo votado

Puntuación 18
#2
Pereza
A Favor
En Contra

Menudo circo, y los europeos haciendo el primo con entusiasmo......

Puntuación 12
#3
WIN, WIN
A Favor
En Contra

para ver videos pornos, la velocidad muy bien jijiji

para consultar mapa de google, la velocidad muy lenta jijiji



En fin, jiji

Puntuación -5
#4
Enrique
A Favor
En Contra

Porque no dejan ya de engañar al personal.Volvemos al carbón porque el petroleo y el gas se acaban.Todo lo del clima es una cortina para tapar la cruda realidad.Cada dia hay menos petroleo y ya escasea el gas.....

Puntuación 1
#5
Usuario validado en elEconomista.es
gc1258
A Favor
En Contra

La paprrucha del cambio climático es la excusa de la izquierda radical para acabar con el capitalismo liberal. Llevandonos a la pobreza energética y económica esperan fomentar la revuelta que les permita hacerse con el poder.

Puntuación 2
#6